Actualicese.com El Portal de los Contadores Públicos

 
 

    DIARIO OFICIAL 45.623

    CONCEPTO TRIBUTARIO 041677

    08/07/2004

    Procedimiento Tributario.

    Doctor

    HERNAN ALBERTO GONZALEZ PARADA

    Carrera 13 número 92- 57 Oficina 304

    Bogotá, D. C.

    Referencia: Consulta radicada bajo el número 15991 de 03/03/2004.

    De conformidad con el artículo 11 del Decreto 1265 de 1999 y el artículo 1° de la Resolución 5467 del 15 de julio de 2001, este despacho es competente para absolver de manera general las consultas que se formulen sobre la interpretación y aplicación de las normas tributarias de carácter nacional. En este sentido se emite el presente concepto.

    Tema: Procedimiento Tributario.

    Descriptores: Firma de Contador Público en Declaraciones Tributarias.

    Fuentes formales: Estatuto Tributario. Artículo 602.

    Decreto 1000 de 1997, artículo 6°.

    Problema jurídico:

    Las declaraciones tributarias del Impuesto sobre las Ventas que presenten saldo a favor ¿deben firmarse por Contador Público aun cuando el responsable no tenga la obligación de llevar libros de contabilidad?

    Tesis jurídica:

    Las declaraciones del Impuesto sobre las Ventas que presenten saldo a favor solo deben firmarse por contador público, cuando el responsable se encuentre obligado a llevar libros de contabilidad.

    Interpretacion jurídica:

    En la petición de la referencia, solicita usted sea reconsiderado el Concepto número 051900 del 31 de marzo de 2000 (sic), pues considera que la interpretación allí dada está por fuera del contexto del artículo 602 del Estatuto Tributario, y es contraria a la correctamente planteada en el Concepto 82956 del 28 de octubre de 1996, el cual señaló que la obligación de firmar por contador público la declaración de ventas con saldo a favor es presupuesto para la validez de la declaración cuando el responsable esté obligado a llevar libros de contabilidad.

    Dispone el artículo 602 del Estatuto Tributario:

    La declaración bimestral deberá contener:

    1. El formulario, que para el efecto señale la Dirección General de Impuestos Nacionales, debidamente diligenciado.

    2. La información necesaria para la identificación y ubicación del responsable.

    3. La discriminación de los factores necesarios para determinar las bases gravables del impuesto sobre las ventas.

    4. La liquidación privada del impuesto sobre las ventas, incluidas las sanciones cuando fuere del caso.

    5. La firma del obligado al cumplimiento del deber formal de declarar. (Numeral Modificado Ley 223/95, artículo 172).

    6. La firma del revisor fiscal cuando se trate de responsables obligados a llevar libros de contabilidad y que de conformidad con el Código de Comercio y demás normas vigentes sobre la materia, estén obligados a tener revisor fiscal.

    Los demás responsables obligados a llevar libros de contabilidad, deberán presentar la declaración del impuesto sobre las ventas firmada por contador público, vinculado o no laboralmente a la empresa, cuando el patrimonio bruto del responsable en el último día del año inmediatamente anterior o los ingresos brutos de dicho año, sean superiores a cien millones de pesos ($100.000.000), (Valor año base 1987), o cuando la declaración del impuesto sobre las ventas presente un saldo a favor del responsable.

    Para los efectos del presente numeral, deberá informarse en la declaración del impuesto sobre las ventas el nombre completo y número de matrícula del contador público o revisor fiscal que firma la declaración.

    Al respecto es importante tener en cuenta que el inciso segundo de la disposición transcrita, es claro cuando señala que los demás responsables obligados a llevar libros de contabilidad deben presentar declaración firmada por contador público, cuando el patrimonio o los ingresos brutos sean superiores al tope establecido que se reajusta anualmente. Este deber formal también se predica respecto de la declaración del Impuesto sobre las Ventas cuando presente saldo a favor, como requisito para tenerla como presentada siempre y cuando, claro está, el declarante esté obligado a llevar contabilidad.

    De conformidad con el artículo 2° de la Ley 43 de 1990 se entienden por actividades relacionadas con la ciencia contable en general todas aquellas que implican organización, revisión y control de contabilidades, certificaciones y dictámenes sobre estados financieros, certificaciones que se expidan con fundamentos en los libros de contabilidad, revisoría fiscal, prestación de servicios de auditoría, así como todas aquellas actividades conexas con la naturaleza de la función profesional del contador público, tales como: la asesoría tributaria, la asesoría gerencial, en aspectos contables y similares.

    Ahora bien, de acuerdo al artículo 581 del estatuto Tributario, la firma de las declaraciones tributarias por los contadores, certifica que los libros de contabilidad se encuentran llevados en debida forma y reflejan la situación financiera de la empresa. Por lo tanto, en las declaraciones tributarias respecto de contribuyentes o responsables obligados a llevar libros de contabilidad, la firma implica certificación sobre la observancia de las normas contables, excepto que se firme con las salvedades cuando la contabilidad presente irregularidades.

    Por lo tanto, las declaraciones del impuesto sobre las ventas con saldos a favor solo deben ser firmadas por contador público, cuando el responsable esté obligado a llevar contabilidad, en la medida en que su firma testifica sobre la contabilidad cuyos resultados son reflejados en la declaración tributaria, en este caso referidos a un saldo a favor, las operaciones, asientos y demás documentos que lo soportan.

    En los anteriores términos se reitera lo expresado en el Concepto 082956 del 28 de octubre de 1996, se revocan los que le sean contrarios incluido el Concepto 051900 del 31 de mayo de 2000 y se aclaran los Conceptos 089256 de 1998, 074985 de 2000, 036977 de 1998, 067481 de 1999, 072845 de 2000, 025410 de 1996, en lo pertinente.

    Atentamente,

    La Jefe Oficina Jurídica,

    María Cristina Ramírez Londoño.

    (C.F.)