Ahorre las cesantías para pagar la universidad de sus hijos


20 marzo, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Los trabajadores afiliados al fondo de cesantías ya sean públicos o privados tendrán la opción de ahorrar sus cesantías para financiar la educación superior de sus hijos o dependientes utilizando las figuras de ahorro programado o seguro educativo.

Las cesantías corresponden a una de las prestaciones sociales a favor del trabajador que sirven de soporte económico durante la vigencia y finalización de su contrato. Durante su vigencia podrán ser utilizadas para remodelar y adquirir vivienda, para pagar cuotas de créditos hipotecarios o para estudio propio o de los beneficiarios del empleado mediante pagos parciales o totales.

Sin embargo, estas serían reclamadas por el trabajador cuando fuesen consignadas en el fondo de cesantías respectivo con posterioridad a la terminación del contrato; pudiendo ser también pagadas dentro de la liquidación de prestaciones sociales de forma proporcional según el término laborado.

El código sustantivo del trabajo –CST– expone en su artículo 253 la base del cálculo para su liquidación, exhibe que se tomará como parámetro el último salario mensual devengado por el trabajador, siempre que no haya tenido variación en los 3 últimos meses.  Lo anterior indica que, en caso de presentarse o existir variación entre salarios del trabajador, el cálculo se realizará tomando el promedio de lo percibido en el último año de servicio o de forma proporcional si este periodo fuese menor al momento de su consignación o pago por terminación del contrato.

“ARTICULO 253. SALARIO BASE PARA LA LIQUIDACION DE LA CESANTIA.  El nuevo texto es el siguiente:> 1. Para liquidar el auxilio de Cesantía se toma como base el último salario mensual devengado por el trabajador, siempre que no haya tenido variación en los tres (3) últimos meses. En el caso contrario y en el de los salarios variables, se tomará como base el promedio de lo devengado en el último año de servicios o en todo el tiempo servido si fuere menor de un año”.

En ese sentido, el artículo 102 de la Ley 50 de 1990 expone que el trabajador podrá retirar los valores consignados por el concepto de auxilio de cesantía en los siguientes casos:

TAMBIÉN LEE:   Tratamiento contable de la prima en readquisición de acciones bajo NIIF

Tipo de solicitud

Requisitos

Cuando termine el contrato de trabajo El Fondo de Cesantías o Sociedad Administradora entregará al trabajador las sumas a su favor dentro de los 5 días siguientes a la presentación de la solicitud. El trabajador debe demostrar que la relación laboral finalizó por medio de una carta o documento acredite tal situación.
Liquidación y pago de cesantía durante la vigencia del contrato de trabajo El valor de la liquidación respectiva se descontará del saldo del trabajador desde la fecha de la entrega efectiva de acuerdo con el monto a solicitar.
Se podrán utilizar para:

  • Mejoras.
  • Pago de hipoteca.
  • Compra de bien inmueble destinado a vivienda.
  • Adquisición de terreno o lote.
  • Cancelación de impuestos prediales.
Para financiar los pagos por concepto de matrículas. Podrán utilizarse para pagar estudios Cancelación de matrícula académica para educación superior, posgrados o similares del trabajador, su cónyuge, compañera o compañero permanente y sus hijos. Para ello, el fondo girará directamente a la entidad educativa y descontará el anticipo del saldo del trabajador, desde la fecha de la entrega efectiva.

La Ley 1809 de 2016 por medio de la cual se adiciona un parágrafo al artículo 102 de la Ley 50 de 1990 sobre las formas en las que un trabajador podrá retirar y utilizar las sumas abonadas por concepto de cesantías, incorpora la posibilidad de ahorrar las cesantías para el estudio de los hijos del trabajador o de sus dependientes.

¿Cómo opera?

“el trabajador afiliado a un fondo de cesantías podrá retirar las sumas abonadas por este concepto con el propósito de destinarlas al pago de la educación superior de sus hijos o dependientes”

La ley indica que el trabajador afiliado a un fondo de cesantías podrá retirar las sumas abonadas por este concepto con el propósito de destinarlas al pago de la educación superior de sus hijos o dependientes, utilizando las figuras de ahorro programado o seguro educativo.

TAMBIÉN LEE:   Vicepresidenta plantea aprovechar la transformación digital para promover inclusión de la mujer

Para ello, los fondos de cesantías crearán o desarrollarán los medios para facilitar productos de seguro en el ámbito educativo, así como programas de ahorro programado para el pago anticipado de la educación superior de los hijos y dependientes de los trabajadores.

¿Quiénes se consideran dependientes del trabajador?

Son dependientes del trabajador, los hijos y dependientes del afiliado menores de 18 años de edad; así como también los hijos y dependientes del afiliado con edades entre 18 y máximo 25 años, cuando el padre o madre se encuentren efectuando los aportes, con el requisito de que estos hayan adquirido el seguro y/o producto de ahorro programado para el pago de estudios, superiores técnicos o profesionales en instituciones debidamente reconocidas por  la ley y certificadas por la autoridad competente; también los hijos y dependientes del afiliado mayores de 25 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos debidamente certificados por la autoridad competente.

¿Qué es el ahorro programado?

El ahorro programado es una cuenta por medio de la cual una persona puede ahorrar una suma de dinero mensual para un propósito específico, para este caso, las administradoras de cesantías deben crear las figuras de ahorro programado o seguro educativo que contribuyan con la ejecución de la Ley 1809 de 2016.

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 20 marzo, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace