¿De qué forma el aumento del salario mínimo afecta la contratación y despido de empleados?


10 septiembre, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Aumentar el salario mínimo es sinónimo de mayores costos para las empresas, lo que puede afectar la contratación e influir en el despido de empleados, toda vez que se espera que la demanda de mano de obra esté negativamente relacionada con el salario. Los costos extrasalariales también influyen.

En la publicación Reportes del Mercado Laboral –RML– del Banco de la República del mes de julio titulado Indicios de recuperación en un mercado laboral aún holgado, se afirma que, en Colombia, alrededor del 36 % de los asalariados devenga un salario mínimo, razón por la cual el efecto de los ajustes al salario mínimo mensual legal vigente –smmlv– sobre el empleo es un tema que genera discusiones.

Variables económicas tales como los precios de la economía, la productividad y el empleo pueden verse afectados al ajustar el salario mínimo. Desde esta publicación se asegura que aumentar el salario mínimo es sinónimo de mayores costos para las empresas, lo que puede afectar la contratación y despido, toda vez que se espera que la demanda por mano de obra esté negativamente relacionada con el salario.

“Este informe especial presenta evidencia de cómo un aumento del salario mínimo puede llegar a afectar el enganche de empleados y el despido de estos en las empresas”

«Aumentar el salario mínimo afecta directamente el costo de nómina de las empresas, ya que con el inicio de cada año estas deben ajustar el salario de sus trabajadores según lo concertado entre sindicatos y empresas o, si no se llega a un acuerdo, por lo fijado por el Gobierno mediante decreto en diciembre del año anterior», publica RML.

TAMBIÉN LEE:   Hoy comienzan las discusiones para definir aumento del salario mínimo para 2022
Este informe especial presenta evidencia de cómo un aumento del salario mínimo puede llegar a afectar el enganche de empleados y el despido de estos en las empresas. Para ello se utilizan los registros de pago de seguridad social de las empresas registradas en la planilla integrada de liquidación de aportes –Pila– entre 2009 y 2017.

Publicidad

Para observar el efecto que tendría un aumento del salario mínimo sobre el costo de la nómina de las empresas, se construye una medida del costo adicional en el que incurre una empresa si desea mantener el mismo personal con el que cuenta antes del incremento del salario mínimo. Esta medida se construye como la compensación salarial total a los empleados que cada organización debe realizar según el aumento, como proporción de la nómina total que pagaba la empresa antes del incremento.

Desde esta publicación también se afirma que los costos extrasalariales, como los impuestos a la nómina, tienen una relación negativa con el nivel de empleo de las empresas.

Empresas pequeñas enfrentan mayores sobrecostos asociados con el salario mínimo

Por su parte, las empresas pequeñas en las que la mayoría de sus empleados devengan el salario mínimo, son las que enfrentan mayores sobrecostos asociados con dicho salario como porcentaje del costo de la nómina. La publicación divide a las empresas en tres grupos, según la magnitud del sobrecosto: las menos afectadas, las más afectadas y las de la mitad. Las empresas que tienen un mayor costo de cubrir el aumento del salario mínimo son empresas pequeñas, que tuvieron menos de 10 empleados en promedio durante el período estudiado. Las empresas menos afectadas son firmas grandes, que tuvieron 57 empleados en promedio en el mismo lapso.

TAMBIÉN LEE:   Negociación del salario mínimo: se conocieron datos de productividad total de los factores e inflación

Este tipo de empresas presentan mayores tasas de despido y creación de empleo como porcentaje de su tamaño. Tomando los registros de pago de seguridad social de las empresas registradas en la Pila entre 2009 y 2017, «los resultados muestran que, en promedio en los siguientes tres meses de ajuste salarial, la respuesta de despidos es positiva y elástica, mientras que en cuanto a la creación ocurre todo lo contrario». Un incremento del 1 % en el costo de la nómina como resultado del ajuste del salario mínimo, incrementa en cerca de 3,3 % la tasa de despido y reduce la tasa de creación en 0,8 %.

Lo anterior quiere decir, desde el punto de vista de la publicación, que el impacto del aumento del salario mínimo sobre el crecimiento neto del empleo es negativo: en promedio, un incremento del 1 % en el costo de la nómina como resultado del ajuste del dicho salario implicaría una disminución aproximada de 18.000 empleos formales en el trimestre siguiente al ajuste. «Se evidencia un efecto negativo en el aumento del salario mínimo sobre el empleo formal, y uno positivo sobre la informalidad», se afirma.

Al analizar los efectos sobre los flujos laborales de las empresas de más de cincuenta empleados, el efecto sobre la tasa de despido es menor, según lo anteriormente mencionado, ya que es este tipo de empresa es la menos afectada respecto a las empresas de menor tamaño.

Material relacionado

TAMBIÉN LEE:   Retención en la fuente por venta de bienes raíces entre personas jurídicas y sociedades del SIMPLE

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 10 septiembre, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas: