Costos por préstamos no se capitalizan en todos los casos


13 abril, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El tema de los costos por préstamos está abordado en la Norma Internacional de Información Financiera Plena en la NIC 23, y en el caso del Estándar para Pymes en la Sección 25. Las indicaciones de ambas normativas son disidentes con relación al tratamiento de este tema.

En tanto la Sección 25 del Estándar para Pymes indica que una entidad deberá reconocer la totalidad de los costos generados por operaciones de crédito o préstamo como un gasto en el resultado final del período en el cual se incurrió en estos, la NIC 23 ha definido que solamente los costos por préstamos que provienen de la adquisición, construcción o producción de un activo apto, hacen parte del costo del activo mismo, pero todos los demás deben llevarse al resultado como un gasto. Cabe  recordar que según las mismas definiciones que acompañan las normas internacionales, un activo apto será aquel que requiere un período de preparación antes de estar listo para su uso o venta.

Esta postura diferenciada de una a otra versión del estándar, es uno de los componentes más importantes de analizar por una entidad a la hora de decidir aplicar un marco normativo o migrar a otro superior. Lo anterior puesto que en empresas como las constructoras, que tienen por lo general muchos costos por préstamos durante el tiempo de ejecución de sus obras, no es financieramente viable la aplicación del Estándar para Pymes que involucra llevar todos los costos al estado de resultados; para estas será más factible aplicar el Estándar Pleno y capitalizar los intereses de sus créditos al costo del proyecto de construcción.

TAMBIÉN LEE:   ¿Cómo se contabiliza el interés presuntivo para préstamos a socios en 2022?

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 abril, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas: