Concepto 220-034218 de 03-06-2010

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 3 junio, 2010

Superintendencia de Sociedades
Concepto 220-034218
03-06-2010

Asunto: Sociedad por Acciones Simplificada – Salvo disposición estatutaria en contrario, los accionistas pueden ser empleados de la sociedad e igualmente pueden alquilar a la misma, bienes muebles e inmuebles.

Me refiero a su comunicación remitida a esta entidad por la DIAN y radicada con el número 2010-01-100182, por medio de la cual en relación con la sociedad por acciones simplificada –S.A.S., plantea tres (3) inquietudes, de las cuales la primera, según se infiere del escrito recibido, ya fue absuelta por dicho organismo, amén de que hace relación a un tema que no es de nuestra competencia.

Las dos inquietudes restantes son:

2. Los accionistas de las SAS pueden ser empleados?

3. Los accionistas de las SAS pueden alquilar bienes muebles e inmuebles a la sociedad?”.

Sobre el particular y en aras de dar contestación a las anteriores preguntas, es preciso tener en cuenta que la sociedad por acciones simplificada, S.A.S.,consagrada en la Ley 1258 de 2008, como de manera clara lo señala su mismo nombre, es un tipo societario que reviste características que hacen que la constitución de dicha sociedad sea fácil, que su estructura y funcionamiento plasmada en los estatutos sociales, refleje en su gran mayoría la prevalencia de la voluntad privada frente a las relaciones entre los accionistas y de estos con la sociedad y, en el evento de faltar regulación de determinados temas, sólo en esos casos, bien puede darse aplicación a las normas que al respecto consagra nuestra legislación mercantil para las sociedades anónimas.

En este escenario en que pueden moverse la voluntad de los asociados, nada impide para en los estatutos sociales se incluyan determinados asuntos que están prohibidos o restringidos en los otros tipos societarios existentes actualmente en nuestro país.

En relación con lo anotado, debemos hacer mención de lo expresado por el doctor Francisco Reyes Villamizar, creador e impulsor de la citada ley, cuando expresa que “uno de los principios en que se ha inspirado la Ley SAS es el de permitir la más amplia autonomía contractual en la redacción de los estatutos sociales. El concepto de sociedad-contrato representa la idea cardinal bajo la cual se establece toda la regulación de la sociedad por acciones simplificada. Se trata de permitirles a las partes definir del modo más amplio las pautas bajo las cuales han de gobernarse las relaciones jurídicas que surgen de la sociedad. Así, las disposiciones contenidas en la Ley 1258 tienen un carácter eminentemente dispositivo de manera que pueden ser reemplazadas por otras previsiones pactadas por los accionistas” (Obra: “La Sociedad por Acciones Simplificada”, página 61, Primera Edición).

Visto lo anterior, en relación con las dos inquietudes que nos ocupan, podemos afirmar de manera concreta, partiendo de la base que no existe norma legal que lo prohíba ni disposición alguna que lo establezca, y teniendo en cuenta la libre voluntad de los asociados, que es perfectamente viable que los accionistas de una sociedad por acciones simplificada sean a su vez empleados de la misma compañía, donde es claro que debe perfectamente establecerse dentro de la organización de la compañía, la diferenciación que debe imperar en cuanto hace con las normas que regulan lo atinente con una vinculación laboral. Igual respuesta cabe para su segunda inquietud, en donde es posible por parte de los accionistas, el alquiler a la misma sociedad, de bienes muebles e inmuebles de propiedad de los mismos.

Valga anotar finalmente, que las dos situaciones citadas son posibles siempre y cuando no exista norma estatutaria que consagre lo contrario e igualmente se respete los temas derivados de la posición dominante del accionista cuando quiera que sea administrador.

En los anteriores términos se ha dado contestación a su consulta, no sin antes anotarle que los efectos del presente pronunciamiento son los descritos en el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo, en desarrollo del cual esta superintendencia dentro de su competencia, ha emitido diversos pronunciamientos de gran interés, que estamos seguros le será útil consultar en nuestra página WEB.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…