Cierre contable: cambios en vida útil de los activos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 febrero, 2016

Cierre contable: cambios en vida útil de los activos

Los activos depreciables, tales como los inmuebles, vehículos, maquinaria, intangibles, entre otros, requieren una revisión periódica de sus vidas útiles; cuando estas cambian, tienen un impacto prospectivo en la información financiera.

Las Normas de Información Financiera contenidas en el Decreto 2420 del 2015 establecen que los activos de largo plazo se deprecian a lo largo de su vida útil, la cual es entendida como el tiempo en el que una entidad espera obtener los beneficios derivados del activo.

“La vida útil de los activos es una estimación contable, por lo cual puede variar con el paso de los años”

La vida útil de los activos es una estimación contable, por lo cual puede variar con el paso de los años. La asignación de la vida útil se debe realizar en el momento de la adquisición del activo, teniendo en cuenta las expectativas de la gerencia sobre la utilización del activo, las características de este, las indicaciones del proveedor, y cualquier otro indicio sobre el tiempo en el cual el activo produce beneficios.

De la mano con la estimación de la vida útil, aparece la estimación del valor residual. Estas dos variables están estrechamente ligadas, pues generalmente, a mayor vida útil, menor valor residual.

Con los parámetros mencionados anteriormente la entidad procede a calcular la depreciación mensual, según la fórmula:

Cierre contable: cambios en vidas útiles de los activos

Donde:

D= Depreciación
C = Costo
VR = Valor residual
VU = Vida útil

La vida útil y el valor residual, como estimaciones que son, pueden variar en cualquier momento si cambian los elementos que se tuvieron en cuenta para su evaluación inicial.

“los cambios en estimaciones contables, tales como vida útil y valor residual, producen efectos prospectivos en los estados financieros”

De acuerdo con lo establecido en el Decreto 2420 del 2015, los cambios en estimaciones contables, tales como vida útil y valor residual, producen efectos prospectivos en los estados financieros.

Caso 1.

Inversiones Maya Ltda. adquiere una retroexcavadora para utilizarla en sus proyectos de construcción el 1 de enero del 2017, con un costo de $200 millones. En el momento de la adquisición se estimó la vida útil en 20 años, y el valor residual en $30 millones.

Con los datos anteriores, aplicando la fórmula para el cálculo de la depreciación, el cargo al estado de resultados sería:

Cierre contable: cambios en vidas útiles de los activos

El valor del activo a lo largo de su vida útil se presenta en la siguiente matriz:

Cierre contable: cambios en vidas útiles de los activos

Ahora bien, ¿qué pasaría si en el año 12 cambian las expectativas sobre la vida útil y el valor residual?

Suponga que al final del año 12 se estima que la vida útil esperada es de apenas 4 años, y el valor residual se estima en $10.000.000. Esta situación generará impacto en las depreciaciones futuras del activo, como se observa en la matriz:

Cierre contable: cambios en vidas útiles de los activos

La vida útil y el valor residual son estimaciones dinámicas; por lo tanto, la administración debe revisarlas periódicamente para ajustarlas a la realidad financiera.

Juan David Maya
Consultor de actualicese.com

*Exclusivo para actualicese.com

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…