¿Estar en el Seguro Social o cotizar en un fondo privado?, esa es la cuestión

  • Publicado: septiembre 21, 2009
  • Última Actualización: septiembre 18, 2009

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Asegurar un futuro económico, una vez se llegue a la etapa de jubilación, siempre será un tema que preocupará en determinada edad. Pues bien, no espere que los años pasen y pasen. Lo mejor que usted puede hacer es tener presentes varias alternativas desde temprana edad, para que tome una opción que se ajuste a sus aspiraciones económicas.

Un complejo sistema pensional caracteriza a Colombia. Los modelos tienen ventajas y desventajas, pero para ajustarse a cada modelo hay que tener en cuenta factores como la población, el empleo formal, la expectativa de vida y los índices de natalidad. Así que si no ha comenzado a pensar sobre su pensión, es hora que lo vaya haciendo.

Para los expertos, los últimos anuncios del Ministerio de Hacienda muestran lo complicado que es el esquema pensional colombiano. El ministro de Hacienda y Crédito Público, Óscar Iván Zuluaga, en publicación realizada en Vanguardia.com afirmó que en Colombia el 40% de las personas que están cotizando jamás van a alcanzar una pensión.

Al mismo tiempo, el Ministro lanzó un plan de ahorro para la vejez, con el cual se permitiría dar una ayuda a un número cercano a los 9 millones de colombianos que devengan menos de un salario mínimo mensual, quienes no han cotizado para lograr su pensión.

La propuesta, sin embargo, abre la posibilidad a otorgar auxilios por debajo del mínimo legal mensual para esas personas. Es decir, un grupo grande de colombianos tendría que conformarse con ingresos muy por debajo de los incrementos del costo de vida al llegar a su vejez.

Entre el Seguro Social y las entidades privadas

Gustavo Sosa, Director de Retiros, Riesgos y Finanzas de DeLima Mercer afirma que según el estudio que realizaron sobre el futuro de las pensiones en Colombia, siete millones de personas tienen pensión otorgada por el Seguro Social y entidades privadas, lo que equivale al 4% de la población de adultos mayores.

Para Sosa, hay una descobertura muy grande en Colombia

“La pensión no es un lujo, sustituye un ingreso. La pensión se construye en el tiempo para que cuando se deje de trabajar se pueda vivir de acuerdo a lo que se ha ahorrado. Hay gente que ha trabajado toda su vida y se queda sin nada”.

¿Cómo funciona el régimen solidario de prima media?

Este es aquel en el que todos los aportes van a un fondo común administrado por el Instituto de Seguro Social, de donde salen los dineros para pagar las pensiones a los afiliados o beneficiarios a medida que cumplan con los requisitos establecidos para acceder a la misma, entre ellos los de cumplir la edad y las semanas de cotización. Así se explica en Misión Pyme.

Pertenecer a este sistema es estar afiliado al ISS o a algunas cajas y fondos del sector público como Cajanal, Cajasab, la Universidad Nacional y el Fondo de Prestaciones del Congreso. Este modelo se diferencia del privado en que al ISS no recibe aportes voluntarios, sino que se concentra en recaudar los aportes mensuales establecidos en la ley.

El factor de la tasa de reemplazo

Quienes se pensionan buscan vivir de la misma manera que lo hicieron en su vida laboral, sin embargo no lo logran.

“La tasa de reemplazo varía de acuerdo al tipo de salario que se tenga. En el Seguro Social, puntualmente, son buenas comparadas con la realidad de otros países andinos. En Colombia, una persona que gana el salario mínimo toda la vida, el día que se pensione su tasa de reemplazo por el Seguro Social será del 100%. Hay un elemento adicional, y es que como acumuló Cesantías, el valor acumulado proyectado sería del 120%, lo que es mucho mejor que en otros países Latinoamericanos”.

Población vieja

Cada vez las poblaciones se están volviendo más viejas y en Colombia está sucediendo. Hoy la población de adultos mayores es de un 8% de la población total. En el año 2000, 7% de la población estaba compuesta por adultos mayores, para el 2050, el 22% serán adultos mayores. Para ese año, los jóvenes serán el 20%.

“Lo anterior hace que la pirámide se vaya inviertiendo. Esto afecta en que no hay gente que cotice y no hay quien pague las pensiones a quienes la soliciten. El dinero que yo recaudo hoy sale para pagar los pensionados, y las diferencias que me quedan, constituyen las reservas”, afirma Sosa.

El sistema del Seguro Social, ¿viable?

Los sistemas obligatorios como el del Seguro Social son viables, porque cumplen con los principios propios de la seguridad social (solidaridad intergeneracional), a diferencia de los fondos privados donde cada uno se salva por sí mismo. Dependiendo de la capacidad de ahorro se tendrá mayor o mejor prestaciones cuando la persona se retire.

“El problema del Seguro Social es de América Latina. Basado en el sistema de reparto, en el momento en que muchas personas estaban cotizando, y hay pocos pensionados, como había mucha plata en la bolsa, el dinero se gastó y no quedan reservas para pagarlos”.

Ahorro voluntario

El ahorro voluntario es bueno aplicarlo para un perfil que se caracteriza por jóvenes que tendrán una carrera profesional continua, que crecerá en el tiempo y al igual que su capital. Para una persona con un perfil técnico, donde su proyección será sostenido, este régimen de ahorro no será muy bueno. Como conclusión se puede decir que las personas que ganan un buen salario y piensan seguir escalando, continúen acumulando en un fondo privado.

La frase…

“Cuando el Estado cambia las políticas de aumento de edad lo hace asociado a que las personas viven más y porque se tendrá menor recaudación. Como habrá menos gente cotizando y viven más, no hay personas que metan plata en la bolsa, la cual sostiene el sistema. Todos los sistemas de seguridad social se ajustan a la realidad social, y ahí tiene mucho que ver el empleo formal”, Gustavo Sosa, Director de Retiro, Riesgos y Finanzas de DeLima Mercer.