Beneficios de seguridad social: se facilita su acceso para los trabajadores del servicio doméstico


18 julio, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Clara López, ministra del Trabajo, habla sobre la nueva ley que beneficia a los trabajadores domésticos, el movimiento sindical en Colombia, los impuestos para el posconflicto y las garantías laborales para la clase trabajadora nacional, entre otros temas.

La ministra del Trabajo, Clara López Obregón, celebra que los trabajadores y trabajadoras dedicadas a tareas domésticas en el país tengan derecho a la prima de servicios, tras la sanción por parte del presidente Juan Manuel Santos de la Ley 1788 del 7 de julio del 2016.

Según la nueva norma, el empleador está obligado a pagar a su empleado o empleados la prestación social que corresponde a 30 días de salario por año, la cual se reconocerá en dos pagos, así: la mitad máximo el 30 de junio y la otra mitad a más tardar los primeros 20 días de diciembre.

Es de precisar que el reconocimiento que cobija a trabajadores del servicio doméstico, choferes de servicio familiar, laburantes por días o de fincas, y en general a los que cumplan con las condiciones de empleado dependiente, se hará por todo el semestre o proporcionalmente al tiempo trabajado.

“Esta es una excelente noticia y un gran avance gracias al Congreso de la República y la Corte Constitucional, puesto que la medida beneficiará a cerca de 730 mil trabajadores, según cálculos del Ministerio del Trabajo, y también porque estamos dando cumplimiento a lo consagrado en el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo doméstico, convenio ratificado por el Gobierno colombiano en 2012”, afirmó la titular de la cartera laboral.

La Ley 1788 consagra la creación de una mesa de seguimiento a la implementación del Convenio 189 de la OIT, la cual se reunirá periódicamente y tendrá por objeto formular y desarrollar de manera concertada entre el Gobierno, los empleadores y las organizaciones de trabajadores políticas públicas con la finalidad de promover el empleo decente en este sector.

TAMBIÉN LEE:   Una visión a la auditoría en el 2030: desafíos y retos de la profesión

La Ministra ha dicho que con la expedición del Decreto 2616 del 2013 –respecto a la afiliación de trabajadores dependientes por semanas– y el Decreto 721 del 2013 –referente al subsidio familiar–, se ha avanzado en facilitar el acceso de los trabajadores del servicio doméstico a los beneficios de la seguridad social.

«En efecto, a febrero de 2016, más de 19 mil personas cotizan a seguridad social de acuerdo a sus ingresos. Y según la Superintendencia de Subsidio Familiar a marzo de 2016, el número de trabajadores del servicio doméstico afiliados a las Cajas de Compensación Familiar ascendió a más de 104 mil personas», afirma López.

Por otra parte, López se reunió con su homólogo estadounidense para evaluar la implementación de garantías laborales contempladas en el TLC. En el desarrollo de su visita oficial a Washington, la ministra del Trabajo se reunió con Thomas Pérez, con quien evaluó los avances del Plan de Acción Laboral entre los Estados Unidos y Colombia suscrito en abril del 2011, el cual contempla una serie de garantías a los trabajadores dentro de la aplicación del tratado de libre comercio entre ambos países.

López explicó a su par norteamericano los esfuerzos que en este sentido viene realizando el Gobierno colombiano para garantizar la protección a sindicalistas, la judicialización de los autores de asesinatos contra dirigentes de las organizaciones obreras y la garantía de los derechos laborales en el país.

Cabe destacar que la Ministra del Trabajo ha defendido la creación de nuevos impuestos para financiar el posconflicto cuando se firme el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC.

«Igual no debería decir esto, pero se necesitan nuevos impuestos para los que más tienen para financiar el posconflicto», expresa la Ministra. «Uno diría que la paz se pagará por ella misma, pero hay un hueco», considera López, quien defendió que el fin del conflicto traerá crecimiento económico y nuevas oportunidades para Colombia y, aunque tal vez no pueda verse en los primeros años, la paz «acabará pagando» por todos los costes.

“el empleo, la generación de oportunidades y la garantía efectiva de los derechos de los trabajadores son los aspectos más importantes para el desarrollo del fin del conflicto”

La titular de la cartera laboral considera que el empleo, la generación de oportunidades y la garantía efectiva de los derechos de los trabajadores son los aspectos más importantes para el desarrollo del fin del conflicto, un período calculado en cinco décadas.

TAMBIÉN LEE:   Identidad digital: la importancia de construirla y cuidarla en un ambiente laboral

«Creo que una de las cosas centrales es el respeto al derecho a sindicarse de los trabajadores», resalta López, quien dijo que solo entre el 3% y el 4% de la fuerza laboral de Colombia está sindicada debido a los prejuicios de algunos empresarios que equiparan a los líderes sindicales con los de la guerrilla.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 julio, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas: