Consumidor no debe asumir las consecuencias de una información imprecisa e inoportuna


5 enero, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El deber de todo productor o vendedor de un bien o servicio con el consumidor es ofrecer una información precisa y oportuna sobre el producto que le está ofreciendo, cuando esto no ocurre, el productor se expone a que el consumidor alegue una publicidad engañosa y vengan sanciones.

Los compradores tienen derecho a recibir información completa, veraz, transparente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea de los productos y servicios que se le ofrecen, además, existe responsabilidad para los productores y proveedores por el incumplimiento de las obligaciones anteriormente descritas, así lo disponen los artículos 23 y siguientes del Estatuto de Protección al Consumidor, los cuales buscan garantizar que los consumidores cuenten con los elementos de juicio suficientes que les permitan elegir entre la variedad de los bienes y servicios que se ofrecen en el mercado y así, adoptar decisiones de consumo razonables.

Responsabilidad de la publicidad de un producto

El productor o proveedor es la persona responsable de las condiciones objetivas y específicas contenidas en la publicidad, entendiéndose con esto que la publicidad engañosa se encuentra prohibida, así que el anunciante es responsable de los perjuicios que se ocasionen por la inexactitud de lo anunciado.

Calidad e idoneidad de los bienes y servicios

El Estatuto de Protección del Consumidor ha definido la calidad como la condición en que un producto cumple con las características inherentes y las atribuidas por la información que se suministre sobre él. Mientras que la idoneidad de un bien o servicio se ha definido como la aptitud para satisfacer la necesidad o necesidades para las cuales ha sido producido, así como las condiciones bajo las cuales se debe utilizar satisfaciendo las necesidades para las cuales está destinado.

“el consumidor, a pesar de ser quien mejor sabe qué es lo que le interesa, no necesariamente tiene a su disposición la información que le permita adoptar la decisión que más le conviene.”

Los productores y expendedores, por su experiencia en el mercado y sus conocimientos en el proceso de producción y comercialización, suelen tener mayor y mejor información sobre los productos y servicios que venden, mientras que el consumidor, a pesar de ser quien mejor sabe qué es lo que le interesa, no necesariamente tiene a su disposición la información que le permita adoptar la decisión que más le conviene.

TAMBIÉN LEE:   Reforma tributaria: así han reaccionado los gremios y sectores económicos ante las propuestas

Evaluar la veracidad y suficiencia de la información que determinó la intención de compra en un determinado caso, siempre será un aspecto de suma relevancia a la hora de proteger los derechos de los consumidores.

Presupuestos del deber de información

La obligación de informar, en términos generales, establece la existencia de una relación de consumo en la que un consumidor adquiere un bien o servicio a un productor o proveedor, determinado por las condiciones objetivas y específicas anunciadas respecto del mismo. En consecuencia, el bien o servicio deberá ajustarse a las características de uso y funcionamiento anunciadas, en aras de evitar una responsabilidad por todo daño que sea consecuencia de la inadecuada o insuficiente información.

Publicidad

Exoneración de la responsabilidad de la garantía

El productor o proveedor se puede exonerar de la responsabilidad que se deriva de la garantía, cuando demuestre que el defecto proviene de:

  1. Fuerza mayor o caso fortuito.
  2. El hecho de un tercero.
  3. El uso indebido del bien por parte del consumidor.
  4. Que el consumidor no atendió las instrucciones de instalación, uso o mantenimiento indicadas en el manual del producto y en la garantía. El contenido del manual de instrucciones deberá estar acorde con la complejidad del producto. Esta causal no podrá ser alegada si no se ha suministrado manual de instrucciones de instalación, uso o mantenimiento en idioma castellano.

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 enero, 2018
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas: