Cuándo el Autorretenedor no debe autorretenerse?

  • Publicado: agosto 29, 2005
  • Última Actualización: marzo 31, 2009
close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

¿En qué casos una persona jurídica autorizada para actuar como “autorretenedora” del impuesto de renta no debe autorretenerse?

Una vez que la DIAN concede autorización a una persona jurídica para que actúe como “autorretenedora” del impuesto sobre la renta (figura autorizada desde la vigencia del DR 2509/85), dicha persona jurídica entra a responder por la retención en la fuente que hubiera sido practicada por sus clientes o demás entidades quienes al momento de hacerle pagos o abonos en cuenta debían haber actuado como agentes de retención. En otras palabras, es como si entrara a “reemplazar” las obligaciones de agente retenedor que tendrían esos terceros de quienes recibe los pagos.

Teniendo claro lo anterior, es importante precisar los casos en que una persona juridica autorretenedora, a pesar de estar percibiendo ingresos de terceros, no debe proceder a “autorretenerse” sobre los mismos. Se pueden citar cuatro casos distintos:

Caso 1. Por los ingresos provenientes de exportaciones:

En efecto, la persona o entidad de quien se recibe el ingreso en este tipo de casos, son personas o entidades ubicadas en el exterior las cuales no son agentes de retención ante el Gobierno Colombiano. Por tal motivo, la persona jurídica autorretendera no debe entrar a “reemplazar” a ningún agente de retención que le hubiera hecho retenciónes en la fuente en estas situaciones, pues tal agente de retención no existe en este caso (vease concepto DIAN 5177 de marzo 10 de 1.988)

Caso 2. Cuando el ingreso se percibe de parte de personas naturales que no son agentes de retención del impuesto sobre la renta:

Esto implica que cada vez que se perciban ingresos de parte de personas naturales, la persona juridica autorretendora debería estarse cerciorando si tal persona natural es o no una persona natural agente de retención del impuesto sobre la renta (art.368-2). Solo en caso de que sí lo sea, tendría entonces la persona juridica que “autorretenerse” pues es como si entrara a “reemplazar” las funciones de agente retenedor de dicha persona natural.

En vista de que tal verificación se tornaría muy compleja, la norma del art.11 del decreto 836 de 1991 dispuso lo siguiente : “Los contribuyentes que tienen autorización de la dirección de impuestos para efectuar autorretención sobre los pagos o abonos sometidos a la misma, realizarán dicha autorretención cuando el pago o abono en cuenta provenga de una persona natural, sólo cuando ésta le haya hecho entrega de una información escrita en la cual conste que reúne las exigencias previstas en el artículo 368-2 del estatuto tributario para ubicarse en la categoría de agente de retención en la fuente. Si no se hace entrega de esta información, la obligación de efectuar la retención en la fuente recae en la persona natural que efectúa el pago o abono en cuenta”.

Con esa disposición queda claro que será la persona natural que efectúa el pago, quien deberá identificarse como agente de retención, y en ese caso podrá la persona jurídica autorretenerse por el ingreso que percibe de la primera. Si no se identifica, la persona jurídica no tiene responsabilidad por la autorretención que dejó de practicarse y en tal caso la responsabilidad por la retención se traslada a la persona natural que hizo el pago.

Caso 3. Cuando el ingreso que percibe no supera las cuantías mínimas a partir de las cuales se practica retención en el fuente:

En este caso, y por citar solo un ejemplo, es claro que si efectúa ventas de bienes y la factura emitida muestra un valor antes de IVA inferior a $519.000 (valor año 2.005) no debe entonces entrar a practicarse autorretenciones. O si presta un servicio por un valor inferior a los $74.000, tampoco se autorretendrá.

Caso 4. Cuando los ingresos que percibe corresponden a actividades que la norma tributaria ha señalado como “rentas exentas”:

El numeral 2 del art.369 del ET menciona que no se deben practicar retenciones en la fuente a título del impuesto de renta cuando los pagos hayan de ser exentos del impuesto de renta en cabeza del beneficiario. Por tanto, y colocando un ejemplo, si la persona jurídica autorretenedora está percibiendo ingresos por servicios de ecoturismo, tales servicios constituyen rentas exentas en los terminos del art.207-2, numeral 5 del ET. En consecuencia, sobre los mismos no debe entrar a autorretenerse.