¿Cuáles habilidades blandas deben ser tenidas en cuenta por los auditores forenses?


10 octubre, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Un delincuente cuenta con ventaja en cuanto a la estructura del fraude realizado. Un auditor forense debe pensar diferente para tener el discernimiento necesario y abrir el camino a una investigación exitosa. El auditor debe adaptarse a estas situaciones, sin perder el foco de lo que está buscando.

Néstor Coba Soto, auditor forense y profesional de inspección afirma en su artículo, Habilidades blandas del auditor forense en la era digital, publicado por la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros –ACFCS–, que muchos profesionales contables confunden la era de la transformación digital con la digitalización de documentos, o con solo “tecnologizar” los procesos.

Lo primero que se debe tener en cuenta frente al tema, indica Coba Soto, es entender los conceptos que se presentan, «como son big data, IoT, la cuarta revolución industrial, machine learning entre otros, y cómo esos términos son utilizados en las empresas para hacer negocios».

Para él, no solo conocer técnicas de auditoría les servirá a los profesionales, sino también conocer el entorno, porque para cometer fraude los perpetradores deben saber bien cómo, cuándo y con quién cometen el delito; de la misma forma los auditores forenses deben ir un paso adelante para detectarlo y prevenirlo.

Algunas de las habilidades blandas que se definen a continuación son de gran importancia para Coba Soto, aunque no son las únicas que debemos tener, ya que el auditor forense debe ser integral para resolver casos complejos, como lo son investigaciones por delitos económicos.

Disruptivo: pensar fuera de la caja

Para el auditor forense es imprescindible entrenar esta habilidad. «Como siempre lo he dicho, el delincuente es un personaje sumamente inteligente y que de entrada tiene mucha ventaja en cuanto a la estructura del fraude que está llevando a cabo. Pensar diferente nos da el discernimiento para no recoger las migajas que el perpetrador nos quiere dejar en el camino», afirma Coba Soto.

TAMBIÉN LEE:   4.801 empleadores crearon 55.103 nuevos puestos de trabajo para jóvenes

Creativo

La creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. «Para esta habilidad es importante tener la mente clara y abierta; pensar que todo es posible. Un auditor debe tener claro que debe ser más original que el delincuente», afirma Coba Soto.

Facilidad de adaptación

Cada auditoría es un mundo distinto. Las investigaciones, a pesar de que en apariencia pueden ser parecidas, no siempre buscan el mismo objetivo. Es imprescindible que el auditor tenga la capacidad de cambiar el rumbo de la investigación, si así lo amerita.

Aprendizaje continuo

Las personas que muestran capacidad de aprendizaje continuo se caracterizan por su motivación y entusiasmo a la hora de desempeñar mejor sus tareas, manteniendo siempre una actitud abierta a la adquisición de nuevos conocimientos que puedan aplicar en su puesto de trabajo.

Para Coba Soto, en este entorno cambiante es necesario capacitarse todo el tiempo, y no solo hacer un curso o ir a la universidad, sino leer y socializar para aprender.

Pensamiento crítico

“Los auditores forenses no se rinden hasta conseguir la verdad y encontrar el modus operandi de los perpetradores”

Es la capacidad que tenemos para poder analizar la información e intentar esclarecer la veracidad de esta. Los auditores forenses no se rinden hasta conseguir la verdad y encontrar el modus operandi de los perpetradores, y por eso esta habilidad blanda es necesaria.

TAMBIÉN LEE:   Con este curso tendrás un acercamiento a la auditoría forense

Capacidad de trabajo en contextos cambiantes

«Estamos en un mundo empresarial dinámico. Las áreas, los procesos, las personas y hasta el entorno de una investigación puede cambiar en todo momento. Es por ello por lo que el auditor forense, dentro de su rol, debe saber adaptarse a estas situaciones, sin perder el foco de lo que realmente está tratando de encontrar», afirma Coba Soto.

Habilidades interpersonales de comunicación

Está comprobado que un auditado prevenido no proporcionará la información que se necesita para una investigación. Sería más fácil buscar evidencia en los sistemas y los soportes que nos entreguen.

Una parte importante es la información no oficial que no se ve en esos soportes y una entrevista adecuada es vital para descubrir lo que en verdad está sucediendo. Por eso es necesario cultivar la habilidad de poder comunicarse y crear empatía con los auditados, explica el experto.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 10 octubre, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas: