Crédito por libranza: características, ventajas y desventajas


25 agosto, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Quien accede a este tipo de crédito autoriza a su empleador o entidad pagadora para que realice un descuento de su salario o pensión y para que los recursos sean destinados al pago de las cuotas de crédito adquiridas con entidades financieras. Aquí le presentamos algunas ventajas y desventajas.

Cuando una persona busca crédito de consumo y libre inversión, las entidades financieras le dan a escoger entre las tarjetas de crédito, rotativos, y libranzas. Pues bien, este último se ha convertido en una de las modalidades que está tomando cada vez más fuerza. Acorde a lo publicado el diario La República, y según los reportes de la Superfinanciera, 35 % de la cartera de los préstamos de consumo a junio de este año se registraron bajo esta modalidad.

En esta forma de financiamiento, las tasas son en ocasiones más favorables que en otras clases de crédito. Al corte de la primera semana de agosto el promedio de los tipos de interés se ubicó en 15,89 %, cifra que evidencia una caída de 82 puntos básicos en un año. En cuanto a las tasas, entre los bancos, Itaú tiene los tipos más favorables ya que sus intereses están al 14,88 % efectivo anual; luego siguen Av Villas, con 14,97 %; Coopcentral, 14,99 %; Caja Social, 15,20 %; y en el quinto puesto aparece BBVA, al 15,24 %.

Los créditos de libranza ofrecen la posibilidad de que la persona pueda desglosar las responsabilidades hasta 84 meses, pero el promedio de los pagos se ubica en 48 meses según estimaciones de la banca.

El crédito por libranza es un mecanismo de recaudo de cartera en el cual el deudor autoriza a su empleador o entidad pagadora para que realice un descuento de su salario o pensión, con el fin de que esos recursos sean destinados al pago de las cuotas del crédito adquirido con la entidad financiera.

“debe notificar a la entidad financiera su autorización de descuento de nómina y el convenio de recaudo debe estar debidamente suscrito con la entidad empleadora”

Lo ideal es que la persona que solicite el crédito por libranza sea responsable con el pago de las cuotas mensuales con las cuales se comprometió y maneje correctamente su crédito. Hay que recordar que debe notificar a la entidad financiera su autorización de descuento de nómina y el convenio de recaudo debe estar debidamente suscrito con la entidad empleadora, especificando todas las obligaciones del convenio.

TAMBIÉN LEE:   Salario mínimo regional y contratación por horas: así es la reforma laboral propuesta por Fenalco

Ventajas del crédito por libranza

  • No se exige el respaldo de un codeudor, fiador, avalista, ni de garantías adicionales al compromiso de descuento.
  • Las tasas de interés que ofrecen los bancos para la libranza son sustancialmente menores que los otros créditos de consumo.
  • El usuario tiene derecho a decidir con qué entidad quiere acceder al crédito.
  • La libranza o descuento directo se efectúa siempre y cuando el asalariado o pensionado no reciba menos del 50 % del neto de su salario o pensión después de los descuentos de ley.
  • La principal ventaja para el acreedor es que, dado que la operación está respaldada por el pago periódico hecho al beneficiario, se minimiza el riesgo del crédito.
  • Se permite la continuidad de la libranza cuando el trabajador cambia de empleo. En este caso, si el contrato de trabajo finaliza, pero todavía existe saldo con el banco, la empresa podrá retener parte de las prestaciones sociales e indemnizaciones a que tenga derecho, siempre y cuando el trabajador autorice por escrito a su empleador.

¿Y si la liquidación no alcanza a cubrir la totalidad de la deuda?

Si se llega a dar un acuerdo, la entidad financiera podría permitirle al trabajador que ya no labora en la empresa que siga pagando directamente las cuotas que todavía faltan por cancelar.

¿Qué desventajas tiene?

Según lo publicado en el portal Finanzas Personales, y como ya lo dijimos anteriormente, si la persona que solicitó el crédito se retira de la empresa, el empleador no le descuenta por defecto, por lo cual debería asumir una cultura de pago que quizás hasta el momento no tenga desarrollada.

TAMBIÉN LEE:   Acopi insiste que régimen simple de tributación no equivale a tener una tarifa diferencial

En algunos casos, el empleador procederá a realizar el descuento del valor adeudado a la entidad financiera del valor generado como liquidación del contrato de trabajo. De igual manera, con el reporte de retiro de la empresa, se presenta incremento en la tasa de interés que tiene el crédito.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 25 agosto, 2017
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace