¿Cómo controlará la DIAN la facturación de las ventas que se hacen por Internet?

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 27 de julio de 2009

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

En el marco de la campaña  “La factura está viva”, la DIAN pudo hacer visitas a comerciantes con ubicación física en Colombia y probó que muchos están evadiendo los impuestos al no facturar las ventas que hacen en sus establecimientos ¿Cómo serían los resultados si decide controlar las ventas que hoy día se hacen por Internet?

El pasado 15 de julio de 2009, es decir sólo 13 días después de haber iniciado su campaña conocida como  “La factura está viva” (campaña con la que se pretendía verificar que los comerciantes con ubicación física en 52 ciudades de Colombia sí estuvieran expidiendo la factura de venta o el documento equivalente a factura y cobrando el IVA en los casos en que estuvieran obligados), la DIAN emitió un boletín en el que se reconocía que un gran porcentaje de ellos no lo estaban haciendo (véase boletín DIAN de julio 15 de 2009: “Solo una vez a la semana facturan algunos comerciantes”; consulta también nuestro editorial: “¿Cómo sabemos si estamos cumpliendo debidamente los deberes sobre facturación”?)

En ese boletín la DIAN informó lo siguiente:

“Culminada la primera jornada nacional de facturación, denominada “La factura está viva, porque la factura vive con el IVA”, la DIAN encontró que la expedición de este documento es mínima.

Durante la Jornada, de cada 100 establecimientos visitados, 87 tienen la obligación legal de facturar, no obstante un porcentaje muy representativo de ellos, hace uso de la factura en forma muy ocasional, incluso sólo una vez a la semana. Este hecho demuestra que el IVA que pagan los consumidores no está siendo trasladado al Tesoro Nacional, afectando los ingresos fiscales del país y por ende las posibilidades de desarrollo.

Los funcionarios constataron que en muchos sitios, lo que se les entrega a los compradores que no piden su factura con los requisitos de ley, es una pre-factura o simples recibos, papeles que no tiene validez comercial ni fiscal.

(los resaltados son nuestros)

Las ventas a Personas Naturales que pagan en efectivo facilitan la evasión

Sobre esos resultados obtenidos por la DIAN, es fácil entender que lo que le permite a esos comerciantes hacer la evasión de los impuestos de IVA y de Renta mediante no facturar sus operaciones, es justamente el hecho de que esos son comerciantes cuyos clientes son principalmente las personas naturales del común y no otras empresas organizadas que sí exigen tener facturas de sus proveedores para poder deducir sus costos y gastos. Y adicionalmente, que esos clientes personas naturales usan el efectivo como medio de pago y no sus tarjetas débito o crédito.

Esos clientes personas naturales no se preocupan por si les facturan o no sus consumos en restaurantes, o en almacenes de ropa, o en cacharrerías, o en tiendas de barrio, etc, pues justamente están adquiriendo productos consumibles. Solo se preocupan de pedirla cuando adquieren electrodomésticos, joyas y otros artículos no consumibles y valiosos pero solo con el propósito de tener el documento con el que puedan  hacer futuros reclamos por garantías.

¿Cómo controlar las ventas que se hacen por Internet?

Ahora bien, si la prueba que hizo la DIAN visitando esos establecimientos comerciales con ubicación física en Colombia le arrojó esos resultados tan negativos, podemos entonces preguntarnos ¿Cómo le iría a la DIAN si intenta verificar que las ventas de bienes que hoy día hacen muchos comerciantes colombianos a través del Internet sí queden debidamente facturadas?

Y es que en esas ventas hechas a través del Internet es más evidente aun que los principales compradores son otra vez las personas naturales que no se preocupan de que les llegue una factura legal con su producto y de eso podemos estar seguros que se aprovechan muchos de los comerciantes que hacen sus ventas a través de las páginas del Internet para entonces hacer sus ventas y no expedir facturas legales con todos los requisitos sino simples recibos y otros documentos sin validez comercial ni fiscal.

Claro está, como al comprar por Internet sí hay una mayor tendencia a que los compradores cancelen sus pedidos usando sus tarjetas débito o crédito, entonces en ese caso esas ventas  no las pueden estar ocultando los comerciantes y tendrían que cumplir con su deber de facturar (consulta nuestro anterior editorial: “Comprando con tarjetas de crédito se mejoran los flujos de efectivo y los trámites tributarios”).

Además, y a diferencia de las compras que se hacen en establecimientos físicos, cuando se hacen las compras por Internet y se desea usar el efectivo como medio de pago, la mayoría de las veces se requiere hacer primero la consignación de ese efectivo en las cuentas que indica el comerciante para poder que despachen el producto (en otros casos, se acepta el pago contra entrega).

Y gracias a esas consignaciones pues la DIAN podrá presumirle los ingresos al comerciante, algo que no puede hacer cuando las ventas en efectivo se hacen en los establecimientos con ubicación física  ya que en esos casos los comerciantes evitan consignar esos dineros para no dejar huellas de sus ingresos.

Los retos que tenemos todos

Por lo anterior, son grandes los retos que tiene la DIAN para efectuar los controles a la facturación de los comerciantes en Colombia no solo cuando venden en establecimientos físicos sino hoy día con mayor tendencia a través del Internet.

Y son también grandes los retos que tienen los comerciantes evasores que no facturan pues tienen que empezar a abandonar esas malas prácticas que no dejan tener una competencia leal con los comerciantes que sí facturan.

Además, todos, como personas naturales compradores, debemos preocuparnos más por ayudar a que quienes sí deben facturar, cumplan con ese deber. De lo contrario, seguiremos viendo los “huecos fiscales” y las necesidades de los gobiernos de tramitar continuas reformas tributarias que golpean en especial al comercio formal, y estos al verse afectados, reducen puestos de trabajo. Todo un circulo vicioso.

(nota: en nuestro portal actualicese.com sí nos preocupamos de que todas nuestras ventas, hechas tanto a empresas como a personas naturales y pagadas por nuestros clientes tanto en efectivo como con tarjetas, sí queden debidamente facturadas).

Material Relacionado:

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: julio 27, 2009 | Volver al inicio de esta sección
Ver más sobre Impuestos

Comentarios


Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo