Ventajas fiscales de las empresas acogidas a ley 550 de 1999

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 10 de octubre de 2005
close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Antes de empezar… ¿En qué consisten los acuerdos de reestructuración económica?

La ley 550 de diciembre 30 de 1999 (modificada con la ley 590/2000 y la ley 922 de dic de 2004), es conocida como Ley de Intervención económica y reestructuración empresarial. Dicha ley se expidió con el propósito de lograr que aquellas empresas de personas jurídicas (publicas o privadas, con excepción de las vigiladas por la Superintendencia Bancaria y de Valores) que llegasen a enfrentar dificultades para el cumplimiento de sus acreencias, en lugar de llegar a las instancias de concordato o liquidación obligatoria, pudiesen llegar a un acuerdo con los titulares de tales acreencias de forma tal que se reestructurasen los plazos para la cancelación de sus pasivos concediéndosele incluso periodos de gracia para su cubrimiento y de esa forma la empresa endeudada pudiera tomar un “respiro” o “alivio” en el cumplimiento financiero de sus deudas.

La oportunidad para que una empresa pudiese efectuar tales acuerdos de reestructuración económica con sus acreedores se vencía el pasado dic 31 de 2004, pero gracias a la expedición de la ley 922 de dic 29 de 2004 tales acuerdos se podrán suscribir hasta el próximo 31 de diciembre de 2.006.

Los efectos de esta ley también se podrán aplicar a los procesos concordatarios de personas naturales comerciantes (véase parágrafo 3 del art.1 de la ley 550/99, el cual fue adicionado con el art.46 de la ley 590 de 2000)

Un paso antes de recibir los beneficios…

Una vez celebrado el acuerdo, este debe ser objeto de publicidad mediante su inscripción en la Cámara de Comercio correspondiente al domicilio principal de la empresa.

De este momento en adelante, y durante el tiempo en que esté vigente tal acuerdo (tiempo que variará según lo que se acuerde con los acreedores de la empresa y que podrá verse interrumpido si la empresa no cumple con los compromisos adquiridos), la entidad acogida a la ley 550 de 1999 obtiene los siguientes beneficios fiscales:

1. Exoneración de liquidar renta presuntiva hasta por 8 años

Estos 8 años se cuentan desde la fecha de la celebración del acuerdo.

En todo caso, y según lo precisa el art.53 de la ley 550/99 (modificado con el art.105 de la ley 633 de dic. de 2000), para el año en que se celebra el acuerdo la renta presuntiva sí se calcularía pero en forma proporcional. Es decir, que si el acuerdo se suscribe en oct. de 2005, la renta presuntiva 2.005 sería igual a tomar el patrimonio liquido a dic de 2004, depurarlo con los activos no sujetos, y sobre el subtotal obtenido aplicar la tarifa del 6% ; el resultado se dividiría entre 12 meses para luego multiplicarlo por 10 meses (este incluso es el único caso en que se acepta un cálculo de renta presuntiva “proporcional”)

2. Devoluciones en la RTF

Aunque a la empresa acogida a ley 550 de 1999 se le deben seguir practicando retenciones en la fuente a título del impuesto sobre la renta (o incluso, si ella misma es autorretenedora, tal empresa tendrá que seguir autorreteniéndose) en todo caso el art.54 de la ley estableció que tales empresas no deben necesariamente esperar hasta que concluya el año fiscal para incluir tales retenciones en la fuente como un menor valor a pagar en su liquidación del impuesto sobre la renta y complementarios sino que, a lo largo del mismo año fiscal, y por cada trimestre, podrá solicitar a la DIAN que se le haga devolución de tales retenciones en la fuente a las que estuvo sometida durante el trismestre que concluyó.

Esto implica obviamente que estas empresas podrían estar solicitando a sus agentes retenedores de que en vez de un certificado anual de retenciones en la fuente, se les emitan certificados con periodicidad trimestral pero con la particularidad de que en tal cerficado se indique que la retención que les practicarón fue efectivamente declarada y pagada (ver dec.222 de feb.15 de 2000)

3. Exoneración del pago del Impuesto al Patrimonio

Por expresa disposición del art.297 del E.T, las empresas acogidas a ley 550/99 están exoneradas de liquidar y pagar el impuesto al patrimonio (impuesto que solo está vigente por los años fiscales 2004 a 2006 y que únicamente recae sobre contribuyentes con patrimonios liquidos, a enero 1 de cada uno de tales años, superiores a los 3.000.000.000, valor año base 2004)

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: marzo 30, 2009 | Volver al inicio de esta sección
Impuestos

Comentarios


Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo