Código de Ética y Disciplinario del Congresista: estrategia para cambiar la imagen del Congreso de la República

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 7 abril, 2016

Código de Ética y Disciplinario del Congresista: estrategia para cambiar la imagen del Congreso de la República

* Foto: Secretaría de Transparencia Presidencia de la República.

Camilo Enciso, secretario de Transparencia, afirma que se busca que la ciudadanía conozca datos como la relación mensual de viajes aéreos internacionales por cada congresista y el presupuesto gastado en los tiquetes por cada congresista, así como la información sobre contratación pública y los gastos incurridos.

El 30 de marzo del 2016, el secretario de Transparencia, Camilo Enciso, asistió a la audiencia pública sobre el Proyecto de Ley Orgánica 105 del 2015, “por medio de la cual se expide el Código de Ética y Disciplinario del Congresista”Este es un paso que quiere dar el órgano legislativo ya que la ciudadanía lo ve como uno de los mayores focos de corrupción del país; así lo indican encuestas de opinión, en las cuales entre el 68% y el 79% de la población manifiesta su descontento con el órgano.

Durante su intervención, el Secretario de Transparencia resaltó el compromiso que el Congreso de la República ha tenido tras la firma del Plan para un Congreso Abierto y Transparente, realizada el 19 de noviembre del 2015.

«Se expusieron observaciones puntuales sobre el articulado del Proyecto de Ley y se hizo un llamado para fortalecer los canales de comunicación con la opinión pública, con el fin de que el proceso de construcción de la agenda de transparencia de la Rama Legislativa sea de público conocimiento para los colombianos y cuente con su participación», afirma Enciso.

El Proyecto de Ley 105 del 2015, presentado por el senador Manuel Enrique Rosero, fue aprobado por la Comisión Primera del Senado en noviembre del 2015 y se estima que el segundo debate en Plenaria del Senado se dé durante el primer semestre del 2016.

Enciso plantea que el acuerdo suscrito consta de tres estrategias, las cuales contienen 14 actividades en total, entre las que se destacan: dar a conocer en los sitios web del Senado y la Cámara de Representantes las declaraciones de conflictos de interés de los congresistas, publicar en los sitios web los nombres de los integrantes de las Unidades de Trabajo Legislativo y visibilizar en línea la relación mensual de viajes aéreos internacionales y presupuesto por concepto de tiquetes expedidos por congresista, así como la información sobre contratación pública adelantada por el ordenador del gasto en cada Cámara.

El Código de Ética y Disciplinario del Congresista va de la mano con el Plan para un Congreso Abierto y Transparente. Enciso dice que «se busca fortalecer las políticas de transparencia, los mecanismos para el control social y la participación ciudadana, y el acceso a la información del Congreso, con lo cual se vigoriza la relación entre representantes y representados y se incrementa la visibilidad de su actividad legislativa y administrativa».

Lo que se pretende es «profundizar y mejorar los canales de comunicación existentes entre los ciudadanos y el Congreso, brindando herramientas adicionales que le permitan a la sociedad civil expresar sus puntos de vista y ser tenida en cuenta en la toma de decisiones»Desde el Congreso se tendría que generar un formato único para la rendición de cuentas de los congresistas, el cual deberá ser diseñado en compañía de organizaciones sociales, y cuyos resultados tendrán que ser socializados y difundidos durante el primer semestre del 2016.

De igual forma, las mesas directivas del Senado y de la Cámara de Representantes están en la obligación de diseñar una guía básica del funcionamiento del Congreso y la actividad legislativa –que deberá ser difundida entre la ciudadanía–, crear un servicio de alertas virtuales que informe a los ciudadanos de todas las actividades del órgano legislativo y establecer un sistema que permita a los ciudadanos interactuar con sus representantes, realizar observaciones a los proyectos de ley y hacer seguimiento a los diferentes procesos legislativos.

«Lo que se pretende es afianzar y profundizar procedimientos administrativos, contractuales, legislativos y de control político, íntegros y que generen confianza y legitimidad en la ciudadanía. Con dicho propósito en mente, se deberán adoptar las medidas tecnológicas necesarias para que desde cada Secretaría General, se publiquen las declaraciones de conflictos de interés presentadas por los congresistas frente a cada proyecto de ley, y los planes diseñados por la corporación en materia de anticorrupción, atención al ciudadano, así como los mapas de riesgo de corrupción de la Cámara y el Senado», resalta Enciso.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…