Colombia, hasta el cuello de impuestos


23 noviembre, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Mientras en Latinoamérica una compañía paga en promedio el 53% de sus utilidades en impuestos, en Colombia la cifra llega hasta a un 74%. Para la DIAN, la evasión y corrupción son factores claves a la hora de analizar los regímenes tributarios de los países.

Recientemente el Banco Mundial y Price Waterhouse, presentaron un informe donde se asegura que las empresas colombianas son de las que más pagan impuestos en el mundo, como quien dice que estamos en un país extremadamente caro en materia impositiva. Los porcentajes así lo confirman.

Mientras en Latinoamérica una compañía paga en promedio el 53% de sus utilidades en impuestos, en Colombia la cifra llega hasta a un 74%, lo que quiere decir que las obligaciones con el sector público le resultan sumamente costosas a cualquier empresario en Colombia.

Ese 74% es la suma de todos los pagos de impuestos, desde renta e IVA, hasta contribuciones parafiscales y de seguridad social y tributos regionales y locales.

La facilidad para pagar impuestos, el tiempo que se gastan las empresas en el trámite, el número de pagos al año y la tarifa total fueron evaluadas en 183 países, para establecer el escalafón en el que Colombia ocupó el puesto 92, después de haber estado en la posición 172 en 2006.

Pagando, bajo un modelo

La investigación se hizo bajo un modelo de empresa constituido por 60 trabajadores, 4 de los cuales son gerentes, 8 asistentes y el resto empleados operativos. En Colombia, según el estudio, una compañía con las anteriores características paga 12 impuestos en 193 horas al año y termina pagando en impuestos el equivalente al 74,8% de las utilidades. El promedio en América Latina es de 382 horas, 32 impuestos y 53% de las utilidades.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Trabajadores independientes: IBC para el aporte al fondo de solidaridad pensional

El punto más criticado para Colombia es el alto costo de los impuestos, variable en la que se ocupa el puesto 163 entre los 183 países evaluados, teniendo en cuenta que el promedio mundial es de 44,8%.

De esta manera, el costo de la carga tributaria, el cual incluye las tarifas como los gastos de administración para cumplir la obligación, se convierten en la tercera preocupación para los inversionistas, después de los costos de la energía para la productividad de las empresas y la corrupción.

La opinión de la DIAN al respecto

Ricardo Ortega, director de la DIAN, dijo que los resultados son importantes para tener referentes y así mejorar. Sin embargo, no está de acuerdo con ciertos items. «Bajar el número de horas para pagar impuestos es bueno para los contribuyentes y para la administración tributaria, porque reduce costos, pero no puede hacerse a costa de la legalidad», dijo en El Tiempo.

Para Ortega, la evasión y corrupción son factores claves a la hora de analizar los regímenes tributarios de las naciones y estos no están incluidos en el estudio. «Tenemos un país donde puede haber personas que no existen, con empresas realizando actividades económicas multimillonarias, donde los registros de las compañías permiten falsedad en los documentos», agregó.

No está de acuerdo, tampoco, con el peso que se le da al impuesto de industria y comercio, el cual para él está sobredimensionado, pues se estima que representa un 20% de la carga tributaria para las compañías y él indica que solo pesa entre 6 y 7%.

Publicidad

¿Y a dónde va a parar toda esa plata?

Esta es una pregunta que desde hace tiempo nos venimos haciendo y que en esta época donde vemos carreteras destruidas, inundaciones en todas las ciudades y fallas en las tuberías de gas retumba más. Fuera de que hay una notoria carga impositiva se le suma el hecho de que el producto de estos gravámenes no se traduce en obras de infraestructura e inversión social; situación indignante para los diferentes protagonistas.

TAMBIÉN LEE:   Ahorros por eliminación de normas en desuso y barreras inútiles superan los $70.000 millones

El ambiente para el ciudadano del común es idéntico, como se afirma en editorial de Vanguardia, ya que tanto los impuestos al consumo como los que se deducen de su salario son exagerados al compararlos con los de otras naciones, al tiempo que debe soportar urbes con pésimas e insuficientes vías, muchas de ellas además con servicios públicos pésimos y hasta inexistentes, acompañados de instalaciones oficiales que en todo el país son una auténtica vergüenza.

Se agrega en el editorial que en Colombia se presenta a diario la peor de las combinaciones; un sector estatal que exige sumas astronómicas a los contribuyentes, poniéndolos además en pésimas condiciones para competir, pero que sistemáticamente incumple sus obligaciones entre otras cosas por la corrupción rampante y la impunidad que la cobija.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 23 noviembre, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas: