¿Cuál es el mercado laboral más vulnerable a raíz del COVID-19?


13 abril, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Jóvenes deberán afrontar un elevado índice de desempleo y son más vulnerables frente a la disminución de la demanda de mano de obra.

Trabajadores sin protección social, particularmente los cuenta propia, se verán afectados.

También las mujeres, por la labor que desarrollan en los sectores más afectados.

El COVID-19 tendrá una amplia repercusión en el mercado laboral. Así lo deduce la Organización Internacional del Trabajo –OIT– en su análisis ¿En qué medida va a afectar el COVID-19 al mundo del trabajo?

Estimaciones preliminares de la entidad señalan un aumento del desempleo mundial, que oscila entre 5,3 millones de desempleados (caso «más favorable») y 24,7 millones (caso “más desfavorable”) con respecto a un valor de referencia de 188 millones de desempleados en 2019. En término «medio» podría registrarse un aumento de 13 millones de desempleados.

Niveles de subempleo podrían aumentar

«Como se ha constatado en crisis anteriores, es probable que los efectos adversos en la demanda de mano de obra conlleven amplios ajustes en materia de reducción salarial y de los horarios de trabajo», indica el análisis.

  • Las actuales restricciones en materia de circulación de personas y bienes serán obstáculos para los trabajadores por cuenta propia.
  • La reducción de la actividad económica y las restricciones en materia de circulación de personas afectan tanto al sector industrial como al de servicios. Por ejemplo, el valor económico agregado total del sector industrial en China disminuyó un 13,5 % durante los dos primeros meses de 2020.
  • El sector terciario, en particular las actividades turísticas, los viajes y el comercio minorista, es especialmente vulnerable. Se prevé una disminución de desplazamientos internacionales de hasta el 25 % en 2020, lo que podría poner en riesgo millones de puestos de trabajo.
TAMBIÉN LEE:   Minsalud reglamento pago de incapacidades y licencias de maternidad y paternidad

¿Cuáles son las personas más vulnerables?

“las epidemias y las crisis económicas pueden repercutir de forma desproporcionada en determinados grupos de población y propiciar un aumento de la desigualdad”

Según la OIT, las epidemias y las crisis económicas pueden repercutir de forma desproporcionada en determinados grupos de población y propiciar un aumento de la desigualdad. La entidad destaca los siguientes grupos de población:

  • Las personas con problemas de salud subyacentes o de edad avanzada con mayor riesgo de padecer graves problemas de salud.
  • Los jóvenes que deben afrontar un elevado índice de desempleo y subempleo, y son más vulnerables frente a una disminución de la demanda de mano de obra, como se constató a raíz de la última crisis financiera mundial. Los trabajadores de más edad son también más vulnerables en el plano económico. La OIT explica que, a raíz de la epidemia del MERS, los trabajadores de más edad eran más proclives que las personas más jóvenes a encontrarse en situación de desempleo y subempleo, o de reducción de su horario laboral.
  • Las mujeres, a raíz de la amplia labor que desarrollan en los sectores más afectados (en particular el de los servicios), o por desempeñarse en un trabajo que haga frente a la pandemia, como, por ejemplo, las enfermeras. Según estimaciones de la OIT, el 58,6 % de las mujeres que trabajan en todo el mundo lo hacen en el sector terciario, frente al 45,4 % de los hombres. Las mujeres tienen menor acceso a servicios de protección social y soportan una carga laboral desproporcionada en la economía asistencial, en particular en el caso de cierre de escuelas o de centros de atención.
  • Los trabajadores sin protección social, particularmente los cuenta propia, ocasionales y los que llevan a cabo una labor esporádica en plataformas digitales, son especialmente susceptibles de verse afectados por el virus al no tener derecho a bajas laborales remuneradas o por enfermedad, y estar menos protegidos en el marco de los mecanismos convencionales de protección social u otros medios de compensación de fluctuaciones de ingresos.
  • Trabajadores migrantes, particularmente vulnerables a los efectos de la crisis del COVID-19, que restringirá su capacidad para desplazarse a su lugar de trabajo en sus países de acogida y para regresar con sus familias.
TAMBIÉN LEE:   Inaplazables de ahora y siempre

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 abril, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: