Ciberseguridad en tiempos del COVID-19: sepa cómo prevenir fraudes


16 abril, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Extremar la precaución con adultos mayores, advirtiéndoles de los peligros que encontrarán en la red.

Nunca se debe proporcionar información de tarjetas, bancos, seguridad social u otra personal.

Verifique la dirección del correo electrónico remitente del mensaje y el enlace al que remite el mensaje.

Según estimaciones del Boston Consulting Group –BCG– y la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el teletrabajo en medio del COVID-19 podría ser una herramienta laboral utilizada hasta por 300 millones de empleados en todo el mundo, lo que podría representar un potencial riesgo de ciberseguridad para las empresas.

“ciberdelincuentes pueden acceder a información confidencial de empresas como a sus sistemas de pago, registros de personal, cuentas bancarias y otros archivos”

A raíz del COVID-19, ciberdelincuentes pueden acceder a información confidencial de empresas como a sus sistemas de pago, registros de personal, cuentas bancarias y otros archivos, a través de correos fraudulentos y enlaces falsos, todo bajo la excusa de ofrecer información relacionada con la pandemia.

Recomendaciones para los adultos mayores

Muchas de las medidas que se han tomado tienen que ver con la digitalización o bancarización de los adultos mayores, todo con el objetivo de que estos no salgan de sus casas y no tengan que seguir haciendo filas para cobrar su mesada pensional o paguen servicios, entre otras obligaciones.

La idea es que esta población, con el asesoramiento de una persona que tenga facilidad en el manejo de pagos digitales, aprendan a utilizar la banca digital. Sin embargo, se debe extremar la precaución entre los menos informados, ayudándoles a aprender a manejar las tecnologías y advirtiéndoles de los peligros con los que se pueden encontrar en la red. BBVA aconseja:

Publicidad
  • Nunca proporcionar información de tarjetas, bancos, seguridad social, información médica u otra información personal por teléfono o solicitadas en páginas que no son de confianza. En caso de tener cualquier duda sobre la legitimidad de la página es conveniente buscar la fuente.
  • Desconfiar de las ofertas y anuncios que parecen demasiado buenas.
  • No dar clic en enlaces o descargar archivos de remitentes desconocidos o de cadenas de WhatsApp. Es preferible teclear la dirección en el navegador, antes que hacer clic en un enlace dudoso.
  • Proteger los dispositivos con contraseñas robustas y distintas en cada servicio.
  • Utilizar gestores de contraseñas: son una manera cómoda y fiable de tenerlas almacenadas, que pueden ser especialmente útiles para las personas mayores.
TAMBIÉN LEE:   Riesgos a tener en cuenta por los auditores en 2022: la ciberseguridad puntea y el cambio climático crece

Medidas para estar alerta

La Organización Iberoamericana de Seguridad Social sugiere una serie de medidas

  • Manténgase informado mediante fuentes oficiales y confiables, acudiendo directamente a la web de las instituciones o medios de comunicación. Nunca a través de un enlace proporcionado en un mensaje o en un e-mail.
  • Verifique la dirección de correo electrónico remitente del mensaje y también el enlace web al que le remite el mensaje. A veces, resulta obvio que la dirección web no es legítima, pero otras veces los ciberdelincuentes son capaces de crear enlaces que se parecen mucho a las direcciones legítimas.
  • Tenga cuidado con las solicitudes de datos personales a través de páginas web a las que haya llegado siguiendo un enlace contenido en un mensaje o correo electrónico. Mejor acceda directamente a la web de esa organización.
  • Fíjese bien en el contenido del mensaje, sospeche de mensajes con faltas de ortografía, errores gramaticales y saludos genéricos sin aportar ningún dato de usted, como “Estimado ciudadano” o “Estimado paciente”.
  • Sospeche mucho más si además el contenido del mensaje le insta a realizar cualquier tipo de acción cuanto antes, con una urgencia injustificada.
  • Ante una situación de riesgo es muy importante guardar la tranquilidad y reflexionar antes de actuar o tomar decisiones precipitadas.

Protección desde su e-mail

  • Verificar el remitente de los correos y, si hay dudas, buscar confirmación por otro canal, como el teléfono.
  • Comprobar la dirección a la que dirige un enlace antes de pulsarlo.
  • Ponerse alerta ante requerimientos urgentes.
  • No descargar archivos adjuntos ni dar clic en enlaces si no se esperan o no se está seguro de su origen.
  • Mantener todos los dispositivos y aplicaciones actualizadas.
TAMBIÉN LEE:   Recomendaciones de expertos para evitar el fraude en las organizaciones

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 16 abril, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: