Despedir a una trabajadora embarazada que no informó su gravidez no genera sanciones para el empleador

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 18 junio, 2008

Tras múltiples fallos, la Corte Constitucional hace claridad sobre la terminación del contrato de trabajo a la mujer gestante.

Si bien la Corte Constitucional sostenía que la terminación del contrato de trabajo en las mujeres embarazadas se presumía que era por causa del embarazo, el alto tribunal ha hecho claridad mediante la Sentencia T-132 de 2008.

Esta sentencia sostiene que el empleador debe conocer o presumir por hechos notorios el estado de gravidez de la mujer, de lo contrario el despido es válido y no genera sanciones para el empleador.

¿Cómo se debe hacer un despido de una mujer embarazada?

Si bien la mujer gestante goza del derecho a la estabilidad laboral reforzada, lo que significa que a pesar de tener un periodo fijo debe tener una permanencia por el tiempo que dure el embarazo y el tiempo de licencia remunerada, es necesario que notifique su estado oportunamente; esto, a menos que el embarazo sea suficientemente notorio por los cambios físicos que sufre el cuerpo de la madre, que para la Corte Constitucional se da a partir del quinto mes de gestación.

De no notificarlo, la terminación del contrato es válido y el empleador no será castigado con las sanciones que conlleva el fuero materno como el pago de la licencia de maternidad y la reincorporación al puesto de trabajo.

Si el empleador conoce del embarazo, bien sea por la notificación oportuna o por el hecho notorio, el despido por justa causa debe mediar autorización previa del Inspector de la Oficina del Trabajo.

¿Y si renuncia voluntariamente la embarazada o durante la licencia de maternidad?

El Ministerio de Protección Social en su Concepto 11566 de enero 16 de 2008 asegura que si una trabajadora embarazada renuncia voluntariamente, el empleador solo tiene obligaciones hasta que termine la relación laboral.

Tales obligaciones son las salariales y prestacionales, y de seguridad social, pero no pagará licencia de maternidad si la renuncia es durante el periodo de embarazo o durante el período de licencia remunerada.

Esta se pagará hasta el día del retiro y por supuesto, la mujer embarazada al renunciar voluntariamente en forma libre y espontánea sin ninguna presión, pierde también el derecho a solicitar de manera posterior la reincorporación al puesto de trabajo.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…