De las patentes y la evolución del Contador Público


28 enero, 2008
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

«Todo lo que podría haberse inventando ya ha sido inventado»

Charles H. Duell – Oficial de Patentes – USA (1899)

Aunque nos cause gracia ahora, en su momento nadie se burló. Parecía claro que el ritmo de invención de la era Industrial era difícil de mantener, y una afirmación de este calibre no parecía traída de los cabellos.

Pero los tiempos han cambiado, y no creo que exista alguien que se atreva a emitir una opinión del mismo talante. Por estos días tenemos la sensación de estar ad-portas de algo más grande. Sabemos que la tecnología evoluciona, y ya no nos podemos imaginar lo que pasará en 10 años.

«Llegó el 2008 y los carros aún no vuelan», se quejan algunos. Pero los carros voladores fueron reemplazados por Internet, la genética y la nueva visión del mundo.

El Contador Público debe evolucionar al mismo ritmo

Y esto, que antes era una premisa del mejoramiento profesional, es ahora una afirmación de supervivencia laboral. El Contador Público evoluciona o pasa a ser parte de los pasivos empresariales. De los que se deprecian y se dan de baja rápidamente.

Y la evolución de la profesión está íntimamente ligada al poder de la tecnología y de la globalización.

¿Por qué la tecnología? Porque si no evolucionamos, Excel 2010 hará nuestro trabajo sin problemas. Porque nuestro único valor agregado será saber en qué registro del PUC asentar un movimiento, y el análisis, las tendencias y la aplicación de teorías administrativas de avanzada con la información que surtimos será exclusividad de otros profesionales.

Y la evolución del CP se conecta con la globalización tal como un televisor a la línea de energía. Los estándares internacionales no van a retroceder, podemos tener la plena seguridad. Ellos llegarán. Mañana, pasado mañana, no importa. Pero llegarán.

TAMBIÉN LEE:   La intervención tributaria se convierte en el dolor de cabeza de los revisores fiscales

Y el colega que vea este proceso con miedo, sin curiosidad, y con desidia, será como el Oficial de Patentes que mencionábamos arriba.

¿A qué vienen estas reflexiones?

En actualicese.co vemos con curiosidad y ansiedad los cambios que se avecinan, haciendo planes y definiendo rutas atrevidas hacia el futuro. Y hay muchos líderes de la profesión que también lo están haciendo.

Vemos con satisfacción que hay muchos colegas en la red que están entendiendo la necesidad de servir, de dar valor agregado, de regalar conocimiento para el crecimiento de la comunidad. Vemos que la academia ya asumió las riendas del mundo digital, y esperamos con mucha expectativa la llegada masiva de cursos digitales para nuestra profesión (aunque ya hay unos excelentes inicios).

¿Nosotros? Seguiremos fieles a nuestra misión: Elevar el Nivel Profesional del Contador Público. Y lo haremos evolucionando. Ya dimos nuestro primer paso el año pasado, cuando anunciamos nuestro viraje hacia el mundo de los medios de comunicación, apartándonos un poco del mundo académico que tanto nos gusta, pero que tantos profesionales excelentes tiene para suplirlo.

Y a eso viene la reflexión: a invitar al Contador Público a seguir el camino de la evolución, re-pensando nuestro papel en las empresas, en nuestro entorno.

Y cada uno de nosotros debe ser agente de cambio

Y así, el mundo no nos recordará como recordamos al lamentable Charles H. Duell, Oficinista despistado de Patentes.

Jose Hernando Zuluaga M.
CEO (Presidente y Fundador)
actualicese.co

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 28 enero, 2008
    (hace 14 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace