Gazapos. Contabilidad (Utilizada como nombre de la profesión de los contadores) – Luis Jorge Bernal M.

  • Publicado: 04/25/2011
  • Última Actualización: 04/25/2011
close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en Reportar un error (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

El sustantivo contabilidad es utilizado por algunas personas, entre ellas muchos colegas, para enunciar el nombre de nuestra profesión. Es extrañísimo este uso, pues desde siempre la carrera universitaria de los Contadores ha sido la Contaduría y las facultades se llaman Facultades de Contaduría.

Contabilidad es uno de los productos del oficio de los contadores y es la estructura alrededor de la cual gira nuestra profesión,  pero no es la profesión misma.

Reversar

Cuando nos referimos a la corrección de asientos contables  solemos decir que estamos haciendo reversiones.

Si se trata de contabilizaciones que debemos anular mediante asientos contables eso sería revertir los asientos iniciales, no reversarlos.

Si se trata de corregir un error cometido, será eso, una corrección.

Ajustes

Para elaborar unos estados financieros decimos que estamos realizando los ajustes para el cierre, realmente estos asientos no son ajustes, sino contabilización de eventos económicos necesarios para que los estados financieros sean los correctos.

Los ajustes son los que practicamos a partidas que se calculan para contabilizarlas y luego deben ser ajustadas a un valor calculado con exactitud, ejemplo  las depreciaciones, la provisión para prestaciones sociales, las provisiones para protección de inventarios y de cartera, el valor de las  inversiones en Sociedades, la diferencia en cambio, los ajustes contables por inflación etc.

Si bien muchos de ellos forman parte del cierre, no todo se puede llamar ajustes.

Tercerizar

Este verbo, inventado a partir de un adjetivo, no tiene significado correcto y da lugar a interpretaciones equivocadas, podría significar  poner de tercero, pero no contratar con un tercero.

Su uso se ha generalizado con el significado de contratar con un tercero servicios para una empresa, en vez de realizarlos con su propio personal.

Buena es la brevedad pero no al extremo de inventar palabras inadecuadas.

Autor:

“Sancho”. Luis Jorge Bernal Moreno.
E-mail: ljbernalm@gmail.com