Arquitectura del control interno y la revisoría fiscal: ¿en qué consiste y cómo hay que prepararse?


Arquitectura del control interno y la revisoría fiscal: ¿en qué consiste y cómo hay que prepararse?

El propósito general del control interno es ayudar a la organización a cumplir su misión.

Los revisores fiscales deben tener claras sus funciones de fiscalización y aseguramiento, así como su alcance.

Ellos informan a los inversionistas, comunidad, gobierno y a los stakeholders de la organización.

Miguel Ángel Acero explica en #ConferenciasActualícese que la arquitectura del control interno es un término que se viene utilizando cuando se va a realizar revisiones en la organizaciones. La planeación es fundamental en la revisoría fiscal. La recomendación es hacer una evaluación del control interno de la organización.

Escucha de primera mano los argumentos de este magíster en Gerencia y Auditoría Tributaria:

Esta conferencia está disponible solo para suscriptores Oro y Platino. Inicia sesión para visualizarla, o escala en nuestras Suscripciones Actualícese aquí.

Acero afirma que el propósito general del control interno es ayudar a la organización a cumplir su misión, además de lograr que las operaciones se lleven a cabo de forma eficaz y eficiente, así como producir productos y servicios de acuerdo con la misión de la organización.

Con el control interno se obtiene información financiera y operacional en condiciones de integridad, calidad y oportunidad; cumplir con el mandato de las leyes, reglamentos, normas y políticas administrativas.

De igual forma, permite salvaguardar los recursos contra desperdicios o pérdidas, abusos, errores y fraudes.

Marco general de la revisoría fiscal

Según la Orientación Profesional del CTCP del 21 de junio de 2008, la revisoría fiscal es catalogada como:

Una institución de origen legal, de carácter profesional a la cual corresponde por ministerio de la ley, bajo la responsabilidad de un profesional contable, con sujeción a las normas que le son propias, vigilar integralmente los entes económicos, dando fe pública de sus actuaciones.

En este punto, según Acero, se habla de una función de vigilancia integral; es decir, abarca varios puntos dentro de la organización.

Un zoom en la revisoría fiscal

En termino generales, la revisoría fiscal es una figura creada y representada por profesionales de la contaduría pública.

Su labor es informar regularmente a los inversionistas, a la comunidad, al gobierno y a los diferentes stakeholders de la organización.

La información que se le brinda a este público objetivo debe ser exclusivamente sobre el manejo de la entidad y el funcionamiento de los controles establecidos.

“la revisoría fiscal se encarga de verificar si los administradores de la empresa cumplen sus deberes legales y estatutarios y si los estados financieros reflejan fielmente la situación financiera y los resultados económicos de la entidad”

De igual manera, la revisoría fiscal se encarga de verificar si los administradores de la empresa cumplen sus deberes legales y estatutarios y si los estados financieros reflejan fielmente la situación financiera y los resultados económicos de la entidad.

TAMBIÉN LEE:   Baja en cuentas de las copropiedades: deliberación de la asamblea y panorama del revisor fiscal

Funciones principales de la revisoría fiscal

El artículo 207 del Código de Comercio indica que es función del revisor fiscal cerciorarse de que las operaciones que se celebren o cumplan por cuenta de la sociedad se ajusten a las prescripciones de los estatutos, a las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva.

Según Acero, las funciones se pueden dividir en:

  • Aquellas que son de fiscalización, relacionadas con la evaluación del control interno y el cumplimiento normativo de la entidad.
  • Aquellas de aseguramiento, que se refieren a la función de dictaminar los estados financieros.

El revisor fiscal se diferencia por el control permanente que realiza a las operaciones de la empresa.

En ocasiones puede requerirse que realice sus funciones con un equipo de expertos, dado que el alcance del revisor fiscal se puede ver limitado por las distintas especialidades de las empresas.

Las funciones principales del revisor fiscal son las siguientes:

  1. Cerciorarse de que la entidad cumple la normativa que le aplica.
  2. Informar irregularidades que detecte en el ejercicio de sus funciones.
  3. Colaborar con las autoridades cuando le soliciten información.
  4. Velar por que la entidad lleve su contabilidad en debida forma.
  5. Revisar que la entidad conserve sus actas y correspondencia en debida forma.
  6. Inspeccionar los bienes de la sociedad.
  7. Denunciar actos de corrupción.
  8. Establecer un control permanente sobre los valores sociales.
  9. Pronunciarse sobre el control interno y el cumplimiento legal y normativo en el informe dirigido a la asamblea o junta de socios.
  10. Convocar a la asamblea o junta de socios cuando sea necesario.
  11. Dictaminar los estados financieros de la entidad.
  12. Reportar operaciones sospechosas a la Unidad de Información y Análisis Financiero.
  13. Cumplir las demás funciones que le señalen otras leyes o los estatutos de la entidad.

Material relacionado:

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención
Hay mucho más para ver en Actualícese al iniciar sesión... Iniciar sesión Registro gratuito