Aunque empresas cuentan con beneficios por reducción de impuestos, estos continúan siendo altos

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 20 diciembre, 2019

Aunque empresas cuentan con beneficios por reducción de impuestos, estos continúan siendo altos

Consejo Privado de Competitividad indica que en Colombia los impuestos directos recaen mayoritariamente sobre las empresas, lo cual afecta la inversión.

Tarifa del impuesto de renta para las empresas en Colombia sigue estando por encima del valor promedio de América Latina (27,7 %) y la OCDE (21,6 %).

El Consejo Privado de Competitividad –CPC– presentó su informe de fin de año, Informe Nacional de Competitividad 2019-2020, en el cual tiene un aparte en el que analiza el sistema tributario nacional. En este se asegura que persisten varios desafíos estructurales en materia tributaria.

«Aspectos como las reducidas bases gravables de los impuestos directos e indirectos en el país, la proliferación de exenciones tributarias y regímenes especiales, y las limitaciones tecnológicas y técnicas en la administración tributaria afectan la capacidad de recaudo respecto a su potencial y limitan la progresividad, equidad y eficiencia del sistema tributario», indica el CPC.

Impuestos directos no predominan en Colombia

A diferencia de los países de la OCDE, los impuestos directos no son predominantes en la estructura tributaria de Colombia.

Mientras que los impuestos directos en el país representan el 48,2 % del total de tributación, este porcentaje es de 67,0 % en el caso de los que pertenecen a la OCDE; una diferencia de alrededor 19 puntos porcentuales.

Los menores niveles de recaudo por concepto de impuestos directos en relación con los impuestos indirectos, sumados a los problemas de focalización y eficiencia en la asignación del gasto público social, limitan la progresividad de la política fiscal y el rol que podría desempeñar la tributación como instrumento redistributivo.

“los impuestos que podrían dotar de mayor progresividad al régimen tributario, tales como el impuesto de renta, tienen una baja participación en el recaudo total”

Por su parte, los impuestos que podrían dotar de mayor progresividad al régimen tributario, tales como el impuesto de renta, tienen una baja participación en el recaudo total.

Impuestos directos apuntan en su mayoría a las empresas

En Colombia, los impuestos directos recaen mayoritariamente sobre las empresas. Mientras que en 2017 el 69,7 % del recaudo de impuestos directos de los países de la OCDE provino de personas naturales, en Colombia su contribución fue de tan solo 19,8 %.

Desde el punto de vista de la entidad, concentrar el recaudo de impuestos directos en las empresas afecta la inversión y, al no permitirse el descuento de la totalidad de otros impuestos pagados, incrementa las tasas efectivas de tributación –TET–, lo que a su vez puede afectar los niveles de competitividad de las firmas.

«Según la Cepal, si bien una estructura tributaria concentrada en las empresas tiene beneficios como facilitar la gestión del recaudo y reducir los niveles generales de evasión y elusión, también acarrea altos costos en términos de un menor impacto distributivo del sistema tributario y la introducción de distorsiones a las decisiones óptimas de inversión», indica el informe.

Reducciones para las empresas ha sido la tendencia

La Ley 1943 de 2018, vigente hasta el 31 de diciembre de 2019, continuó la tendencia en la reducción de la TET promedio de las empresas en Colombia.

Medidas como la disminución de la carga parafiscal de la Ley 1607 de 2012 y las adoptadas por la Ley 1943 respecto a la reducción de la tarifa nominal de renta, el descuento pleno del IVA por la adquisición de bienes de capital y el descuento progresivo del ICA, del 50 % hasta el 100 % en 2022, han disminuido significativamente la carga tributaria de las empresas.

Según ANIF, las anteriores acciones permitieron reducir las TET promedio, de niveles cercanos a 60 % en 2011, a 49,9 % en 2019.

«Al comparar a Colombia en el contexto internacional, se observa que en 2017 la TET promedio se ubica ligeramente por encima del promedio de América Latina, siendo la cuarta más alta del grupo de comparación. También se proyecta que la TET se ubique alrededor de 44 % en el 2022, lo que la acerca más al nivel promedio de los países OCDE (40 %)», indica el informe del CPC.

Impuesto de renta para empresas continúa siendo alto

La Ley de financiamiento redujo la tarifa general de renta para las sociedades de manera progresiva, pasando de 33 % en 2019 a 30 % a partir de 2022. Sin embargo, desde el punto de vista del informe, a pesar de estas reducciones la tarifa nominal de renta sigue estando por encima del valor promedio de América Latina (27,7 %) y la OCDE (21,6 %).

La Ley 1943 de 2018 también incluyó un aumento en la tarifa del impuesto a los dividendos equivalente a 15 % para los residentes fiscales en Colombia, y a 7,5 % para los residentes fiscales en el exterior, por lo que el impuesto a la renta y el impuesto a los dividendos, de forma combinada, se incrementaron inicialmente con esta reforma, aunque se reducirán paulatinamente conforme disminuya la tarifa nominal de renta de acuerdo con las disposiciones de dicha ley.

Así, la tarifa nominal combinada (el impuesto de renta corporativa sobre la empresa + impuesto sobre los dividendos sobre el socio) se sigue acercando a lo determinado por los Estándares Internacionales.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año