Crédito de cupo rotativo y tarjetas de crédito: beneficios y diferencias


3 noviembre, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Entre los productos que ofertan las entidades financieras se encuentran las tarjetas de crédito y los créditos de cupo rotativo; estos productos ofrecen muchos beneficios, pero el más importante es el poder acceder a dinero de forma inmediata. Las siguientes, son sus principales características.

Entre los productos que ofertan las entidades financieras se encuentran dos que, aunque presentan beneficios compartidos, son muy diferentes: las tarjetas de crédito y los créditos de cupo rotativo.

Por su parte, las tarjetas de crédito son utilizadas generalmente para hacer compras directas tanto en establecimientos de comercio como en internet sin necesidad de utilizar efectivo. A su vez, el crédito rotativo es un tipo de crédito de consumo que, como su nombre lo indica, permite utilizar nuevamente los fondos recaudados a medida de que se realizan abonos (así, cuando en estos últimos se va a disponer del dinero se debe realizar una transferencia a una cuenta corriente o de ahorros).

Beneficios en común:

Gracias a la modalidad de pago y la disponibilidad de dinero inmediato que ofrecen estos productos, los clientes siempre tienen en su portafolio este tipo de servicio. Entre las características que poseen se encuentran las siguientes:

  • La libertad de disponer de recursos de forma inmediata.
  • El cupo que se libera con los pagos periódicos queda disponible para ser usado de nuevo.
  • Este tipo de créditos no maneja restricciones para el destino que se le dé a los recursos, lo cual es muy ventajoso ante una emergencia.
  • Por lo general las tarjetas de crédito manejan seguros que brindan cobertura ante calamidades domésticas, médicas o infortunios que lleguen a presentar. Por su parte los créditos rotativos cuentan con seguros y pólizas para distintas coberturas.
  • Los pagos de las cuotas pueden ser programados como débito automático de su cuenta de ahorros o corriente.
  • Los intereses se calculan sobre el monto de la deuda y el total del saldo a capital puede ser cancelado en cualquier momento, incluso antes del plazo pactado, sin ningún tipo de restricción o condición.
  • No es necesario desembolsar todo el monto aprobado, usted podrá usar solo el dinero que necesite, pagar los cargos asociados solo a ese saldo y dejar lo demás para cuando lo desee utilizar.
TAMBIÉN LEE:   Terminación del contrato de trabajo por relación sentimental extramatrimonial

Diferencias:

  • En el cupo rotativo existe menos practicidad que con la tarjeta de crédito puesto que el cupo rotativo requiere de una transferencia a una cuenta de ahorros o corriente, mientras que la tarjeta de crédito a través del plástico que porta el propietario facilita las transacciones sin necesidad de transferencias, además de permitir la posibilidad de retiro de avances.
  • La tasa de interés asumida en el crédito de cupo rotativo es fija, mientras que para las tarjetas de créditos las cuotas diferidas a una cuota o más que se paguen entre el primer mes de corte, no generan intereses (esto puede variar según la política de la entidad).
  • A diferencia de las tarjetas de crédito, los créditos de cupo rotativo cuentan con seguros, pero no tienen asistencias.
  • Usualmente con los créditos de cupo rotativo el cliente no cuenta con descuentos, beneficios adicionales o programas de fidelización, en cambio con las tarjetas de crédito se pueden obtener descuentos, beneficios en comercios asociados y redención de millas o kilómetros a través del sistema de puntos.
  • Frente al grado de seguridad que opera en los créditos de cupo rotativo, las tarjetas de crédito, tanto por fraude como por clonación, resultan mucho más inseguras.

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 3 noviembre, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas: