Contadores en un mundo complejo. Dejémoslos hablar – Hernan Rodriguez

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 9 marzo, 2009

Autor: Hernán A. Rodriguez

En un mundo cada vez más complejo, da mucha tristeza cuando se le pregunta a un candidato a científico (llámense docentes-investigadores) sobre la velocidad de caída de una bolita de cristal y de un piano, y contesta que el piano cae primero; también produce el mismo sentimiento cuando dice que la relatividad es muy difícil de explicar o que él no ve ( ¿no sabe?) la aplicación de «tanta» matemática. Este mundo, el cual está demandando observación, modelación y verificación por parte de los profesionales universitarios, está recibiendo constantemente dibujos retóricos de la realidad. Las explicaciones de la aplicabilidad o no de los conceptos que no son producto de la observación de su autor carecen de poder didáctico, y permiten la afloración de teorías que no tiene contacto con la realidad que trata de explicar.

En el caso de las regulaciones contables y de información financiera es fácil caer en disertaciones que piden desconocer olímpicamente la existencia de marcos conceptuales diversos y las reglas de medición y valoración de activos financieros nacidos dentro del torbellino de la especulación financiera. Por otra parte también es fácil taparse los ojos argumentando su poca relevancia para los estados-naciones, desconociendo la aplicabilidad global; y argumentando también, pero emocionalmente la defensa de las regulaciones actuales en extensos copia y pegue hermenéuticos.

Los ataques a los dos modelos de regulación de la información financiera (GAAP e IFRS), se están presentando tan ajenos de observación, modelación y verificación que desfiguran la realidad de la convergencia. Ataques emocionales parecidos como los que afloró el resentimiento por la pérdida de Panamá (el cual se curó con tiempo y con US$) no dejan avanzar a nuestra juventud de contadores hacia la armonía gremial y hacia el estudio de la diversidad contable.

Los no menos comedidos defensores de la penetración de los intereses extranjeros en nuestro colectivo intelectual, también están desconociendo procesos de discusión como Bolonia que coloca en la mesa las competencias para el desempeño, las competencias para la academia o para el análisis del impacto social. Por otra parte esta gran porción de nuestra profesión parece querer desconocer nuestras mini traducciones gaap-ias (2649, PUCs, ley 222, regulaciones super), que de alguna manera nos organizó a los contadores alrededor de algo.

La gran masa de contadores excogitadores – no voy a referirme más a los contadores «de a pie»- lee las extensas explicaciones y escucha en las conferencias producidas en serie durante todo el año, aplaude las genialidades retoricas, toma partido por simpatía y se expresa por necesidad de expresarse en foros virtuales, y …nada más. En estos foros virtuales aparecen ocasionales francotiradores cargados con expresiones descorteses por decir lo menos, que hacen salir despavoridos a los honestos contradictores de los eternos orientadores. Esta gran masa de contadores, unidos a los estudiantes de pregrado y postgrado no tienen voz ni voto ( ¿democracia?)

Vale la pena decir que en Colombia en la mayoría de los programas de contaduría no se estudia el reglamento de la contabilidad (2649) analíticamente y buscando su instrumentalización, si no que se hacen «mesas redondas» o se mandan a hacer «ensayos» sobre él. Hay que destacar que existen numerosas presentaciones tipo PowerPoint que esquematizan la secuencia del articulado en formas para apoyar la retórica del hablante. Tampoco se da mucho el análisis comparativo de los marcos conceptuales diversos y las discrepantes reglas de reconocimiento, medición, valuación, monitoreo y aseguramiento de información financiera existentes en el mundo.

Trato de decir que es injusto presentarle a una profesión tan excelentes guías de orientación profesional que en su construcción se ha desconocido las más elementales reglas de cortesía académica y gremial. Trato de decir que este no es el camino de la investigación pregonada para los nuevos postgrados, cuando no se problematiza para buscar innovación sino para acallar tendencias doctrinales.

En este mundo cada vez más complejo debemos evolucionar hacia una discusión más tolerante, y más respetuosa de los esquemas propuesto desde la época de nacimiento del pensamiento fundamentado en el racionalismo y tratar de no regresar al dogmatismo de lo que el «maestro dijo».

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…