Contrato fijo a indefinido, estrategia para pagar menor indemnización


10 agosto, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Hay empleadores que cambian el tipo de contrato, de fijo a indefinido, y al cabo de varios días le dicen al empleado que ya no lo necesitan y lo despiden; y así pagarle una indemnización más económica.

Partamos de un ejemplo. Pablo es mensajero. Le tienen asignada una moto para el ejercicio de su función. El 31 de diciembre le hacen firmar la carta de renuncia, le liquidan y al otro día, o a los 15 días hábiles, vuelven a llamarlo para que continúe con el cargo, utilizando la misma moto, pero en el contrato registran otra función: líder de operaciones logísticas urbanas. Sin embargo, está claro que sigue haciendo lo mismo, bajo el mismo jefe.

“Esa es la diferencia entre contrato de trabajo y relación laboral. El contrato puede ser el papel, pero la relación laboral es una sola.”

Y esta situación se repite cada año. Lo anterior es un claro fraccionamiento del contrato. Y frente a esto, el juez declarará continuidad laboral. Significa que esos varios contratos que le han hecho al empleado no son relaciones laborales diferentes. Se trata de una sola relación laboral fraccionada en varios contratos de trabajo.

Esa es la diferencia entre contrato de trabajo y relación laboral. El contrato puede ser el papel, pero la relación laboral es una sola. La relación laboral inicia desde la primera vinculación y termina con el retiro o despido del trabajador, aunque al empleado le hagan firmar varios ‘papelitos’ que denominan contratos de trabajo.

Ese fraccionamiento no surte efecto ante un juez laboral. Se asume que hubo solución sin continuidad, y el juez considera que los varios años se trabajaron plenos sin interrupción. La empresa debe pagarle a esta persona lo que no le pagó en seguridad social, salarios, medicamentos de la EPS, prestaciones sociales e incapacidades en el tiempo no laborado.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Más de 20 EPS podrían ser liquidadas el próximo año

Indemnización, cuestión de buena y mala fe

Son más económicas las indemnizaciones de los contratos a término indefinido. Muchas veces las empresas cambian el contrato del empleado de fijo a indefinido, con la intención de despedirlo y pagar menos.

Este es un tema de buena y mala fe. Si tengo un contrato fijo con alguien, y para darle una mayor estabilidad le digo que hagamos una cláusula adicional donde convirtamos el contrato en indefinido, y él acepta, pero a los tres días lo encuentro incumpliendo el contrato, entonces sin dudarlo lo despido.

Pero si el empleador hace el cambio de contrato y a los tres o cuatro días le dice al empleado que ya no lo necesita, lo despide sin justa causa y le paga la indemnización más pequeña, se ve que el objetivo era pagarle lo menos posible.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 10 agosto, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas: