Capital de trabajo neto como evaluación de activos y pasivos corrientes

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 19 septiembre, 2018

Capital de trabajo neto como evaluación de activos y pasivos corrientes

El indicador de capital neto de trabajo demuestra la capacidad y liquidez que tiene la entidad para cubrir sus obligaciones a corto plazo. Del estudio de esta razón financiera se obtiene el resultado de la gestión de la administración sobre los pasivos y activos corrientes de la entidad.

El estado de situación financiera es una gran fuente de información, porque permite vislumbrar la estructura financiera de la entidad. A través de este estado los usuarios se enteran de los rubros concernientes a los pasivos, activos y patrimonio de la entidad, y también conocen situaciones relacionadas con:

  • Cómo está compuesto el activo con relación a activos corrientes y no corrientes, de manera que se evidencia el apalancamiento operativo con el que cuenta la entidad, el grado de liquidez y los derechos que ha adquirido para recibir recursos a futuro.
  • Cuál es su situación con relación a sus obligaciones con terceros y su endeudamiento, y qué tanto apalanca su operación a través de préstamos.
  • Cómo está constituido el patrimonio de la entidad, qué tan rentable ha sido la operación del negocio y qué tan eficiente es la administración en el manejo de los recursos.

La administración como fuente de estrategias

La administración juega un papel importante en la gestión de los recursos de la entidad, ya que esta tiene injerencia en toda la operación. Esta es responsable de la elaboración de las estrategias a las que se encaminará la organización, asignación de recursos, decisiones de cambios y mejoras en procesos; incluso, es responsable de la emisión de información financiera por parte de la entidad.

“se hace necesario que los administradores tengan un basto conocimiento de las situaciones que acarrearía a la entidad generar cambios en los activos y pasivos”

De conformidad con lo mencionado, se hace necesario que los administradores tengan un basto conocimiento de las situaciones que acarrearía a la entidad generar cambios en los activos y pasivos, así como también se requiere que conozcan indicadores financieros que revelan la situación económica de la entidad, con el fin de que puedan tomar las decisiones más acertadas que no pongan en riesgo a los inversionistas y demás usuarios de la información.

Haz clic aquí para ver las recomendaciones que te interesarán y están relacionadas con la temática de este artículo.

Indicadores de liquidez

Una buena herramienta para que los administradores revisen la situación de la entidad son los indicadores de liquidez. Estos hacen parte del análisis financiero que debe hacerse con relación a la información alojada en el estado de situación financiera y evalúan la capacidad que tiene la entidad de saldar sus pasivos de corto plazo, es decir, la liquidez o solvencia con la que cuenta para pagar sus obligaciones; entre estos indicadores se encuentra el de liquidez corriente, la prueba ácida y el capital de trabajo neto. Este último será objeto de estudio de este editorial.

Capital de trabajo neto

El objetivo de la administración financiera a corto plazo es gestionar cada uno de los activos corrientes que se utilizan en el giro ordinario de las operaciones de la entidad. En relación con esto, el capital de trabajo se define como el conjunto de recursos que requiere la entidad para desarrollar su operación y cumplir los objetivos estratégicos.

Ahora bien, el capital de trabajo neto vendría a ser el excedente que le queda a la entidad luego de cubrir los pasivos corrientes con los activos corrientes; este es un indicador financiero que puede presentarse en forma negativa o positiva, y muestra la eficiencia con la que opera la administración de la entidad. Teniendo en cuenta todo esto, la organización debe definir su activo y pasivo corriente, y con base en estos elementos se debe realizar el cálculo del indicador de capital de trabajo neto para medir sus resultados.

Definición de activo y pasivo corriente

“El pasivo corriente representa la financiación que ha adquirido la entidad a corto plazo, es decir, las obligaciones que debe cancelar o pagar antes de un año”

El pasivo corriente representa la financiación que ha adquirido la entidad a corto plazo, es decir, las obligaciones que debe cancelar o pagar antes de un año. Por su parte, el activo corriente representa los recursos con los que cuenta la entidad o los derechos que tiene sobre algún bien o servicio que podrá convertir en efectivo en menos de un año.

Existen diferentes partidas que pueden ubicarse como corrientes o no corrientes. Tal es el caso de las cuentas por pagar y cobrar, con las cuales se tendrá que evaluar el plazo acordado para su pago o recaudo, y de esta manera definir su clasificación.

Generalmente, en el pasivo corriente se encuentran los proveedores y las obligaciones laborales y financieras a corto plazo; en el caso del activo corriente se encuentran partidas como las cuentas por cobrar a corto plazo, los inventarios, efectivo y equivalentes, entre otras. La conversión de los activos corrientes se da, por ejemplo, cuando el inventario es vendido y pasa a ser una cuenta por cobrar que posteriormente se recauda como efectivo o equivalentes de efectivo.

Cambios en activos y pasivos corrientes

El movimiento en activos y pasivos genera un impacto en la rentabilidad de la empresa, dado que estos dependen de la relación de los costos y los ingresos que se efectúen por la utilización de los activos de la compañía. Por tanto, tener un indicador de capital de trabajo negativo o muy cercano a cero puede incrementar el nivel de riesgo de que la compañía sea incapaz de pagar sus obligaciones o que se encuentre insolvente para realizar su objeto social u aprovechar oportunidades de negocio. En otras palabras, cuanto mayor sea el capital de trabajo neto, se entiende que la entidad está en mejores condiciones para operar y asumir nuevas obligaciones.

Material relacionado:

$199.900 /año

Quiero suscribirme

Recursos digitales PREMIUM: Análisis y Casos prácticos exclusivos.

Contenidos gratuitos sin límite

Boletín Diario

Modelos y formatos

Especiales Actualícese

Descuentos del 15% en capacitaciones propias

Descuentos del 15% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

$399.900 /año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Básica

+

Descuentos del 30% en capacitaciones propias

Descuentos del 30% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

Revista Actualícese (Digital)

Cartilla Actualícese (Digital)

Libro blanco en versión digital de impuesto de renta de personas naturales

Libro blanco en versión digital de información exógena

Libro blanco en versión digital de cierre contable y conciliación fiscal

Libro blanco en versión digital de Retención de la fuente

$999.900/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Oro

+

Descuentos del 50% en capacitaciones propias

Descuentos del 50% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

54 Master Class en el año en temas tributarios, contables, laborales, comerciales y de auditoría y revisoría fiscal

Seminarios en línea seleccionados

Si deseas tener más información sobre nuestras suscripciones haz click
AQUÍ



Estos son los temas que sabemos te van a interesar:

Instrumentos financieros para pymes con énfasis en el deterioro

Conoce más

Predictor: Inteligencia Virtual Financiera – To Trust

Conoce más