A propósito de IFRS (NIIF) ¿Qué es ser intelectual de la Contaduría Pública? Puntos de vista de un analista de aspectos técnicos de los estándares internacionales de información financiera – Hernan A. Rodriguez G.

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 3 enero, 2011

Hernán RodríguezSe es intelectual de la Contaduría Pública cuando se dedica una porción interesante e importante de la actividad vital al estudio y a la reflexión crítica sobre su realidad. Esta realidad tiene su foco en la disciplina contable y en la preparación de información financiera. La capacidad para hacer reflexiones críticas sobre la realidad contable se consigue por el uso apropiado del pensamiento inductivo y deductivo.

¿Cuantas veces tengo que observar a la gente tratando de adquirir más de los bienes que necesita para su subsistencia, para inferir que lo que busca con ellos son beneficios económicos futuros?

¿Cuántas veces tengo que observar a la gente asociándose entre sí en busca de beneficios económicos futuros, para inferir la existencia de organizaciones empresariales?

¿Cuántas veces tengo que observar los recursos que aportan cada persona cuando se asocian en busca de beneficios económicos futuros, para inferir la existencia del patrimonio de las empresas que se forman para esta búsqueda?

¿Si llamo Activo a todos los recursos aportados que suponen beneficios económicos futuros, y llamo Patrimonio los derechos de cada aportante a esos beneficios económicos futuros, entonces puedo razonar que Activo = Patrimonio?

¿Cuántas veces tengo que observar que en los negocios hay que adquirir más Activos para poder seguir buscando los beneficios económicos para los dueños del Patrimonio, pero que cuando estos no tienen más recursos que aportar tienen que recurrir a préstamos de terceros sacrificando parte de los beneficios económicos futuros en favor de ellos?

¿Si llamo Pasivo este sacrificio de beneficios económicos futuros, entonces puedo razonar que Activo= Pasivo + Patrimonio?

¿Es dable entonces suponer un sistema de registro por partida doble para buscar la solución a todas las posibles alteraciones a este equilibrio que las transacciones y eventos del mundo de los negocios provocan?

¿Si llamo Debito a los aumentos en Activos y Créditos a sus disminuciones, entonces puedo usar el mismo valor de ese aumento para representar un Crédito en otro de estos tres elementos propuestos en la ecuación (¿igualdad?) llamada patrimonial?

¿Habiendo llamado Debito a los aumentos de los Activos y Crédito a sus disminuciones, entonces para mantener el equilibrio propuesto sobre las expectativas de beneficios económicos futuros debería llamar Crédito también a los aumentos de los Pasivos y del Patrimonio y Débito a sus disminuciones?

Para ayudar al desarrollo conceptual sobre el cual hacer reflexiones intelectuales hay que repasar el recorrido del “pensamiento contable”.

Empecemos diciendo que para poder afectar el equilibrio patrimonial con registros contables de doble partida que capten los momentos cuando se recuperan los beneficios económicos, tendremos que justificar un aumento en el patrimonio con algo que se llama ingreso y asociarlo a disminuciones temporales que se llaman gasto. Llamemos rendimiento el valor neto de los flujos compuestos por recuperaciones y sacrificios de beneficios económicos diversos. Entonces el Rendimiento (¿Utilidad?) = Ingresos- Gastos.

Propongamos entonces que la ecuación patrimonial quede entonces con los siguientes elementos Activo=Pasivo + Patrimonio + Ingresos – Gastos

Convengamos a la empresa como poseedora del patrimonio por el cual debe responder y generar confianza para los inversionistas actuales, futuros, acreedores y al estado sobre la posibilidad de seguir buscando los beneficios económicos futuros. Aceptemos la realidad de que estas partes interesadas no tendrían, por diferentes motivos, posibilidad de analizar todas las transacciones y eventos escritos en la contabilidad. Para ellos se debe disponer entonces, una información estructurada (Estados Financieros) que a partir de la agregación de partidas de los efectos financieros de las transacciones y eventos a cada uno de los elementos de la ecuación patrimonial –ahora redefinidos como elementos de los estados financieros– les suministre la suficiente confianza para seguir tomando decisiones que afectan a la empresa y a sus valores.

Planteemos que a estas partes interesadas se les debe suministrar la información de lo que la administración declara que es la situación financiera y lo que fue la actividad en un periodo. Esta declaración debe ir acompañada del aseguramiento expresado en la opinión de un profesional experto independiente, de que en ella no hay errores materiales causados por fraude o error.

En la representación de la situación financiera planteada habrá clasificación de activos de acuerdo a la práctica generalmente aceptada, pero con unas reglas de reconocimiento y medición también generalmente aceptadas. Esta clasificación se debe presentar de acuerdo a un marco temporal en el cual se espera recuperar los beneficios económicos. También habrá la adecuada clasificación para el reconocimiento y medición de las expectativas sobre los beneficios económicos futuros de los recursos representados en los activos.

La actividad de la empresa se representaría con el reconocimiento y medición de las transacciones y eventos. Las transacciones se clasifican entonces dentro de los elementos ingresos y gastos que resulten en las actividades ordinarias propias, también en estos elementos se clasifican los eventos que se originan de la correcta interpretación de la teoría del mantenimiento del patrimonio nominal.

La aceptación de los estándares prácticos y teóricos para preparar estados financieros de propósito general requiere de su recopilación por parte de un organismo internacional que garantice credibilidad en sus procesos. A nivel mundial se ha expresado un clamor por marchar hacia un conjunto único de estándares de alta calidad y de aceptación general. La comunidad internacional le ha entregado esta potestad de proponer estándares a la IASB en cuanto a información financiera e IFAC en cuanto su aseguramiento.

Habiendo expuesto algunas de las bases para la reflexión intelectual sobre temas de disciplina contable y de la representación consensuada de los elementos de los estados financieros, entonces hagamos un recorrido crítico entre todas las partes interesadas por los principios contables y de información financiera que gobiernan al mundo capitalista. Participemos en el esfuerzo mundial en ir hacia unos estándares únicos de información financiera de alta calidad y de aceptación mundial. Este camino convergente ya está parcialmente caminado y pavimentado por múltiples actores alrededor del esfuerzo IASB-FASB con clara participación de los inversores corporativos del mundo.

Si no aceptamos los esfuerzos convergentes como una realidad, entonces: ¿Dónde quedará la reflexión que les es exigida a los intelectuales de la Contaduría Pública? ¿Dónde estará la reflexión académica más allá de la defensa que se le hace al pensamiento en abstracto de los proto-hombres que se juntan con los prohombres? ¿Dónde estaría la idoneidad reflexiva de los dirigentes de las múltiples entidades gremiales? ¿Cómo se calificaría la reflexión intelectual necesaria para ser director de programa de contaduría pública? ¿Seguiremos dependiendo de la orientación reflexiva que se hacen a estos programas desde las decanaturas ocupadas por temas de subsistencia política? ¿En que se apoyaría la orientación editorial reflexiva de los espacios de opinión contable? ¿Dónde encontraríamos el apoyo para la orientación reflexiva sobre estándares internacionales que deben hacer las autoridades de normalización técnica en los niveles nacionales?

¿Cuantos intelectuales tenemos en las Contadurías Públicas nacionales?

Autor:

CP. Hernan A. Rodriguez G.
globaliconta.blogspot.com
Email:herodri@gmail.com

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…