Ante la crisis, el 18% del país recurrirá a préstamos familiares y el 14% a préstamos convencionales

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 21 mayo, 2020

Ante la crisis, el 18% del país recurrirá a préstamos familiares y el 14% a préstamos convencionales

Los efectos del confinamiento y las medidas sanitarias para prevenir la propagación del COVID-19 en Colombia han derivado en preocupantes cifras económicas.

Entre más días pasen, mayores serán las dificultades para las empresas y sus trabajadores; muchos de ellos tendrán que recurrir al crédito.

No es de extrañarse. Como ya es obvio, el golpe económico que generó la actual pandemia fue, y continuará siendo, más fuerte de lo que se podría haber imaginado a comienzos del año. De por sí, el crecimiento de la economía del país durante el primer trimestre fue mucho más débil de lo esperado: con un crecimiento promedio esperado por mes de 4,1 %, el resultado final del trimestre terminó siendo del 1,1 %.

Si bien en los datos del primer trimestre de este 2020 ya se imprimieron las huellas económicas del COVID-19, la información del segundo trimestre (de abril a junio), con casi dos meses de confinamiento hasta ahora, podría reflejar la peor situación de la economía en la historia del país, según algunos.

Las previsiones ya no apuntan a una disminución del crecimiento, sino a un decrecimiento de la economía colombiana entre un 2,7 % y un 7,9 %, dependiendo de diferentes escenarios posibles, de acuerdo con el Centro de Investigaciones Económicas de Fedesarrollo. La variación en las proyecciones queda supeditada a la duración de las medidas preventivas de aislamiento social y a la forma en la que se irá gestionando la reactivación de los sectores productivos.

En este marco, uno de los principales perjudicados será el mercado laboral. La tasa de desempleo, en el escenario menos grave, podría aumentar del 10,5 % al 16,3 %, es decir, que 1,4 millones más de colombianos se quedarían sin trabajo. Para Fedesarrollo, en el peor panorama, dicha tasa puede alcanzar un 20,5 %.

Dificultades para el pago de deudas

Frente a estas situaciones de pérdida de empleo o reducción de las actividades, son muchos los colombianos que han visto disminuidos sus ingresos desde la llegada del coronavirus al país. Según un informe global de la central de riesgos Trans-Union, 8 de cada 10 colombianos han visto reducidos sus ingresos a tal punto de poder llegar a afectar su capacidad para hacer frente a sus obligaciones.

Haz clic aquí para ver las recomendaciones que te interesarán y están relacionadas con la temática de este artículo.

A través de encuestas a miles de consumidores en países como Canadá, India, Hong Kong, Sudáfrica, Estados Unidos, Reino Unido y Colombia, la intención era observar cómo el COVID-19 ha impactado de forma diferente a nivel mundial, según la magnitud de sus empleadores, intervenciones del estado, diferencias generacionales y la dinámica de los ingresos.

El estudio diferenció según generaciones y grupos etarios. En el caso de Colombia, de los Millennials (personas entre 26 y 40 años), un 85 % ha referido un impacto negativo en sus ingresos; la población de la generación X (personas entre 41 y 55 años) se ha visto aún más golpeada, con un 88 % afectado con reducciones. Con relación a la pérdida de empleo, la generación Z (quienes tienen entre 18 y 25 años) es el grupo que mayor porcentaje reportó, con un 26 % de afectados.

Aún así, a pesar de que los ingresos disminuyen, las cuentas, deudas y obligaciones siguen llegando periódicamente y la mayoría de los vencimientos no han sido prorrogados. Hacerles frente es una de las principales preocupaciones, según el estudio, ya que 6 de cada 10 colombianos manifiesta no poder cumplir con sus obligaciones. En cuanto a las deudas más preocupantes para ser cumplidas en los próximos meses se encuentran las cuentas de teléfono celular, el pago del resumen de la tarjeta de crédito y el cumplimiento de cuotas de préstamos personales. La ciudad de Bogotá, entre otras regiones, registra un porcentaje mayor, con un 94 % de los encuestados con problemas para estar en regla con sus obligaciones.

La necesidad de acceder al crédito

Para evitar retrasos indeseados en el pago de las cuentas, no son pocos los ciudadanos que han decidido tomar cartas en el asunto; así, por ejemplo, 6 de cada 10 personas ya se han puesto en contacto con sus bancos a fin de requerir planes que permitan continuar con las finanzas del hogar.

Si bien para un 26 % la salida será recurrir a sus ahorro para enfrentar la crisis, cuando se necesita un préstamos en efectivo un 18 % de los encuestados acudirá a la ayuda de los préstamos familiares, mientras que un 14 % se inclinará por solicitar un crédito personal ante su banco o compañía financiera. Para quienes ya se encontraban con créditos vigentes, un 25 % optará por refinanciar sus deudas.

Esas intenciones ya se están reflejando en el mercado financiero: solo entre el 4 y 10 de abril se otorgaron 3.026.757 créditos por un monto de 4,37 billones de pesos, tanto para empresas como para personas naturales. Asimismo, a fin de conseguir brindar cierto alivio para quienes comienzan a sentir la presión de los vencimientos, el sector financiero ha otorgado períodos de gracia –en los cuales no es obligatorio el pago de las cuotas de créditos– y prórrogas a casi 5 millones de obligados, con créditos que alcanzan un valor total de 110 billones de pesos.

Y si la necesidad de crédito es importante para la economía de los hogares, tanto más lo es para las pequeñas y medianas empresas, cuyas opciones son más acotadas ya que no tienen acceso a la posibilidad de solicitar préstamos familiares y donde una reducción de costos generalmente suele implicar desvincular a parte de sus trabajadores.

Un reporte de la Federación Nacional de Comerciantes –Fenalco muestra que, desde que comenzó la cuarentena, la mitad de los comercios han visto afectadas sus ventas diarias en un 100 % y obviamente, comparando sus ingresos correspondientes de marzo y abril, un 97 % ha percibido una disminución de los mismos en el último mes, la mayoría en más de un 60 %.

Uno de los datos más preocupantes se percibe en la pregunta “¿Cuántos meses cree que puede mantener su operación y cubrir los costos fijos sin percibir ingresos?”: 39,39 % de los comercios refiere poder mantenerse así tan solo por medio mes, mientras otro 35,35 % refiere poder resistir un mes. Ante este escenario, las solicitudes de crédito a los bancos han aumentado.

En el caso del BBVA, por ejemplo, la institución informó haber desembolsado más de 165.000 millones de pesos en créditos a favor de cerca de 800 empresas.

 

*El siguiente artículo no fue elaborado por Actualícese, la fuente de información corresponde al autor:

Constanza Marino

$199.000 /año

Quiero suscribirme

Recursos digitales PREMIUM: Análisis y Casos prácticos exclusivos.

Contenidos gratuitos sin límite

Boletín Diario

Modelos y formatos

Especiales Actualícese

Descuentos del 15% en capacitaciones propias

Descuentos del 15% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

$399.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Básica

+

Descuentos del 30% en capacitaciones propias

Descuentos del 30% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

Revista Actualícese (Digital)

Cartilla Actualícese (Digital)

Libro blanco en versión digital de impuesto de renta de personas naturales

Libro blanco en versión digital de información exógena

Libro blanco en versión digital de cierre contable y conciliación fiscal

Libro blanco en versión digital de Retención de la fuente

$999.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Oro

+

Descuentos del 50% en capacitaciones propias

Descuentos del 50% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

54 Master Class en el año en temas tributarios, contables, laborales, comerciales y de auditoría y revisoría fiscal

Seminarios en línea seleccionados

Si deseas tener más información sobre nuestras suscripciones haz click
AQUÍ



Estos son los temas que sabemos te van a interesar:

Pasos para aplicar a un proceso de reorganización empresarial

Conoce más

Impactos de la crisis del COVID-19 en los estados financieros

Conoce más

Reorganización empresarial Ley 1116 de 2006: una alternativa frente a la emergencia económica

Conoce más