Intercambio de información tributaria entre EE.UU y Colombia va por la firma presidencial

  • Publicado: junio 24, 2013
  • Última Actualización: junio 21, 2013

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Se busca cerrar la brecha de la evasión y elusión tributaria. La idea es que la información tributaria de empresas e individuos sea de fácil acceso para las autoridades.

El Senado y la Cámara le dijeron sí al Gobierno Nacional en la aprobación del Acuerdo de Intercambio de Información Tributaria entre Colombia y EE.UU y de la Convención Multilateral de Asistencia Mutua en Materia Tributaria, los cuales pasarán a sanción presidencial.

La aprobación de estos acuerdos es fundamental dentro de la política internacional establecida por el Gobierno en asuntos tributarios, la cual tiene como uno de sus objetivos incrementar la cooperación y el intercambio de información tributaria, y cerrar la brecha de la evasión y elusión tributaria.

Estas leyes están en línea con los argumentos presentados por el Primer Ministro británico David Cameron y respaldadas por algunos empresarios que estuvieron en la reciente reunión del G8 en el sentido de que haya intercambio de información automático entre las autoridades fiscales para evitar el ocultamiento de activos por fuera de las fronteras territoriales.

De igual manera, es importante avanzar en la identificación de los beneficiarios reales de las compañías y que esa información sea de fácil acceso para las autoridades, para así evitar la utilización abusiva de figuras complejas cuyo objeto es la evasión y la elusión tributaria.

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, ha dicho en la web del ministerio dijo que el “tratado de intercambio de información tributaria establece el cruce automático de información sobre lo que los residentes tributarios de Estados Unidos tienen en Colombia y acerca de lo que los residentes fiscales colombianos poseen allí”.

En este sentido, los acuerdos se convierten en herramientas clave para combatir el ocultamiento sistemático de riqueza por parte de firmas e individuos, que priva a los gobiernos de recursos necesarios para invertir en otras prioridades sociales.

Reforma Tributaria permite sincerar patrimonios

Es importante tener presente que en la Reforma Tributaria se incluyó una modificación en el tratamiento a las ganancias ocasionales, estipulando una tasa de 10%. En la misma ley se incluyó una disposición en virtud de la cual los contribuyentes colombianos podrán incluir en sus declaraciones tributarias activos que fueron omitidos en el pasado tributando como si fueran ganancias ocasionales. Este tipo de medidas permitirá avanzar hacia una cultura de pago de impuestos.

El titular de Hacienda explicó que “para el colombiano que de manera legal -producto de su trabajo- hizo una inversión en Estados Unidos en una propiedad o un depósito en una cuenta, y que no lo hubiera incluido en su declaración de renta, es una oportunidad para sincerar su patrimonio y registrarlo en Colombia con un impuesto del 10%, inferior al 33% que hubiera tenido que pagar antes de la aprobación de la reforma tributaria”.

Acuerdo con EEUU y Fatca

La aprobación del Acuerdo con Estados Unidos posibilita el cumplimiento de las normas propias de la Ley Fatca (Foreign Account Tax Compliance Act) estadounidense, por parte de las entidades del sector financiero colombiano, evitando de esa manera la calificación como incumplidas y la aplicación de retenciones en la fuente de carácter sancionatorio en todos los giros que provengan de los Estados Unidos.

Confidencialidad de la información

Dado que en el caso colombiano el manejo de esta información ha sido muy sensible, debido a los problemas de seguridad personal que ha enfrentado el país en el pasado, los acuerdos incorporan cláusulas de asistencia técnica en materia de auditoría y manejo de información.  En este sentido, estos instrumentos permitirán a Colombia converger a los máximos estándares de seguridad y confidencialidad en el manejo de dicha información.

“Esa información, lo cual es muy importante, goza de total confidencialidad. La DIAN no se la puede entregar a ninguna otra entidad, salvo la excepción en el lavado de activos”, dijo Cárdenas.