Diagnóstico financiero, actividad fundamental para la gestión organizacional

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 6 julio, 2016

Diagnóstico financiero, actividad fundamental para la gestión organizacional

En el mundo organizacional es fundamental que las entidades hagan periódicamente una autoevaluación de su gestión, lo cual les permita determinar el estado de su situación financiera. Lo anterior a fin de verificar si se está cumpliendo con el objetivo y las metas trazadas, al tiempo que se identifiquen los factores que inciden en los resultados.

“Este tipo de actividades le permiten a las  empresas identificar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas”

La realización de diagnósticos financieros toma aun más importancia si se tiene en cuenta que la identificación de falencias en la organización es una alarma para estudiar los impactos a futuro y tomar los correctivos pertinentes en el momento oportuno. Este tipo de actividades le permiten a las  empresas identificar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

A la hora de ejecutar un diagnóstico financiero, el preparador de la información deberá buscar respuestas a diferentes consultas, como las siguientes:

  1. ¿Se cuenta con la cantidad y calidad de activos necesarios para cumplir con los objetivos financieros?
  2. ¿La entidad está utilizando eficientemente sus activos?
  3. ¿Cuál es el margen de utilidad de la compañía y qué elementos están incidiendo sobre este dato?
  4. ¿La organización está creando o destruyendo valor?
  5. ¿Se están utilizando eficientemente los recursos?
  6. ¿La entidad cuenta con óptima capacidad de planta y la está explotando adecuadamente?

El papel de la información financiera en un diagnóstico financiero

No puede negarse que la información que se extrae de la gestión financiera de la entidad, controlada a través de la contabilidad, es un insumo de suma importancia  en las empresas, pues este sistema además de ser muy completo es fiable y facilita la toma de decisiones para la proyección comercial de las empresas.

Sin embargo, no puede obviarse que el propósito de la información financiera es diferente al que persigue un diagnóstico financiero, pues la primera debe responder a unos intereses de mercado con los que están alineados, por ejemplo, con los Estándares Internacionales de Información Financiera y en ocasiones incluso a otros intereses fiscales como actualmente lo hace el estándar local  de contabilidad, el cual seguirá vigente durante 4 años hasta que se logre equiparar ambos tipos de información.

Existen varias razones por las que la información financiera no es suficiente a la hora de realizar un diagnóstico financiero; entre estas se destaca el hecho de que la contabilidad actualmente no contemple el valor temporal del dinero –las operaciones solamente pueden ser representadas en unidades monetarias, con lo cual se omite información cualitativa de suma importancia, como el clima organizacional, la resistencia al cambio o las estructuras de poder en la empresa.

Adicionalmente, la información financiera que se presenta en los informes contables puede verse sesgada por las decisiones no estandarizadas del contador a la hora de tomar decisiones bajo su responsabilidad y buen criterio profesional y en ocasiones por la posibilidad de que la entidad autorice prácticas deshonestas como la “doble contabilidad” o la “cosmética contable”.

En todo caso, como se indicó más arriba, la información financiera es una base fundamental para cualquier proceso de evaluación y por tanto constituye un insumo básico para la realización del diagnóstico financiero de la empresa.

Métodos para la ejecución de un diagnóstico financiero

Para evaluar los estados financieros de una empresa, los métodos más conocidos son:

  • Mediciones directas: estrategia en la que se comparan las cifras contables y los valores del mercado; para tal fin pueden obtenerse datos como capital de trabajo neto y rendimiento del patrimonio.
  • Mediciones indirectas: indaga por información implícita en las fuentes básicas; el indicador de estructura del capital es  un ejemplo, ya que permite observar en manos de quién está realmente el control de la organización.
  • Reconstrucción de operaciones comerciales: indaga por el marco contextual que antecede una variación significativa de la estructura financiera; en el caso de un aumento considerable de las cuentas por pagar, el preparador deberá indagar no solamente por las fuentes de financiamiento, sino por las razones que han llevado a la entidad a incurrir en este tipo de costos.
  • Análisis de tendencias o de series de tiempo: evalúa las mediciones realizadas a lo largo de un tiempo determinado, sobre elementos como los resultados históricos de la empresa, el cumplimiento de las metas trazadas y el resultado de los indicadores obtenidos.

Técnicas utilizadas en la realización de un diagnóstico financiero

Aunque cada preparador puede inclinarse por una u otra metodología para la realización de este tipo de estudios empresariales recurriendo más a su experiencia, el tipo de organización y las necesidades proyectadas, algunas de las técnicas más recurrentemente utilizadas son:

  • Análisis horizontal de estados financieros comparativos.
  • Análisis horizontal con base a un año que facilita el esclarecimiento de series de tendencia mediante un número índice.
  • Análisis vertical o análisis sin estructurar que toman como referencia la evaluación de estados financieros con base cien.
  • Análisis de índices o razones financieras.
  • Análisis del flujo de fondos.

Material relacionado:

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

Precio regular: $999.000/año

Hoy $699,900*/año

$999,000/20 meses