Combinación de negocios: aspectos generales


3 junio, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Un proceso de combinación de negocios consiste en unir varios negocios o entidades en una única entidad informante. Al evaluar si una transacción resulta en una combinación de negocios, el adquiriente evaluará si los activos adquiridos constituyen efectivamente un negocio.

Según el glosario de las NIIF, un negocio es un conjunto de activos y pasivos, los cuales se pueden dirigir y gestionar de forma conjunta para obtener beneficios de ellos, en forma de rentabilidad para los inversores, disminución de costos u otro tipo de beneficios provenientes de esos activos y pasivos.

Los beneficios provenientes de un conjunto de activos y pasivos se denominan plusvalía, y es lo que convierte esos elementos en un negocio.

A modo de ejemplo, suponga que una entidad adquiere una máquina para fabricar un producto X. La máquina por sí sola no constituye un negocio, se trata simplemente de un activo.

Si la máquina se adquiere en conjunto con las fórmulas utilizadas por su anterior dueño, además del registro de la marca, y una lista de clientes interesados en adquirir el producto, en este caso sí se habla de un negocio y, generalmente, el precio de adquisición es diferente del precio de los activos individualmente considerados.

Activo Valor razonable
Máquina

5.000.000

Fórmulas

2.000.000

Marca registrada

4.000.000

Lista de clientes

Valor razonable de activos

11.000.000

 

Supongamos que la entidad pagó por los activos mencionados un total de $15.000.000. En este caso, la diferencia entre el valor pagado y el valor razonable de los activos adquiridos es lo que se denomina plusvalía.

“la entidad adquiriente reconocerá en sus estados financieros, a valor razonable, cada uno de los activos adquiridos”

En esta transacción, la entidad adquiriente reconocerá en sus estados financieros, a valor razonable, cada uno de los activos adquiridos, incluyendo una plusvalía por valor de $4.000.000, en la categoría de intangibles.

TAMBIÉN LEE:   Impuesto al consumo vuelve a partir de enero de 2022

Es necesario tener en cuenta que los activos adquiridos (incluida la marca registrada) se miden a valor razonable. No se asignará valor a la lista de clientes, pues no cumple con la definición y los criterios de reconocimiento de intangibles mencionados en la Sección 18 de la NIIF para pymes.

El estado de situación financiera de la entidad adquiriente antes y después de la adquisición es como sigue:

Activo

Valor antes de adquisición

Adquisición

Valor después de adquisición

Efectivo y equivalentes

30.000.000

-15.000.000

15.000.000

Instrumentos financieros

5.000.000

5.000.000

Propiedad, planta y equipo

12.000.000

5.000.000

17.000.000

Intangibles

4.000.000

10.000.000*

14.000.000

Total activo

51.000.000

 

51.000.000

Patrimonio

51.000.000

 

51.000.000

* Correspondientes al valor razonable de la fórmula, la marca registrada y la plusvalía adquirida.

Durante la combinación de negocios, la entidad adquiriente:

  1. Calculará el costo de la combinación.
  2. Identificará uno a uno los activos adquiridos, incluyendo los intangibles no reconocidos por el vendedor (o entidad adquirida).
  3. Medirá, a su valor razonable, los activos y pasivos adquiridos.
  4. Reconocerá la plusvalía como un intangible separado

Una vez reconocida la plusvalía, la entidad deberá amortizarla de acuerdo con su vida útil. Si no es posible estimar la vida útil, se amortizará la plusvalía en un período de diez años.

Transacciones que no constituyen adquisición de negocios

Dado que la definición de negocio involucra gestión sobre los activos y pasivos, y generación de beneficios económicos para el adquiriente, los siguientes son casos de transacciones que no constituyen adquisición de negocios:

a. Compra de un edificio de oficinas.

b. Compra de activos individuales.

c. Pagos por derechos de explotación de una marca, establecimiento comercial, logotipos, entre otros.

TAMBIÉN LEE:   El costo del SOAT podría aumentar por cuenta de un proyecto de ley

d. Inversión en una nueva entidad.

e. Apertura de una nueva sucursal.

Cuando se lleven a cabo transacciones que no constituyan negocio, la adquisición de activos individualmente considerados se reconocerá de acuerdo con la clasificación del activo adquirido, lo cual cumple con las políticas contables de la entidad y los requerimientos de la NIIF para pymes.

Publicidad

Juan David Maya
Consultor NIIF

*Exclusivo para actualicese.co

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 3 junio, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: