Aunque el desempleo disminuye, la baja calidad en los empleos sigue presente

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 4 de septiembre de 2012

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Los empleos que se están generando en nuestro país se encuentran en el sector comercial, restaurantes y hoteles; servicios comunales y construcción. Sin embargo, no le ofrecen al empleado una relación laboral estable. La calificación de un empleo de calidad media debe estar entre 60 y 80 puntos. En Colombia estamos en 42.

El Gobierno Nacional siempre se ha mostrado a la expectativa cada vez que el Dane muestra a la luz pública las cifras de desempleo. En el mes de julio, habían 20 millones 485 mil personas ocupadas, 732 mil más que en el mismo mes de 2011. La tasa de de desempleo fue de 10,9%.

La anterior cifra es inferior a la presentada en julio del año pasado, cuando el desempleo alcanzó el 11,5%, pero mayor a junio, cuando el desempleo se había ubicado en 10%.

Lo que si no varia de a mucho es la falta de calidad en las oportunidades laborales que se presentan en nuestro país. Y el mismo Dane presenta cifras al respecto. La entidad dice que el desempleo está cayendo de cuenta de una mayor informalidad y un mayor subempleo: las posiciones ocupacionales que más crecieron en el trimestre móvil mayo-junio fueron los trabajadores sin remuneración (crecieron 17% frente al mismo trimestre del año pasado) y los empleados domésticos (10,8%).

Mientras que en 2011 habían 9 millones 854 mil subempleados en Colombia, en julio de este año la cifra ascendió a 10 millones 783 mil personas, lo que supone una tasa de subempleo subjetivo de 33,7% (en 2011 era de 31,6%) y de subempleo objetivo de 13,2% (comparada con un 12,5% en julio del año pasado).

En Bogotá aumenta el número de desempleados

Durante el trimestre mayo-julio de este año la tasa de desempleo de Bogotá se ubicó en 10,3%, lo que es una cifra inferior a la obtenida por la nación (10,5%), pero superior a la alcanzada durante el mismo periodo del año anterior (9,6%), según el Dane.

El análisis del Observatorio de Desarrollo Económico de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico –SDDE-, indica que la ciudad completa dos trimestres consecutivos registrando incrementos en su tasa de desocupación, a pesar del aumento en el número de plazas de trabajo creadas, ya que éstas no alcanzaron a absorber a las personas que entraron al mercado laboral.

La oferta de personas dispuestas a laborar aumentó por la entrada al mercado de trabajo de 156.000 personas que se dedicaban a oficios del hogar y de 87.000 que se encontraban estudiando. Se generaron 160.000 nuevos puestos de trabajo.

Con este incremento el número de trabajadores llegó a 4 millones 20 mil, lo que le permite a Bogotá llegar a una tasa de ocupación de 65,7%, que además de ser la más alta de todo el país, fue superior a la obtenida por la ciudad durante el mismo periodo del año anterior (65,2%).

No hay calidad de empleo

Como lo publica Dinero, al hablar de calidad en los nuevos puestos de trabajo generados en Bogotá, se ve que 55,3% de éstos fueron asalariados (alrededor de 89.000 individuos), mientras el 44,7% restante fueron no asalariados (cerca de 72.000 personas).

Los nuevos empleos generados en el territorio nacional están en el sector de comercio, restaurantes y hoteles; servicios comunales y la construcción. Este sector genera alrededor del 50% de los empleos en Colombia.

Ana María Rebolledo, directora de Acodres Valle, gremio de los restaurantes, afirma en El País que este sector sí es un gran creador de puestos de trabajo, porque en promedio un restaurante pequeño opera con siete personas, pero reconoce que la contratación no es formal.

“En muchos casos no hay una relación laboral estable, los meseros son temporales, por horas o los fines de semana. Sólo los más grandes tienen contrataciones directas. Esto sucede porque este negocio depende de cómo está la economía y si todo mejora, pues se vincula más gente, si no se reduce el personal”, dice.

Por otra parte, Jhon James Mora, director del observatorio Laboral de Cali piensa que si la calidad del empleo se define a través de los ingresos, el tipo de contrato, la afiliación a pensión y salud y el número de horas trabajadas, los empleos que se producen en Colombia son de muy baja calidad.

En alguna oportunidad en entrevista con Alvaro Zerda Sarmiento, PhD y catedrático de Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, afirmaba que en vez de mejorar, la calidad del empleo en nuestro país tiende a deteriorarse.

“Es un fenómeno que se aprecia de tiempo atrás y en las actuales circunstancias, la calidad del empleo en Colombia tiende a deteriorarse y desafortunadamente se agrava, aumentando la informalidad, con las actividades por cuenta propia y la proliferación de esquemas de contratación por fuera del marco legal laboral”, nos dijo en junio de 2009 en una entrevista que le realizamos.

También criticó que existe una caida del trabajo asalariado. “El modelo económico que ha imperado en Colombia desde décadas atrás es proclive a que se agudice esta situación, expulsando a más personas del circuito productivo formal. Por tanto, la política económica debería reorientarse hacia la recuperación del mercado interno mediante la inclusión de ciudadanos bajo los principios del trabajo decente”.

¿Cómo reconocer a un empleado informal?

  • No tienen un contrato (escrito o verbal) y no están afiliados a salud, ni a pensión.
  • Son empleados particulares y obreros que laboran en establecimientos, negocios o empresas que ocupen hasta cinco personas del sector informal.
  • Trabajadores familiares sin remuneración.
  • Empleados domésticos o jornaleros.
  • Trabajadores por cuenta propia que laboran en establecimientos informales hasta de 5 personas (excepto los independientes profesionales).
  • Asalariados que no se benefician de ninguna seguridad social o laboral, vinculados a empresas del sector formal o del sector informal o por hogares que les emplean como trabajadores domésticos.
  • Los patrones o empleadores en empresas de cinco trabajadores o menos.
  • Trabajadores por cuenta propia que producen bienes exclusivamente para el propio uso final de su hogar.

Tres datos de baja calidad

  • La calificación de un empleo de calidad media debe estar entre 60 y 80 puntos. En Colombia, para los hombres el valor del índice de calidad del empleo es de 42,18 y para las mujeres 38,62.
  • Los jóvenes entre los 18 y 24 años tienen un indicador de 35,99, mientras que los trabajadores entre los 35 a 49 años alcanzan 41,72 puntos.
  • El comercio tiene un índice de calidad de 36,68 puntos, mientras electricidad y gas alcanza a 65,37.

Material Relacionado

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: septiembre 4, 2012 | Volver al inicio de esta sección
Ver más sobre Derecho Laboral

Comentarios



Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo