Corrección valorativa de activos por impuestos diferidos


ACTUALIDAD, Estándares Internacionales Publicado: 11 abril, 2018

Los activos por impuestos diferidos generados por las diferencias temporarias y por las pérdidas fiscales y otros créditos fiscales no utilizados deben ser objeto de revisión anual. En este editorial mencionamos cuáles son los pasos a seguir de acuerdo a los lineamientos de la sección 29.

La sección 29 de la Norma para Pymes ordena que las entidades calculen al final de cada período los activos y pasivos por impuestos diferidos provenientes de las diferencias temporarias entre los valores contables y fiscales de sus activos y pasivos, pérdidas fiscales no compensadas, excesos de renta presuntiva sobre la fiscal, o cualquier otra situación.

Una vez la entidad haya calculado sus activos y pasivos por impuestos diferidos, debe proceder a evaluar si las ganancias fiscales futuras esperadas son suficientes para utilizar la totalidad de los activos por impuestos diferidos procedentes de las situaciones mencionadas en el párrafo anterior. En caso de que las ganancias fiscales no sean suficientes para utilizar la totalidad de los activos por impuestos diferidos, entonces la entidad debe reducir el importe de estos hasta el monto que estime que pueda utilizar.

La Norma para Pymes emitida en el año 2009 contenía un subtítulo denominado corrección valorativa, y establecía el requerimiento de disminuir el importe de los activos por impuestos diferidos hasta el monto que se pensara poder utilizar en los períodos siguientes.

La norma emitida en el año 2015 eliminó el subtítulo y la expresión corrección valorativa, pero mantuvo, en términos esenciales, el mismo requerimiento, esta vez en el párrafo 29.31, el cual establece que:

“El importe en libros de un activo por impuestos diferidos debe someterse a revisión al final de cada periodo sobre el que se informe. Una entidad reducirá el importe en libros de un activo por impuestos diferidos, en la medida que estime probable que no dispondrá de suficiente ganancia fiscal como para permitir que se utilice la totalidad o una parte del activo por impuestos diferidos reconocido. Esta reducción deberá ser objeto de reversión, en la medida en que pase a ser probable que haya disponible suficiente ganancia fiscal.”

De acuerdo con este párrafo, [pq]no basta con calcular y contabilizar el impuesto diferido al cierre de cada período, sino que es necesario evaluar su recuperabilidad[/pq] para reflejar solamente el valor que podrá utilizarse en períodos futuros para disminuir las ganancias fiscales.

Ejemplo

Suponga que la Distribuidora Colombiana tuvo pérdidas fiscales por valor de $800.000.000 en el año fiscal 2017. La tarifa de tributación de la entidad es del 33 %, y para efectos prácticos, omita el cálculo de renta presuntiva.

La pérdida obtenida en el año 2017 por valor de $800.000.000, con la tarifa del 33 %, genera un activo por impuesto diferido por valor de $264.000.000.

La contabilización de este activo es la siguiente (los códigos de cuenta son sugeridos):

Cuenta

Débito

Crédito

171016 – Activo por impuesto diferido $264.000.000
540401 – Impuesto Diferido $264.000.000

 

Una vez calculado y contabilizado, la entidad procede a evaluar si realmente podrá utilizar la totalidad del impuesto diferido generado por la pérdida fiscal.

Para esos efectos, la entidad debe consultar el reglamento fiscal relacionado con la compensación de pérdidas fiscales. A este respecto, el artículo 147 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 88 de la Ley 1819 de 2016, estableció que las sociedades pueden compensar sus pérdidas fiscales en los 12 períodos gravables siguientes a aquel en el cual se hubiere generado la pérdida fiscal.

La entidad evaluó sus proyecciones, y calculó que en los siguientes 12 años obtendrá utilidades fiscales de aproximadamente $600.000.000, por lo cual solo podrá aplicar un impuesto diferido igual a $198.000.000 ($600.000.000 x 33 % = $198.000.000).

De acuerdo con lo anterior, la entidad debe disminuir el activo por impuesto diferido de $264.000.000 a $198.000.000, para lo cual debe contabilizar lo siguiente:

Cuenta

Débito

Crédito

171016 – Activo por impuesto diferido

$66.000.000

540401 – Impuesto Diferido

$66.000.000

 

Esta verificación se debe hacer periódicamente, pues el mismo párrafo 31 de la sección 29 de la Norma para Pymes establece que, si la entidad concluye que podrá recuperar un mayor valor del impuesto diferido, debido a mayores ganancias fiscales, entonces podrá revertir la corrección reconocida anteriormente hasta el monto ajustado.

Suponga que en el año 5 los resultados de la entidad empezaron a mejorar considerablemente, por lo cual se concluyó que sí podría utilizar las utilidades fiscales futuras para compensar la pérdida obtenida en el primer año. Una vez la entidad llega a esa conclusión, revierte la contabilización del ajuste anterior, así:

Cuenta

Débito

Crédito

171016 – Activo por impuesto diferido

$66.000.000

540401 – Impuesto Diferido

$66.000.000

 

CP. Juan David Maya Herrera
Consultor de Estándares Internacionales de Información Financiera
Certificación Internacional por el ICAEW en IFRS Full (NIIF Plenas)

*Exclusivo para Actualícese

Material relacionado: