«Desigualdad de ingresos en Colombia es de las más altas y el sistema tributario hace poco para reducirla»


2 junio, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Pascal Saint-Amans dice que los regímenes preferenciales del IVA no son efectivos para lograr la redistribución y aumentan la regresividad del impuesto, en lugar de reducirlo.

Hay un espacio significativo para ampliar la base del IVA y explorar el uso de alternativas más efectivas y mejor focalizadas.

En entrevista con Actualícese, Pascal Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE indica que las crisis crean oportunidades para que los países mejoren el diseño de sus sistemas tributarios.

¿Cuál es su balance de las medidas tributarias tomadas por los diversos gobiernos respecto al COVID-19?

Los países, con el paso del COVID-19, han tomado medidas para mantener a flote sus negocios y hogares.

El tipo más común de medida fiscal para mejorar la liquidez de las empresas y el flujo de caja de los hogares ha sido el aplazamiento de los pagos de impuestos y las obligaciones de cumplimiento.

Tres cuartos de los países de la OCDE y del G20 han introducido medidas para permitir el aplazamiento de los pagos de impuestos, generalmente para los impuestos que requieren pagos mensuales o trimestrales.

La mayoría de los países de la OCDE y el G20 también han implementado esquemas de garantía de préstamos, con los cuales el Gobierno garantiza todo o parte del valor de los préstamos bancarios otorgados a empresas elegibles.

Aunque los países han implementado estas medidas de varias maneras, un número significativo de ellos optó por grandes esquemas dirigidos a varios tipos de empresas y sectores.

Además, la mayoría de los países de la OCDE / G20 han introducido medidas para proporcionar apoyo a los ingresos de los hogares, generalmente a través de mayores beneficios en efectivo dirigidos a los hogares más vulnerables.

TAMBIÉN LEE:   Reconocimiento tributario de pago con cheques de gerencia no escriturados en venta de bienes

Los países han seguido diferentes enfoques; muchos decidieron proporcionar mejores prestaciones por enfermedad o beneficios por desempleo (mayor elegibilidad, aumento de la cantidad de prestaciones). Una gran mayoría de los países de la OCDE y del G20 han introducido esquemas de trabajo a corto plazo, esquemas de desempleo parcial o de subsidio salarial pagados al empleador.

Estas medidas permiten a las empresas retener a los trabajadores que de otro modo habrían sido despedidos (debido a la disminución de la actividad económica), a través de subsidios públicos pagados al empleador o al empleado.

También hemos visto que algunos gobiernos apuntan a algunas medidas impositivas en apoyo del sistema de salud (aranceles de importación reducidos o tasas del IVA sobre productos médicos, mayores incentivos fiscales para donaciones al sector médico o exenciones impositivas para empresas que ayudan a combatir el nuevo coronavirus).

En Colombia se tomó la medida de devolver el IVA a los más necesitados. ¿Esta debería extenderse para los años que vienen?

Colombia promulgó recientemente una reforma para la introducción de un «esquema de compensación del IVA», que implica la provisión de transferencias de efectivo a los hogares de bajos ingresos.

La OCDE acoge con beneplácito esta reforma que introduce una transferencia de efectivo dirigida a los hogares pobres para compensar el IVA que pagan por los bienes y servicios que consumen.

El esquema de transferencia de efectivo se implementó un poco antes de lo previsto, para proporcionar apoyo financiero urgente a las familias de bajos ingresos en respuesta al COVID-19.

Esto sigue las buenas prácticas en algunos otros países de la región, que ampliaron sus programas de transferencia de efectivo para llegar a los trabajadores de la economía informal.

“La desigualdad de ingresos en Colombia se encuentra entre las más altas del mundo y el sistema tributario hace poco para reducirla”

Esta reforma, con el tiempo, permitirá al Gobierno ampliar la base del IVA, que también es bienvenida por la OCDE.

TAMBIÉN LEE:   "Ley de propiedad horizontal, después de dos décadas tiene vacíos y oportunidades de mejorar"

¿Qué se debe hacer para evitar la regresividad del IVA?

La desigualdad de ingresos en Colombia se encuentra entre las más altas del mundo y el sistema tributario hace poco para reducirla.

Los regímenes preferenciales en el sistema del IVA de Colombia no son efectivos para lograr la redistribución; de hecho, aumentan la regresividad del IVA, en lugar de reducirlo.

Los ingresos perdidos de estos regímenes preferenciales son considerables: el costo de las exenciones del IVA y las tasas reducidas se estima en aproximadamente el 0,5 % del PIB; y el costo de no gravar las actividades excluidas, como la construcción, la electricidad, el transporte, la educación, los servicios financieros y otros, se estima en alrededor del 2,4 % del PIB.

El ingreso total del IVA como parte del PIB se estima en 5,8 % en 2019. Muchos de estos elementos no son esenciales para la población vulnerable y generalmente están sujetos al IVA en otros países de América Latina y la OCDE.

Lo anterior sugiere que hay un espacio significativo para ampliar la base del IVA y explorar el uso de alternativas más efectivas y mejor focalizadas, como los sistemas de transferencia de efectivo para apoyar a los pobres.

En este contexto, damos la bienvenida y apoyamos ampliamente la reforma propuesta.

A funcionarios y pensionados que ganan 10 millones de pesos o más se les está cobrando un impuesto solidario. ¿Es un paso inicial pensando en un impuesto para los ricos?

En esta etapa de la crisis, la OCDE considera que es demasiado pronto para hablar sobre medidas de consolidación fiscal.

La prioridad para el Gobierno debe ser garantizar un reinicio sin problemas de la economía, que permita a las empresas retomar sus actividades, y a los hogares continuar trabajando y consumiendo, de modo que los costos presupuestarios de esta crisis puedan permanecer tan limitados como sea posible.

TAMBIÉN LEE:   "Proyectos que buscan modernizar la contaduría pública y la revisoría fiscal no tienen pies ni cabeza"

Por lo tanto, la prioridad clave para el Gobierno es continuar las medidas que mantienen a flote a las empresas y los hogares, para que puedan pasar por la crisis y retomar sus actividades lo antes posible.

Una vez pasada la pandemia, ¿de qué forma se debe reinventar el sistema tributario del país?

Si bien no haríamos el llamado de que los sistemas tributarios necesitan reinventarse, preferiríamos argumentar que los sistemas tributarios deben ajustarse a los nuevos desafíos y situaciones que han surgido.

Los gobiernos querrán ayudar a sus negocios y hogares a reiniciar sus actividades de manera fluida.

La crisis crea una oportunidad para que los países mejoren el diseño de su sistema tributario y lo alineen con las mejores prácticas internacionales.

Esto implica que cualquier medida tomada deberá estar alineada con una buena política fiscal; las medidas que van en contra de los principios estándar de la política fiscal deben evitarse tanto como sea posible.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 2 junio, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace