Cierre contable: tarifa con la que se debe calcular impuesto diferido por diferencias temporales

Por: actualicese.com
Imprimir   
Publicado: 11 de marzo de 2013

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Con los cambios establecidos en la Reforma Tributaria en las tarifas del impuesto de renta, así estas cambien para el ejercicio 2013 y siguientes, el impuesto de renta diferido hay que calcularlo con la tasa actual como dice la norma vigente.

Los artículos 67 y 78 del Decreto 2649 de 1993 y las actuales normas contables, disponen que en la contabilidad se tendría que calcular “impuestos de renta diferido” sobre las diferencias temporales entre la renta contable y la fiscal, siempre que haya una expectativa razonable de que tales diferencias se revertirán (desaparecerán) en los ejercicios fiscales siguientes.

Siempre hay impuestos de renta diferidos, el más clásico es “que el gasto del  Impuesto de Industria y Comercio sólo me quedó causado en 2012. Así que no me lo aceptan como deducible fiscalmente porque no está pagado”. Pero usted dice: “tranquilos que en el 2013 si pago esto que me quedó causado, entonces en el 2013 ya me van a aceptar un gasto que estará en la parte fiscal, aunque ya no esté en la parte contable, porque en la parte contable queda es en el 2012; de esta manera se va a formar una diferencia temporal”.

Lo mismo pasa con el gasto depreciación contable y fiscal. Si en la parte contable tienen menos depreciación porque usan línea recta y en la parte fiscal tienen más depreciación porque usan sistema de reducción de saldos, esa diferencia con el tiempo se va a ir revertiendo si la empresa no compra nuevos activos, entonces la depreciación será muy alta fiscalmente en un año y en los siguientes más pequeña, y por lo tanto en la contabilidad se van a formar diferencias, también temporales; este es el que forma impuesto de renta diferido crédito.

Sin embargo, no importa cual será la tarifa del impuesto de renta en esos ejercicios siguientes donde se revertirán o desaparecerían las diferencias, el impuesto diferido hay que calcularlo con la “tasa actual”, lo que significaría que aunque la reforma tributaria rebaje la tasa del impuesto de renta del 33% al 25% para los ejercicios 2013 y siguientes, en todo caso al cierre del 2012 el impuesto diferido hay que calcularlo con la tarifa del 33%.

Sustentando lo anterior, observe el artículo 67 del Decreto 2649 y el artículo 78 que a su vez refiere lo mismo para el impuesto diferido crédito:

Se debe contabilizar como impuesto diferido débito (aquí es debito, en el artículo 78 es crédito), el efecto de las diferencias temporales que impliquen el pago de un mayor impuesto (el impuesto diferido debito se lleva es por el debito porque nos están haciendo pagar un mayor impuesto sobre una diferencia que no nos aceptan), calculado a tasas actuales, siempre que exista una expectativa razonable de que se generará suficiente renta gravable en las periodos en los cuales tales diferencias se revertirán.

Observe, “calculado a tasas actuales”, por eso es que sostenemos que si usted va a tener que registrar impuesto diferido débito o crédito al cierre de 2012, calcúlelo con el 33%, aunque en 2013 cuando desaparece la diferencia el gasto afectará el impuesto de renta con una tarifa más pequeña en su momento.

Material Relacionado

Comparte esta página:
Enlace corto:

¿Hemos cometido un error? ¡Reporta una corrección!

Última actualización: marzo 11, 2013 | Volver al inicio de esta sección
Ver más sobre Impuestos

Comentarios



Programación


Otros Canales de Actualización...

Actualizaciones por email Suscripción Oro facebook You Tube Twitter RSS

Artículos Publicados

Por Categorias

Archivo