Tenga cuidado con las retenciones de empresas que no existen porque estas nunca se recuperan

  • Publicado: diciembre 9, 2013
  • Última Actualización: diciembre 6, 2013

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Hay personas naturales que se pueden hacer pasar por empleados de empresas para ahorrarse retenciones en la fuente. Sin embargo, lo que buscan es que la cuenta salga más barata. Para evitar lo anterior, navegue el portal del RUES y verifique los datos.

Resolvamos brevemente este caso. En un hotel un huésped pidió que la factura saliera a nombre de una empresa y al momento de pagar lo hizo en efectivo y practicó la retención del 3,5%. Luego, cuando el hotel quiso conseguir el certificado de retención se dieron cuenta que esa empresa no existía. ¿Qué hacer en esos casos?

En el caso anterior se ve que pueden estar tumbando a los hoteles con la figura de ir y hospedarse, y luego le dicen al hotel que saquen la factura a nombre de la empresa, y como los entes jurídicos son agentes de retención, en el momento del pago pagan pero restando la retención y se van. El hotel luego sale a buscar quién le va a dar ese certificado de retención y resulta que esa empresa era ficticia.

El consejo es que si ustedes en su negocio reciben pagos por parte de personas naturales que les piden que la factura salga a nombre de una empresa, antes de aceptar que les quiten un 3.5% (que ahora es el 1.5%) naveguen en el portal del RUES (Registro Unico Empresarial y Social).

Si esa persona les dice que la factura salga a nombre de una empresa, entre en la página del RUES y verifiquen sólo con digitar el NIT o la razón social se pueden dar cuenta si la empresa realmente existe. Así le pueden pedir aclaraciones a la persona y evitan problemas por parte de personas que quieren pagar pero quitando retenciones en la fuente para que la cuenta salga más barata. Recuerde que estas son retenciones que nunca se van a recuperar porque se tratan de empresas que no existen.

También se puede presentar que el tramposo que está ahí puede nombrar una empresa que evidentemente existe, uno saca la factura, pero luego la empresa dice que ella no fue la que hizo el pago. Toca entonces llamar a la empresa y preguntar si esa persona que está haciendo el pago realmente trabaja ahí para que quede claro que al momento del pago sí se puede quitar el 3.5% de retención.

Material Relacionado