Por un homónimo, Presidente del Consejo Técnico de la Contaduría recibe desautorización del Ministerio de Educación

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 27 mayo, 2008

A continuación está el Derecho de Petición elevado por el Dr. Rafael Franco Ruiz para aclarar la situación. Un molesto malentendido que afecta a uno de los representantes de la profesión.

Derecho de Petición

Bogotá, Mayo 22 de 2008.

Doctora:
MARITZA RONDON RANGEL
Directora de Calidad para la Educación Superior
Ministerio de Educación Nacional
Ciudad.

Respetada Directora:

El suscrito RAFAEL ANTONIO FRANCO RUIZ, colombiano, mayor de edad, identificado como aparece al pie de mi firma, en ejercicio del Derecho de Petición estatuido en el Artículo 23 de la Constitución Política de Colombia, en concordancia con los Artículos 17 y 19 del Código Contencioso Administrativo, con todo respeto, me permito formular las peticiones que adelante se detallan con base en los siguientes.

HECHOS

Su despacho ha estado remitiendo una carta dirigida a rectores de instituciones de educación superior, mediante la cual, ¨El Ministerio de Educación Nacional se permite informar que los señores Rafael Franco y Jorge Luis Palacio Albornoz, no son funcionarios, ni asesores del Ministerio para procesos de registro calificado, no tienen ningún vinculo personal, ni profesional con ninguno de sus funcionarios y no están autorizados para representar al Ministerio de Educación Nacional en ninguna instancia. Por lo anterior solicito a la comunidad educativa abstenerse de realizar con ellos cualquier trámite que tenga que ver con la obtención de registro calificado¨.

Mi nombre es Rafael Franco Ruiz, identificado con cédula de ciudadanía No. 19.103.443 expedida en Bogotá, soy contador público de profesión y nunca he ofrecido el tipo de servicios por ustedes mencionados, como tampoco conozco al señor Jorge Luis Palacio Albornoz.

En mis actividades profesionales y con fundamento en mi prestigio académico, presto servicios a instituciones de educación superior, no solo en la docencia sino en el diseño de programas educativos, especialmente a nivel de posgrados.

Su comunicación ha puesto en tela de juicio mi buen nombre y son ya varias las entidades educativas que me manifiestan su preocupación, dado que he tenido, tengo o estoy en posibilidad de tener nexos académicas con ellas en las actividades mencionadas en el párrafo anterior.

PETICIONES

1- Se me indique cuales son los fundamentos probatorios en que fundamenta su oficio, que datos confirman que soy la persona que presuntamente realiza trámites en nombre y representación del Ministerio de Educación o de sus funcionarios.

2- Si no se trata de acusaciones contra mi, se me explique porque se remiten este tipo de oficios, sin establecer la plena identidad de los presuntos implicados, pues de tratarse de un homónimo se me ha causado daño moral y posiblemente patrimonial, dado el tipo de actividades profesionales que realizo.

3- Si se verifica, como ha de ser, que el presunto responsable de las actividades por ustedes denunciadas no soy yo, se proceda a reivindicar mi buen nombre, por los mismos medios y con la misma difusión del que se realizó para denigrar y destruir mi prestigio profesional y académico.

4- Se de explicación de los fundamentos jurídicos con base en los cuales se emiten este tipo de comunicaciones sin establecer plenamente la identidad de los presuntos implicados, pues de ello se derivan afirmaciones injuriosas que menoscaban el prestigio y la moral de muchas personas.

Cordialmente,

RAFAEL ANTONIO FRANCO RUIZ
C.C. 19.103.443 de Bogotá D.C.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…