De lo que nos hemos perdido, por causa de la corrupción en Colombia – Auditool

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 8 noviembre, 2010

Basta con observar el desarrollo que en pocas décadas han podido cristalizar países como Alemania, China, Japón, quienes con su actitud respetuosa y una cultura emprendedora tanto de sus empresas como de sus gobiernos, han logrado posicionarse como modelos en desarrollo y calidad de vida, a pesar de las devastadoras pugnas internas como externas en el pasado.

Leia en estos días apartes de un hijo de inmigrantes Japoneses en México, CARLOS KASUGA OSAKA, sobre los aspectos más importantes de la cultura empresarial japonesa, presentada en la primera convención nacional de  emprendedores  universitarios:

Japón es un país del tamaño de Chihuahua y Aguascalientes juntas, pero tiene 124 millones de habitantes, tiene los 10 bancos más grandes del mundo, tiene el índice educativo y de longevidad más alto del mundo, tiene el índice de criminalidad más bajo del mundo y su producto nacional es igual a lo que producen Francia, Inglaterra y Alemania juntos”.

En otra parte de su intervención, menciona: “ Existen cuatro pasos para ser un empresario de excelencia. Estos pasos son: el bien ser, el bien hacer, el bien estar y el bien tener.

1. El bien ser:

Honesto, puntual y disciplinado. Por ejemplo: aquí están cerca de 600 personas. Si el conferencista llega 10 minutos tarde, estamos perdiendo 6,000 minutos en esta nación. Por eso no se puede jugar con el tiempo y menos con el tiempo de las demás personas

El principio fundamental del respeto: si no es tuyo debe ser de alguien. Si esta pluma te la encontraste en un escritorio debe ser de alguien, entonces devuélvela. Si te encuentras con un reloj o un anillo y no es tuyo, debe ser de alguien, si te encuentras una cartera tirada en la calle y no es tuya, debe ser de alguien y si te encuentras en una fiesta una mujer muy linda, y no es tuya debe ser de alguien. Y si todos respetáramos todas estas cosas, viviríamos mejor.

2. El bien hacer:

Haz las cosas bien. Si vas a nadar hazlo bien, y si vas a estudiar hazlo bien y si vas a hacer el amor hoy en la noche, hazlo bien entregándote totalmente a ello.

3. El «bien estar

Las gentes que son un- bien ser- y dan a la familia y a su escuela más de lo que recibieron, llegarán a este paso, y quienes siguen estos tres pasos en este orden, tarde o temprano llegaran a lograr:

4. El bien tener.”

Esta sencilla pero profunda reflexión, nos indica que países como Colombia requiere revisar profundamente  desde el núcleo familiar y las aulas su formación educativa basada en el respeto, donde la honradez, la puntualidad y la disciplina,  sean los baluartes de sus actuaciones, propiciando un cambio cultural profundo alrededor de éstos valores, que contra resten los efectos nocivos  de actuaciones pasadas.

¿Qué seria del Estado Colombiano?, ¿de sus empresas?, ¿de sus sectores?, ¿de su población?, ¿de su economía?, si se hubiese generado acciones de competitividad a través de unos Ferrocarriles Nacionales modernos; de una Caja Agraria y un INDERENA   forjadora de recursos hacía el agro; de un IDEMA eficiente regulador del mercado y los precios; de un Seguros Social atendiendo con prontitud y calidad el tema de la Seguridad Social; de un Ministerio de Obras contundente en el desarrollo de la Infraestructura Vial; de entidades dedicadas a la explotación de recursos naturales como ECOPETROL, CARBOCOL, generadoras del tema de las Regalías hacía la educación, la salud y la protección de los recursos naturales y del medio ambiente; de  unos Puertos marítimos y fluviales con flotillas modernas para exportar  con agilidad sus  productos en una economía globalizada como la de hoy; con  un ICT  en procura de mejor la calidad de vida de sus habitantes a través de vivienda digna, entre otras.

Hoy, muchas de estas empresas liquidadas o transformadas como consecuencia de su deficiente manejo,  después de malgastar o malversar el patrimonio público y dejar unos efectos nocivos fácil de evidenciar, como el de los cultivos ilícitos, los desplazamientos, la indigencia, el terrorismo, en fin, la descomposición del tejido social.

Pero como el pasado es pasado, lo dicho debe servir como memoria para no cometer los mismos errores y por el contrario corregirlos a través de la generación de una nueva cultura,.donde todos seamos participes de la transformación de nuestro país en busca de una mejor calidad de vida y  responsable de nuestras acciones.

Para reflexionar: –

“…tal vez estemos en un gran incendio, en una gran crisis política, social, económica y moral; pero yo les pido a ustedes que todos los días dejemos caer una o dos gotitas de sudor y de trabajo. ¡Si así lo hacen!, Su nación se los agradecerá y Dios los bendecirá”. (Carlos kasuga Osaka)

Hasta pronto,

Marco Hernando Bonilla Martínez *
Economista – Especializado en Control Interno y Auditoria.
Miembro de la Red de Conocimientos de Auditoría y Control Interno Auditool
www.auditool.org

* Economista – Especializado en Control Interno y Auditoria, docente Universitario con amplia experiencia y conocimiento en el campo de la Auditoría Integral, Control Interno y Finanzas del Sector Estatal, como pilares fundamentales en la estrategia del Mejoramiento Institucional

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…