Contabilidad para la derecha y Contabilidad para la Izquierda – Gabriel Vasquez Tristancho

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 25 junio, 2008

Autor: Gabriel Vásquez Tristancho

Quedó claro con el proyecto de ley 165 sobre Normas Internacionales de Contabilidad, publicado en la Gaceta del Congreso 517 del 11 de Octubre de 2007, ampliado el 28 de mayo de 2008, que fuera liderado por el Honorable Representante a la Cámara Doctor Simón Gaviria Muñoz, hijo del ilustre expresidente Doctor Cesar Gaviria, presentada ponencia negativa y proposición de archivo, por el Honorable Representante Wilson Alfonso Borja Díaz, el martes 17 de junio de 2008 Gaceta del Congreso 374, que la contabilidad tiene un tinte político en Colombia, donde se evidencian claramente dos posiciones: la derecha (el primero) y la izquierda (el segundo). 

Que dice la derecha. Que los fenómenos que explican el conocimiento contable tienen origen global y que por tanto sus orientaciones deben necesariamente ser coherentes con las prácticas internacionales, tanto de contabilidad como de aseguramiento.  Colombia ha tomado en diferentes momentos de su historia, las teorías y prácticas internacionales, para aplicarlas desde los ordenamientos jurídicos de diferentes fuentes, siendo los principales el Derecho Comercial y el Derecho Tributario. 

Por su lado la izquierda, plantea el conflicto entre los postulados de utilidad social, pequeñas y medianas empresas y efectos fiscales, principalmente. Controvierte que los organismos internacionales que expiden las Normas internacionales de contabilidad y aseguramiento, responden a intereses de los capitales que representan los países desarrollados y no de los emergentes o subdesarrollados. 

En otras palabras, se enfrentó en el legislativo la derecha y la izquierda de la profesión contable en Colombia.  

Tremendo error. La contabilidad en el mundo ha seguido los lineamientos formalistas, que la ubican en un contexto científico, con fundamentación teórica, explicaciones racionales y aplicaciones coherentes con las buenas prácticas de negocios.  No es hija (la contabilidad) de los pobres, ni de los ricos, ni de los países desarrollados, ni de los países emergentes.  Tampoco puede asegurarse con validez que el conocimiento contable tiene fronteras.   

La contabilidad como conocimiento científico tiene grandes abismos, conflictos y problemas por resolver. No cabe duda, y así lo pregonan los postulados básicos, que la normativa internacional está concebida para acercar y no alejar, al reconocer que en la promulgación de información financiera de propósito general “existen en ellos diferencias causadas probablemente por una amplia variedad de circunstancias sociales, económicas y legales”. 

Preguntas y respuestas que ayudan a comprender este complejo tema.

¿El proyecto 165 tiene debilidades? Por supuesto que sí.  Quien dijo que los cambios en la normativa contable era un proceso de corto plazo.  Ni más faltaba.  Para la mayoría de países son asuntos de Estado, sino revisen las consecuencias de la Ley Sarbanes Oxley en Estados Unidos (2002).  No tiene fundamentación científica, considerar que los cambios de regulación contable no van a tener efectos macroeconómicos, y como el caso de Colombia, por la tradición jurídica con raíces española y francesa, principalmente, hay impacto en la Hacienda Pública, que no se ha medido, y tristemente el Ministerio de Hacienda, no es el líder en las investigaciones que debieran ya estar disponibles, para sustentar de manera racional y seria cualquier decisión del legislativo.  A nivel académico, en nuestro país, ya existen estudios que plantean hipótesis instrumentales para demostrar los efectos en la recaudación tributaria. 

¿Que las micro y pequeñas empresas debieran tener una regulación contable ajustada a sus necesidades?  No hay realidad más grande que esta.  El mundo también lo reconoció, aceptó y proclamó.  Los organismos internacionales que expiden los estándares de contabilidad también lo han expuesto y socializado en diferentes escenarios.  ¿Qué esfuerzo ha hecho Colombia sobre este asunto de importancia capital para el desarrollo?  Desafortunadamente hay que decirlo sin temores: NINGUNO.  ¿Quiénes son los responsables? TODOS, incluida la profesión, la academia, los gremios profesionales y económicos.  El nivel cultural contable es demasiado bajo, a tal punto que recientes propuestas de organismos de control, la abordan como si fuera una simple teneduría de libros (Decreto 1878 de mayo de 2008). 

¿Quiénes estarían dispuestos a desconectarse de la aldea global y  de las oportunidades económicas, científicas y sociales que ofrecen la tecnología y la integración mundial? Creo que muy pocos. Es otra realidad.  El mundo no es Colombia y pretender aislar al país del contexto internacional, sería retroceder en el conocimiento contable más de 30 años, como tristemente ocurrió con algunos profesores de la Universidad Nacional cuando quisieron inventar una nueva matemática, hace ya muchos años, por fortuna una etapa que hoy no deja de ser una anécdota por demás muy absurda. 

GABRIEL VASQUEZ TRISTANCHO

Columnista Vanguardia Liberal

Socio impuestos Baker Tilly Colombia

E-mail: gvasquet@yahoo.es

Bucaramanga, 24 de  junio de 2008   

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…