Cálculo del deterioro de los inventarios: puntos importantes según la NIIF para pymes


16 diciembre, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El material de formación de la NIIF para pymes, elaborado por el IFRS, contiene algunas precisiones importantes en relación con las instrucciones para el cálculo del deterioro de los inventarios que están contenidas en los párrafos 27.2 a 27.4 de la Sección 27 de la NIIF para pymes.

En el párrafo 13.19 de la Sección 13 de la NIIF para pymes (Decreto 30222 del 2013) se incluye la siguiente disposición en cuanto a la obligación de determinar el deterioro sobre los inventarios al cierre del periodo:

“13.19. Los párrafos 27.2 a 27.4 requieren que una entidad evalúe al final de cada período sobre el que se informa si los inventarios están deteriorados, es decir, si el importe en libros no es totalmente recuperable (por ejemplo, por daños, obsolescencia o precios de venta decrecientes). Si una partida (o grupos de partidas) de inventario está deteriorada, esos párrafos requieren que la entidad mida el inventario a su precio de venta menos los costos de terminación y venta y que reconozca una pérdida por deterioro de valor. Los mencionados párrafos requieren también, en algunas circunstancias, la reversión del deterioro anterior”.

Por consiguiente, al momento de efectuar el cálculo del deterioro de los inventarios al cierre de cada período, es conveniente tener en cuenta las precisiones que el Material de Formación de la NIIF para pymes, elaborado por IFRS, efectúa justamente a los textos contenidos en los párrafos 27.2 a 2.7.4 referidos en el párrafo 13.19 que antes citamos.

Precisiones del IFRS sobre el deterioro de los inventarios

En relación con la instrucción del párrafo 27.2 de la Sección 27 de la NIIF para pymes, el Material de formación del IFRS, en la página 4, transmite el mensaje de que siempre será forzoso que al cierre del período se lleve a cabo el cálculo del deterioro de los inventarios, en cambio, para los otros activos diferentes del inventario, el deterioro solo se calcula cuando existan los indicadores de deterioro.

TAMBIÉN LEE:   Contabilización de armas y municiones en empresas de seguridad

Además, cuando el mismo párrafo 27.2 indica que el deterioro de los inventarios se obtiene al comparar el importe en libros con el valor neto de realización (es decir, con el valor que se obtiene de restar al precio de venta los respectivos costos de terminación y venta), el Material de Formación del IFRS hace las siguientes precisiones:

“La evaluación del deterioro debe hacerse partida por partida, a menos que resulte impracticable hacerlo…

La aplicación de un requerimiento es impracticable cuando la entidad no puede aplicarlo tras efectuar todos los esfuerzos razonables para hacerlo”.

(El subrayado es nuestro).

Al respecto, el párrafo 27.3 de la Sección 27 indica que cuando sea impracticable determinar el valor neto de realización para cada partida, entonces se podrán agrupar las partidas de inventario que cumplan las siguientes tres características básicas:

a. Estén relacionadas con la misma línea de producto.
b. Que tengan similar propósito o uso final.
c. Se produzcan y comercialicen en la misma zona geográfica.

“si algunas partidas (o grupos de partidas) generan deterioros y otras no, entonces las pérdidas o deterioros de unas partidas no se pueden compensar con la ganancia esperada de las otras”

En relación con esa disposición, el Material de Formación aclara que si se efectúan las mediciones del deterioro partida por partida, o si se hace para agrupaciones de partidas, debe tenerse presente que si algunas partidas (o grupos de partidas) generan deterioros y otras no, entonces las pérdidas o deterioros de unas partidas no se pueden compensar con la ganancia esperada de las otras.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Certificación de baja de inventarios por obsolescencia

Para ilustrar lo anterior, supóngase los siguientes datos de una empresa que al cierre del ejercicio está determinando el posible deterioro de las tres líneas de productos que componen su inventario:

Detalle

Producto 1

Producto 2

Producto 3

Valor neto de realización al cierre del ejercicio

90.000

80.000

100.000

Valor en libros al cierre del ejercicio

100.000

120.000

90.000

Ganancia

10.000

Deterioro

(10.000)

(40.000)

En este ejercicio, los productos 1 y 2 sí generan un deterioro total de 50.000. Pero dicho deterioro no se puede compensar con la ganancia de 10.000 que genera el producto 3. Por tanto, el total del deterioro que se debe registrar en los gastos del ejercicio será de 50.000. La ganancia de 10.000 no se registraría.

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 16 diciembre, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: