Aplicación del régimen de insolvencia empresarial: 7 respuestas clave

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 abril, 2018

En la Ley 1116 de 2006 y la Ley 1564 de 2012 se establecen los preceptos a seguir por las personas jurídicas y las personas naturales comerciantes y no comerciantes que desean acogerse al régimen del insolvencia empresarial. A continuación, presentamos 7 respuestas clave a preguntas sobre el tema.

Tratamiento de las acreencias laborales para empresa que entra en proceso de liquidación

Natalia Jaimes Lúquez, experta en derecho laboral, señala que cuando una empresa entra en proceso de liquidación tiene la obligación de cumplir con las acreencias laborales, por tanto, debe hacer un estudio previo de prelación de créditos de conformidad con lo que establece el Código Civil.

Finalmente, se menciona que dependiendo del tipo de sociedad así mismo será la responsabilidad que recae sobre los socios en relación con los pagos a terceros

Compensación de deudas durante proceso de reorganización

José Vicente Hurtado, experto en derecho comercial, señala que en el artículo 17 de la Ley 1116 de 2006, normatividad que reglamenta el régimen de insolvencia empresarial, se indica que una vez declarado el proceso de reorganización, el administrador no podrá llevar a cabo reformas a los estatutos de la entidad para fijar, por ejemplo, la realización de compensaciones, pagos, venta de bienes, o adelantar procesos de conciliaciones con terceros, entre otros.

Dicho lo anterior, se resalta que cuando quien realiza las funciones de administrador en una sociedad no acata lo establecido puntualmente en el régimen de insolvencia, puede verse afectado por sanciones impuestas por la Superintendencia de Sociedades.

Negación de pago de acreencias laborales por parte de empresa que está en proceso de reorganización

José Vicente Hurtado, experto en derecho comercial, precisa que para despejar la inquietud se debe estudiar lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley 1116 de 2016, puntualmente lo establecido en el parágrafo 3, disposición que fue adicionada mediante la Ley 1429 de 2010, la cual fomenta la formalización y generación de empleo.

Aclarado lo anterior, se establece que a las entidades que se encuentran en etapa o proceso de reorganización empresarial se les permite la realización de pagos relacionados únicamente con el giro ordinario del negocio, ejemplo, los de proveedores, acreencias laborales y pagos por concepto de deudas por impuestos.

Sociedad en proceso de reorganización

Alexander Coral Ramos, experto en derecho laboral y comercial, señala que en la Ley 1116 de 2006 se establecen dos procesos empresariales: el primero obedece al proceso de reorganización y el segundo a la liquidación obligatoria de la sociedad.

Ahora bien, para dar respuesta puntualmente a la consulta se precisa que en el proceso de reorganización empresarial la Supertintendencia de Sociedades permite a la entidad buscar nuevas alternativas o estrategias que den paso a la continuidad del negocio, mejorándose de esta manera las relaciones comerciales y laborales través de la reorganización de pasivos y la negociación con los respectivos acreedores.

Ley de insolvencia para persona cuyas obligaciones han excedido su capacidad de pago

Alexander Coral Ramos, experto en derecho laboral y comercial, aclara que para atender la consulta resulta pertinente validar lo dispuesto en la Ley 1564 de 2012, puntualmente lo que dispone el artículo 538, norma que establece los supuestos de insolvencia.

Dicho lo anterior, se precisa que una persona natural puede acogerse a un proceso de reorganización siempre y cuando califique como no comerciante. En dicha etapa se le permitirá hacer una reorganización de pasivos y adelantar procesos de negociación con los respectivos acreedores.

Es de anotar que la citada normatividad solo aplica para personas naturales no comerciantes, pues cuando se trata de personas jurídicas o personas naturales comerciantes, se deben aplicar las instrucciones de la Ley 1116 de 2016.

Procedimiento para acogerse a la ley de insolvencia

Alexander Coral Ramos, experto en derecho laboral y comercial, señala que si la consulta se refiere a una persona natural no comerciante que tiene la intención de acogerse al proceso de reorganización empresarial, se debe estudiar la Ley 1564 de 2012, que rigió a partir del 01 de octubre del mismo año.

Ahora bien, pueden acogerse al mencionado proceso las personas no comerciantes que tengan más de dos obligaciones, una mora superior a 90 días, y que a su vez dichas obligaciones sumen más del 50 % de sus respectivos pasivos; o que haya sido notificado de un proceso ejecutivo en su contra. Es de anotar que en los procesos en mención se pueden incluir todo tipo de pasivos, por ejemplo, los de servicios públicos, cuotas de administración generadas en una propiedad horizontal, pagos educativos, deudas bancarias, entre otros, a excepción de las deudas alimentarias.

Ventajas y desventajas de una SAS al momento de acogerse a proceso de insolvencia

Alexander Coral Ramos, experto en derecho laboral y comercial, aclara en primer lugar que el proceso del insolvencia, denominado también como régimen de salvamento empresarial, fue reglamentado mediante la Ley 1116 de 2016, norma que aplica tanto a las personas jurídicas como a las personas naturales comerciantes. La citada ley tiene como objetivo principal salvar lo que comúnmente se llama “la fuente de producción de riqueza”, esto es, la empresa.

Igualmente, es importante resaltar que la Ley 1116 de 2016 es una sola norma, por tal razón, no se hace distinción entre si se trata de una sociedad anónima, una sociedad por acciones simplificada, una sociedad limitada o una persona natural comerciante, pues tal disposición aplicará para los tipos societarios mencionados o para la persona natural comerciante de la misma manera.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…