Activos ociosos, ¿qué dice la Sección 17 de la NIIF para pymes al respecto?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 3 junio, 2015

Activos ociosos, ¿qué dice la Sección 17 de la NIIF para pymes al respecto?

Al hablar de un activo ocioso no necesariamente quiere decir que se detenga su depreciación. Se debe seguir depreciando hasta que la entidad lo utilice. Ahora, si una entidad hace una inversión en un activo y no lo utiliza, significa que tiene unos recursos congelados que no generan ninguna rentabilidad.

Brevemente respondamos el siguiente caso que nos plantean. En una pyme, ¿qué manejo debe darse a un bien de propiedad, planta y equipo que se encuentra ocioso? ¿Debemos detener el proceso de depreciación?

Al iniciar los procesos de implementación de NIIF, uno de los temas que más genera inquietudes es el tratamiento de la propiedad, planta y equipo. Sobre este tema de bienes ociosos la norma dice:

NIIF para pymes: Sección 17, párrafo 20

17.20 La depreciación de un activo comenzará cuando esté disponible para su uso, esto es, cuando se encuentre en la ubicación y en las condiciones necesarias para operar de la forma prevista por la gerencia. La depreciación de un activo cesa cuando se da de baja en cuentas. La depreciación no cesará cuando el activo esté sin utilizar o se haya retirado del uso activo, a menos que se encuentre depreciado por completo. Sin embargo, si se utilizan métodos de depreciación en función del uso, el cargo por depreciación podría ser nulo cuando no tenga lugar ninguna actividad de producción. La depreciación comienza cuando el activo se encuentre listo en las condiciones esperadas y requeridas, y continúa aunque el activo deje de ser utilizado, hasta cuando sea dado de baja.

El hecho de que un activo esté ocioso no necesariamente significa que se detenga su depreciación. La entidad debe seguir depreciándolo hasta cuando lo dé de baja.

Si una entidad hace una inversión en un activo y no lo utiliza, significa que tiene unos recursos congelados que no están generando ninguna rentabilidad para la compañía. Lo mejor es venderlo si no se está usando ni se va a utilizar a futuro.

La norma también indica que en algunas ocasiones la depreciación puede ser en función del uso o de las unidades producidas. En ese caso, si no hay producción, el cargo por depreciación será nulo.

Hay que tener en cuenta que las NIIF castigan los activos ociosos. Un activo que no esté generando utilidades y beneficios, lo más conveniente es darlo de baja de los estados financieros, ya que un activo es un recurso que debe generar beneficios económicos hacia la compañía.

¿Qué se hace con estos activos ociosos?

  1. Se deben seguir depreciando.
  2. Se debe evaluar el deterioro del valor de estos activos.
  3. Si estos activos no se están utilizando, o no se va a usar en un futuro previsible, lo mejor es venderlos a fin de que se conviertan en recursos líquidos que se puedan aprovechar para la operación.

Material Relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…