KPMG:Deducciones en el impuesto de renta

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 3 de julio de 2007
close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Soy una persona natural asalariada y debo presentar declaración de renta por el año gravable 2006. ¿Qué deducciones puedo aplicar en mi declaración?

Respuesta : De acuerdo con lo establecido en la normatividad fiscal, a continuación señalamos las deducciones que usted podría aplicar en su declaración de renta del año gravable 2006:

INTERESES Y CORRECCIÓN MONETARIA: De conformidad con el artículo 119 del Estatuto Tributario, aunque no guarden relación de causalidad con la producción de la renta, se pueden deducir los intereses que se paguen sobre préstamos para la adquisición de vivienda del contribuyente, siempre que el préstamo esté garantizado con hipoteca si el acreedor no está sometido a la vigilancia del Estado.

De manera que usted podría acoger esta deducción en su declaración de renta del año 2006, teniendo en cuenta que el valor máximo que podría deducir por tal concepto es de 25 millones 726.000 pesos, de acuerdo con el límite fijado por el Decreto Reglamentario 4585 del 2006.

LEASING HABITACIONAL: El leasing que tenga por objeto un bien inmueble destinado a vivienda será considerado para efectos tributarios como un leasing operativo para el locatario, tal como lo estableció el artículo primero del Decreto 779 del 2003. En consecuencia, el locatario podrá tomar como deducción la parte correspondiente a los intereses y/o corrección monetaria o costos financieros que haya pagado durante el respectivo año.

Por consiguiente, en el evento que usted haya tomado en leasing un inmueble destinado a vivienda, podría deducir en su declaración de renta los intereses que haya pagado por tal concepto en el año 2006. Para este caso también se debe tener en cuenta el monto máximo anual a deducir, que se señaló anteriormente.

PAGOS POR CONCEPTO DE SALUD Y EDUCACIÓN: Si bien la normatividad fiscal no consagra expresamente como deducción los pagos por concepto de salud y educación, la doctrina oficial (conceptos 22690 de abril del 2004 y 051523 de julio del 2005) ha reconocido la procedencia de la misma.

Por lo anterior, usted podría tomar la deducibilidad de los pagos que haya efectuado en el año 2006 por tales conceptos, en la medida que se trate de su protección o educación, la de su cónyuge y hasta dos hijos, bajo el cumplimiento de los siguientes requisitos de acuerdo con lo señalado por la doctrina oficial:

-Los pagos por concepto de medicina prepagada deberán ser efectuados en empresas vigiladas por la Superintendencia Nacional de Salud.

-Los pagos efectuados por seguros de salud deberán ser expedidos por compañías de seguros vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

-Los pagos por concepto de educación primaria, secundaria y superior deberán ser efectuados a establecimientos educativos debidamente reconocidos por el Icfes o por la autoridad oficial correspondiente.

Además de los requisitos anteriores, para efectos de su declaración de renta del año 2006, se debe tener en cuenta que esta deducción procede si sus ingresos como asalariado fueron inferiores a 92 millones de pesos en el año 2005. Dicha deducción no podrá ser superior al 15 por ciento de sus ingresos laborales gravables.

DEDUCCIÓN POR SALUD: De acuerdo con la cartilla de instrucciones emitida por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) para la elaboración de la declaración de renta de las personas naturales, es deducible el porcentaje a cargo del trabajador en los aportes obligatorios a salud.

Atendiendo dicha instrucción, usted podría acoger este beneficio en su declaración de renta del año 2006.

DONACIONES EFECTUADAS A LAS ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO: En el evento que usted haya efectuado donaciones en el año 2006 a alguna de las entidades que señala el artículo 22 del Estatuto Tributario (La Nación, los departamentos, municipios, entre otros), o a una entidad sin ánimo de lucro, cuyo objeto social y actividad correspondan al desarrollo de la salud, la educación, la cultura, entre otras actividades, siempre y cuando las mismas sean de interés general, usted podría tomar la deducibilidad de dicha donación en su declaración de renta del año 2006, de acuerdo con lo establecido en el artículo 125 del mismo Estatuto.

El valor a deducir en este caso no podrá ser superior al 30 por ciento de la renta líquida que se determine en su declaración, calculada antes de restar el valor de la donación. Para el efecto se debe tener en cuenta que se requiere como soporte una certificación de la entidad donataria, firmada por revisor fiscal o contador, en donde conste la forma, el monto y la destinación de la donación.

¿Una compañía que presentó su declaración de renta del año gravable 2006, la cual le generó saldo a favor y es objeto del beneficio de auditoría de los seis meses, qué tratamiento puede aplicar respecto de dicho saldo a favor en caso de no solicitar su devolución o compensación?

Respuesta: Dentro de las modificaciones que consagró la Ley 1111 del 2006 se encuentra aquella referente al beneficio de auditoría de que trata el artículo 689-1 del Estatuto Tributario. El nuevo texto establece para los contribuyentes que incrementen su impuesto neto de renta en por lo menos un porcentaje equivalente a cinco veces la inflación, en relación con el impuesto neto de renta del año inmediatamente anterior, un término especial de firmeza de seis meses para su declaración de renta, bajo el cumplimiento de los requisitos establecidos en la norma.

El artículo 63 de la Ley 1111 del 2006 precisó que cuando se trate de declaraciones que registren saldo a favor, el término para solicitar la devolución y/o compensación será el allí previsto para la firmeza de la declaración.

Para efectos de su consulta, en primer lugar nos permitimos recordar que además de la posibilidad que tienen los contribuyentes de solicitar la devolución de los saldos a favor que generen sus declaraciones tributarias, el artículo 815 del Estatuto Tributario, consagra las siguientes alternativas:

- Imputarlos dentro de su liquidación privada del mismo impuesto, correspondiente al siguiente período gravable.

- Solicitar su compensación con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo.

Ahora bien, tratándose de aquellos saldos a favor generados en las declaraciones que tiene la firmeza especial de los seis meses, en virtud del beneficio de auditoría, tenemos que la solicitud de devolución o compensación deberá efectuarse dentro de dicho término de firmeza, conforme lo establece el artículo 63 ya mencionado.

Sin embargo, es de observar que la norma al señalar el término para efectuar la solicitud solo se refirió a la devolución o compensación del saldo a favor, sin que haya establecido expresamente alguna limitación para imputar el mismo tal como lo permite el artículo 815 del Estatuto Tributario, es decir, el término que consagró la norma solo aplica cuando el contribuyente solicita la devolución o la compensación del saldo a favor, pero no cuando se trate de su imputación a la declaración del siguiente periodo.

Por lo anterior, respecto del saldo a favor que generó la declaración de renta que su compañía presentó por el año gravable 2006, la cual tiene la firmeza especial de los seis meses, podemos precisar que en caso de no solicitarse la devolución o la compensación de dicho saldo a favor dentro de los seis meses siguientes a la presentación de la declaración, la compañía podrá imputar el mismo en la declaración de renta del año gravable 2007.

Lo anterior sería consecuente con el criterio que sobre el particular adoptó la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) mediante el concepto número 040212 del pasado 30 de mayo, en el cual consideró que quien goza del beneficio de auditoría y no hace uso del derecho de devolución y/o compensación dentro del término especial de firmeza que contempla el artículo 689-1 del Estatuto Tributario, puede imputar el saldo a favor en el periodo siguiente conforme lo ordena el literal a) del artículo 815 del Estatuto Tributario.

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: julio 3, 2007 | Volver al inicio de esta sección
Ver más sobre Otros

Comentarios



Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo