Contador Público, presente y futuro con liderazgo, unión e inquietudes


2 marzo, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Motivos hay para celebrar. Motivos para reflexionar también. Aunque ayer fue nuestro día, bien vale la pena pensar qué viene para la profesión contable en un mañana y cómo deben ser esos Contadores Públicos que hoy se están educando.

Un punto histórico, ¿realidad o ficción?

Se dice que el 17 de mayo de 1949 fue el primer día donde un grupo de Contadores Públicos se reunieron bajo un mismo techo. En esta fecha se realizó la primera conferencia interamericana de contabilidad, en la cual nació la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC).

Por otra parte y como lo narra el Contador Público Álvaro Fonseca Vivas, profesor de la Facultad de Contaduría de la Universidad Antonio Nariño, «cuentan que en los agitados años setenta de activismo político, en un encuentro de estudiantes y académicos de la Universidad de Antioquia, un 27 de febrero, se discutía el por qué se celebraba el 27 de febrero, fecha en la cual celebraban las multinacionales. Con este espíritu “antiyankee”, uno de los asistentes se paró encima de una mesa y grito: “Yo propongo que se celebre pasado mañana”. Desde este momento se dice, el 1 de marzo es el día del Contador Público en Colombia».

Pluri… contador

Desde la Escuela de Administración de la Universidad EAFIT tienen un punto de vista claro sobre el Contador Público moderno, quien debe tener una visión universal de los negocios. No es suficiente el conocimiento si este no está asociado a una percepción y ubicación estratégica de los negocios dentro de un contexto universal. La apertura cambió el modo de hacer negocios. La parte operativa es importante, pero pasó a un segundo plano.

TAMBIÉN LEE:   Proyecto para reformar la profesión contable se presentará el 3 de noviembre

Hay que pensar en función del beneficio potencial, en la permanencia de una empresa a largo plazo y no con beneficios a corto plazo. También es importante saber dimensionar el papel del recurso humano en la generación de valor para la empresa y la sociedad.

Los nuevos mercados y los procesos de globalización, exigen del Contador Público la obligación de velar por los intereses económicos de la comunidad. La conciencia moral, la aptitud profesional y la independencia mental, constituyen su esencia espiritual y su responsabilidad social.

Tres puntos a considerar

Ludy Vargas Mendoza, presidenta del capítulo Cúcuta del Colegio de Contadores expone tres puntos de vista a considerar

«Debemos visualizar nuestro horizonte para poder implementar las acciones tendientes a superar los obstáculos, que amenazan la profesión, para que el Contador Público pueda seguir aportando con mucha responsabilidad al desarrollo de la nación».

«La expedición de la Ley 1314, convergencia de las normas contables con estándares internacionales, se constituye en un reto importante para los Contadores, que debe ser objeto de análisis sobre su conveniencia y adecuada aplicación, para que no se atente contra la pérdida de identidad y el deterioro de nuestra doctrina contable».

«Hay que trabajar unidos para lograr que la profesión tenga el debido reconocimiento, tanto del sector público como del privado y de la sociedad en general, así mismo para que, a través de su ejercicio profesional valore su conocimiento y se convierta en un pilar importante dentro de las organizaciones, para lo cual debe trabajar desde los gremios, fijando posiciones, cuestionando, y denunciando los hechos que atenten contra el desprestigio y el menoscabo de la profesión».

¿Existe reconocimiento hacia la profesión?

Erika Jiseth Medina, miembro de Comunidades Semana, plantea una interesante reflexión donde se afirma que los nuevos mercados y procesos de globalización exigen del Contador Público de hoy más que ayer, la obligación de velar por los intereses económicos de la comunidad. La conciencia moral, la aptitud profesional y la independencia mental, constituyen su esencia espiritual y su responsabilidad social.

TAMBIÉN LEE:   Proyecto de reforma tributaria 2021: ventas durante los 3 días sin IVA tendrían varias novedades

Esas nuevas exigencias le implican mantener incólume su integridad moral, cualquiera que fuere el campo de su actuación en el ejercicio profesional, y en su responsabilidad de dar fe pública de los hechos económicos. En consecuencia, se espera de él rectitud, honestidad, dignidad y sinceridad en cualquier circunstancia.

Una cita

«Basta con mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta el desequilibrio que se da entre el gran número de egresados de las universidades y la demanda de trabajo. Lo anterior ha conllevado a una sobresaturación del mercado y a un desmejoramiento del estatus y de las condiciones contractuales de los Contadores Públicos, quienes se ven abocados a regalar su trabajo y lo que es peor a actuar como simples auxiliares, o a desempeñarse en otros oficios que no tienen nada que ver con la Contaduría Pública”: Ludy Vargas Mendoza.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 2 marzo, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas: