Cómo nos afecta a todos el cambio en la tributación y la contabilidad para las empresas embotelladoras?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 31 octubre, 2005

A través del decreto 3730 del 20 de octubre de 2005, el Gobierno nacional está introduciendo un trascendental cambio en el manejo tributario que del IVA habían venido haciendo las empresas nacionales embotelladoras de bebidas.

En efecto, las empresas embotelladoras utilizan hoy día dos tipos de envases:

  1. Envases no retornables: aquellos que quedan de propiedad del consumidor final de la bebida (que corresponden en su mayoría a los hechos en tetrapak o en derivados del plastico)
  2. Envases retornables: aquellos que deben ser devueltos al embotellador (que en su mayoría son los tradicionales hechos en vidrio)

Sucede entonces que las empresas embotelladoras, al fabricar o comprar los envases del tipo 2, siempre se habían tomado el IVA pagado en las materias primas o en la compra de los mismos como si fuese un “Iva descontable” pues se entiende que el envase se considera como parte de los “costos” del producto.

El cambio que introduce el decreto, y se aclara que es únicamente para fines FISCALES, es de que tales envases del tipo 2 ya no deben ser tratados como “costo”, ni “como inventario”, sino como “activos fijos”, siempre y cuando se demuestre que tales envases no se venden con regularidad. Es decir, que si la empresa sí termina vendiendo algún día ese tipo de envases, y lo hace con frecuencia, pues en ese caso le permiten seguir tratándolos como un “costo” o “inventarios”.

Pero si ese tipo de envases no se enajenan dentro del giro ordinario del negocio, entonces para efectos fiscales debe ser tratado como un “activo fijo”.

La consecuencia tributaria que de ello se deriva es que, a la luz del art.491 del ET, el iva que se pague para la adquisición de “activos fijos” ya no es posible tomarlo como descontable en las declaraciones bimestrales del IVA sino que se debe llevar como mayor valor del activo mismo.

La contabilidad y la tributación de las embotelladoras cambiará

En consecuencia, podemos establecer que apartir de la vigencia del mencionado decreto las empresas embotelladoras van a ver aumentado su saldo a pagar de las declaraciones bimestrales del IVA pues ya no van a tener un importante IVA descontable para restar de dicho saldo a pagar.

Esa es la principal intención del decreto. Sin embargo, no es la única consecuencia que se derivaría.

En efecto, si la norma indicó que tal tratamiento era solo con fines fiscales, las empresas embotelladoras van a tener que decidir si, para fines contables, van a seguir tratando tales envases como “costo” o si también para fines contables lo van a convertir en “activo fijo”.

En caso de que los sigan tratando como “costo” (al cual contablemente se le terminaría sumando el valor del IVA), el mismo sería un “costo contable” pero no un “costo fiscal” y con ello se aumentaría la tributación en el impuesto de renta.

Además, si los tratan contablemente como un “activo fijo”, en ese caso van a enfrentar la complicación de definir el proceso para registrarle ajustes por inflación contables y cálculos de depreciación contables.

De otra parte, si fiscalmente deben figurar como “activos fijos”, en ese caso se aumentarán los ajustes por inflación fiscales con el consecuente aumento en la base del impuesto de renta.

Adicionalmente, por figurar como “activos fijos” en las declaraciones de renta, ello les aumentaría el patrimonio bruto y luego el patrimonio liquido con lo cual se elevan los cálculos de la renta presuntiva para los años siguientes, o también se puede elevar el valor del impuesto al patrimonio (el ultimo impuesto al patrimonio es el que se liquidará con base en el patrimonio liquido poseido a enero 1 de 2006; vease art.292 y 295 del ET).

Incluso, hasta podría plantearse la posibilidad de que tal “activo fijo” sea un activo fijo que participa en la generación de la renta y por tanto, los que se adquieran durante el 2005 hasta el 2007 darían lugar a tomarse la deducción especial en renta del 30% del valor de tal “activo” según lo indica el art158-3 del ET…

Todos podremos terminar sufriendo los efectos

Como vemos, los efectos tributarios que se desprenden de este decreto son muy importantes para las empresas embotelladoras que emplean envases retornables. Por tanto, es incluso posible esperar que las empresas embotelladoras, para no tener que reflejar “activos fijos fiscales” ni “activos fijos contables” por causa de tales envases retornables, decidan mejor considerarlos como “no retornables” y en ese caso se podría aumentar el precio final de la bebida al publico….

Quien lo diría, pero un solo decreto nos puede terminar afectando a todos los colombianos consumidores de bebidas.


En ACTUALÍCESE producimos y distribuimos conocimiento en temas contables, tributarios y legales. Tenemos un un boletín diario gratuito y ofrecemos una actualización permanente PREMIUM con las siguientes herramientas:

¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…