Clasificación de ingresos: por actividades ordinarias y ganancias


18 julio, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Los ingresos, según el párrafo 2.25 del Estándar para Pymes, se dividen en ingresos de actividades ordinarias y en ganancias. En el siguiente editorial explicamos las características de cada una de estas categorías, y su respectiva clasificación como operacionales y no operacionales.

El literal a) del párrafo 2.23 del Estándar para Pymes expone la definición de ingresos. Por otra parte, el párrafo 2.25 de la misma norma establece que los ingresos se dividen en ingresos de actividades ordinarias y en ganancias.

Sobre los ingresos por actividades ordinarias

  • Los ingresos de actividades ordinarias provienen de actividades desarrolladas en el giro ordinario de los negocios.
  • Estos se presentan en venta de bienes, prestación de servicios, intereses, regalías, dividendos, entre otros.
  • Se considera cualquier tipo de actividad ordinaria que la entidad realiza de forma repetitiva, presupuestada y que sea relevante en la operación de la misma.
  • Cualquier ingreso derivado del uso por parte de terceros, de activos de la entidad, debe considerarse también un ingreso ordinario.

Otros tipos de ingresos que no están al alcance de la sección 23

  • Acuerdos de arrendamiento.
  • Dividendos y otros ingresos que surgen de inversiones contabilizadas por el método de la participación.
  • Cambios en el valor razonable de activos financieros y pasivos financieros, o su disposición.
  • Cambios en el valor razonable de propiedades de inversión.
  • Reconocimiento inicial y cambios en el valor razonable de los activos biológicos relacionados con la actividad agrícola.
  • Reconocimiento inicial de productos agrícolas.

Según lo anterior, todo ingreso repetitivo, presupuestado y relevante suele cumplir con la definición de ingresos de actividades ordinarias.

Sobre los ingresos por ganancias

  • Las ganancias suelen ser ingresos que se presentan inesperadamente, no se repiten de un período a otro, ni son comparables con ingresos de períodos anteriores.
  • Las ganancias no son presupuestadas.
  • No se incluyen generalmente en la evaluación del desempeño de la administración.
  • No se tienen en cuenta para proyecciones de crecimiento y utilidades futuras.
TAMBIÉN LEE:   Consulta de historial crediticio en Datacrédito se mantendrá gratuito

Clasificación como operacionales y no operacionales

La entidad puede seguir presentando sus ingresos ordinarios como operacionales y no operacionales, siempre y cuando queden separados de las ganancias, entendiendo que los ingresos operacionales son los más importantes, mientras que los no operacionales son ingresos secundarios, aunque sean ingresos de actividades ordinarias.

Si quiere profundizar en este tema, lea nuestro análisis Actividades operacionales y no operacionales.

Así te actualizaremos:

Nuestros productos