Ajuste para activos con saldo por depreciar que no pueden usarse

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 marzo, 2016

Ajuste para activos con saldo por depreciar que no pueden usarse

Cuando por alguna razón una entidad no pueda explotar activos que aún tenían valor pendiente por depreciar, dicho residuo deberá ajustarse directamente contra los resultados del período; si la compañía tenía reconocida una provisión por desmantelamiento, el impacto en los resultados podría ser menor.

Resolvamos brevemente la siguiente consulta de uno de nuestros usuarios: ante el cierre de una mina de carbón por la que se pagaba un arrendamiento, ¿qué debe hacerse con las construcciones como casinos y oficinas que aún tienen saldo por depreciar, pero que no podrán usarse ni venderse?

Estas situaciones pueden presentarse en los casos de empresas dedicadas a la extracción minera, en las que se está en proceso normal de operación, con minas que aún conservan una amplia vida útil por delante, pero que por mandato del Gobierno Nacional deben suspender sus excavaciones. Lo anterior puesto que se ha decidido que el terreno donde se está llevando a cabo la operación tiene una alta riqueza natural que debe salvaguardarse y, por tanto, se cancela la licencia de extracción; el tratamiento es extensivo a cualquier otra organización que se vea en una situación similar al tener que suspender su labor.

En estos casos, a los activos que aún tienen valor pendiente por depreciar, es decir aquellos que aún tienen valor en libros, que no podrán seguirse utilizando, tiene que reconocérseles un deterioro, pues es evidente que no se va a recuperar su valor a través del uso. De igual manera, cualquier saldo que se tenga en libros pendiente de depreciar, se tiene que llevar directamente al estado de resultados y se convierte en una pérdida, pues el bien en cuestión no se podrá utilizar ni vender.

Si se tenía una provisión por desmantelamiento, pero la orden es dejar abandonados los activos y por tanto no se requiere la utilización de dichos recursos, entonces hay lugar a una recuperación en el estado de resultados que sería un ingreso por recuperación de esa provisión, pero el valor en libros pendiente por amortizar se convierte inmediatamente en un gasto.

Si además de que no se puede usar ni vender el bien, la entidad debe asumir los costos del desmonte de los activos, se utiliza la provisión de desmantelamiento, y si esta no existía, se tendrán que afectar los estados de resultados de ese año con el valor del desmantelamiento.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…