Definidas las nuevas normas de contabilidad simplificada que las microempresas aplicarán a partir del 2014

  • Publicado: enero 2, 2013
  • Última Actualización: julio 22, 2013

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Dando aplicación a lo establecido en el art. 2 de la Ley 1314 del 2009, en el Decreto 2706 de diciembre 27 de 2012 quedaron contempladas las 156 nuevas normas que regirán la contabilidad simplificada aplicable por personas naturales y jurídicas que reúnan las características contempladas en el art. 499 del E.T. Las nuevas normas se tendrán que estudiar durante el 2013 para luego realizar en el 2014 la “transición” en la cual la contabilidad se llevará conforme a los dos decretos al mismo tiempo: el actual 2649 de 1993 y el 2706 de 2012. En el año 2015 solo se aplicarán las normas del decreto 2706.

Finalmente, y luego de un proceso que empezó en diciembre de 2011 cuando el Consejo Técnico de la Contaduría Publica (CTCP) dio a conocer la primera propuesta de contabilidad simplificada para microempresas, el Gobierno nacional expidió el Decreto 2706 de diciembre 26 de 2012 con el cual se acogió la propuesta final que se había presentado en octubre de 2012.

Con el nuevo Decreto 2706 el Gobierno dio cumplimiento a la norma contenida en el Art. 2 de la Ley 1314 de julio de 2009 (que facultó al Gobierno para expedir normas de contabilidad basadas en estándares internacionales pero con aplicación simplificada para ciertas personas naturales y jurídicas) y también cumplió el  plan de transición a normas internacionales que dio a conocer en septiembre de 2012.

(Nota: en ese plan de septiembre de 2012 se había dicho que también, a más tardar en diciembre 31 de 2012, se expediría otro decreto para la transición a las NIIF plenas de las empresas del Grupo 1 de las propuestas del CTCP y eso se cumplió con el decreto 2784 de diciembre 28 de 2012).

Las nuevas 156 normas contenidas en el Decreto 2706 se tendrán que estudiar durante el 2013 para luego realizar en el 2014 lo que será el  “año transición”, pues será el año en el cual la contabilidad se llevará conforme a los dos decretos al mismo tiempo: el actual 2649 de 1993 y el nuevo 2706 de 2012. En el 2015 solo se aplicarán las normas del decreto 2706.

A continuación destacamos algunas de las más importantes novedades normativas contenidas en este nuevo decreto

¿Quiénes podrán llevar su contabilidad conforme a las normas del Decreto 2706?

El Decreto 2706 solo tiene cinco artículos  y un “anexo” con el “Marco técnico normativo de información financiera para las microempresas” el cual está compuesto por una introducción, un índice y 15 capítulos. Esos capítulos están divididos en unos 156 “párrafos” (entendiendo por “párrafos” el equivalente a artículos en los cuales el primer número identifica al “capítulo” y el segundo al “párrafo”).

Se dice en la introducción del Marco Técnico que en la elaboración del mismo se tomaron algunas, pero no todas, de las pautas contenidas en la norma internacional NIIF para pymes. También se tomó en cuenta el estudio realizado por el Grupo de Trabajo Intergubernamental de Expertos en Normas Internacionales de Contabilidad y Presentación de Informes (lSAR), de la UNCTAD. Además, en el parágrafo 2 del art. 3 del Decreto 2706 se dijo que entre enero y marzo de 2013 los organismos de control expedirán más interpretaciones y guías sobre este nuevo Marco Técnico.

Justamente en el primer capítulo del Marco Técnico se define cuáles son las “microempresas” que podrán aplicar las nuevas normas. En sus párrafos 1.2 y 1.3 (entendiendo por “párrafos” lo que sería equivalente a un “artículo”) se dijo que las nuevas normas serán aplicadas por las microempresas, ya sean de persona natural o jurídica como lo dispone la Ley 1314 de 2009, pero en las que se cumplan todas las siguientes condiciones:

a. No tener más de 10 trabajadores.

b. Sus activos totales no superan los 500 salarios mínimos mensuales (que en el presente año 2013 serían unos 500 x 589.500=$294.750.000). Al respecto, recuérdese que en el caso de las personas naturales comerciantes, su contabilidad es una sola y debe involucrar todos sus bienes, tanto los personales como los de la actividad mercantil (ver Concepto 010 de marzo de 2006 del CTCP).

c. Cumplen con todos los topes de ingresos brutos, cantidad de establecimientos, nivel de consignaciones y demás mencionados en el Art. 499 del Estatuto Tributario.

Si una microempresa no reúne esos topes (porque excede alguno de ellos), tendría que aplicar las NIIF de Pymes pues así se desprende de lo contenido en la más reciente propuesta de convergencia hacia normas internacionales que el CTCP presentó el pasado 5 de diciembre de 2012. Y porque además el párrafo 1.4 del decreto 2706 estableció lo siguiente:

“1.4 Si una microempresa que no cumple’ con los requisitos mencionados anteriormente decide utilizar esta norma, sus estados financieros no se entenderán como en conformidad con la norma’ para las microempresas, debiendo ajustar su información con base en su marco regulatorio correspondiente”.

¿Cuáles serán las pautas más importantes para la contabilidad simplificada del Decreto 2706?

Los párrafos 2.26 y 2.37 establece que los activos, pasivos, ingresos y gastos en la contabilidad simplificada se registrarán bajo el criterio del costo histórico y por el sistema de causación. Por eso el párrafo 2.27 dispone:

“2.27 El costo histórico es el que representa el monto original consumido u obtenido en efectivo, o en su equivalente: en el momento de realización de un hecho económico. El costo histórico está representado, en la mayoría de los casos, por el valor pagado más todos los costos y gastos directamente incurridos para colocar un activo en condiciones de utilización o venta.

Además, los párrafos 2.29 y 2.31 indican que en las microempresas no se registrarán activos por “derechos contingentes” (salvo algunas excepciones) ni tampoco “pasivos contingentes (en la actualidad, los artículos 52 y 81 del Decreto 2649 de 1993 sí permite, bajo ciertas condiciones, registrar pasivos contingentes). Además, el párrafo 2.34 indica que al cierre de cada periodo se medirán las provisiones o valorizaciones sobre los activos.

El párrafo 3.4 indica que en cada diciembre 31 se emitirá un juego completo de estados financieros el cual se compondrá de un “Estado de situación Financiera” (que hoy día viene siendo el “Balance General” y que se preparará conforme a todo lo indicado en el capítulo 4 y los capítulos 6 a 9), un “Estado de Resultados” (que se preparará conforme a todo lo indicado en el capítulos  5) y “Las notas a los estados financieros”.

Al final del párrafo 3.8 se dice que si la microempresa lo decide podrán preparar voluntariamente otros estados financieros adicionales que aclaren los primeros. El juego de estados financieros debe presentarse comparativamente con los del periodo anterior (ver párrafo 3.6).

Los párrafos 7.5, 9.9 y 9.12 indican que a las cuentas por cobrar se les realizarán sus respectivas provisiones y a los activos fijos depreciables se les harán sus respectivas depreciaciones ya sea con el sistema de línea recta o con otros de reconocido valor técnico.

En el párrafo 11.5 se dispone: “No se reconocerán provisiones para despido sin justa causa, a menos que se trate de acuerdos de terminación aprobados legalmente con anterioridad e informados a los afectados”.

Los párrafos 13.1 a 13.8 establecen que en las microempresas se registrarán todos los contratos de arrendamiento o leasing con el tratamiento de un leasing operativo (todo el canon se trata como un gasto). Al respecto, recuérdese que el art. 165 de la Ley de Reforma Tributaria 1607 de diciembre 26 de 2012 dijo que durante los primeros cuatro años en que se estén aplicando normas internacionales (para las microempresas serían los años 2015 a 2018), la instrucción de norma tributaria que afecte a la contabilidad (como la del art. 127-1 del E.T.) sí seguiría teniendo en cuenta al menos para efectos de los impuestos.

¿Cuantos estados financieros se harán en el 2014?

El año 2014 será el “año de transición”. Por tanto, en ese año se debe elaborar un “estado financiero de apertura a enero 1 de 2014 (si es que se trata de una microempresa que exista desde antes de esa fecha) y se hará como si hubiera sido elaborado conforme a las nuevas normas (ver el numeral 3 del art. 3 del Decreto 2706 y capítulo 15 del Marco Técnico).

Pero luego, durante todo el año 2014, habrá que llevar la contabilidad paralelamente con las dos normas (Decreto 2649/93 y Decreto 2706/12). Al final del 2014 se prepararán los dos juegos de estados financieros y el que se elabora conforme a las normas del Decreto 2649/93 será el que tenga validez para todos los efectos jurídicos, comerciales y tributarios (ver los numerales 4 y 5 del art. 3 del Decreto 2706).

A partir del 2015 solo se aplicarán las normas del Decreto 2706 y los nuevos estados financieros que desde el 2015 se preparen con esas normas serán los únicos que tendrán validez para todos los efectos jurídicos.

Material relacionado: