Dígale adiós a las deudas viejas


22 junio, 2011
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El bolsillo de los colombianos parece ser que está más educado cuando de finanzas y deudas hablamos. Las entidades bancarias consideran que los clientes mejores pagas son los más pobres y los más ricos. Todo indica que los costos de los productos bancarios no están espantando a los colombianos.

Se dice que la prima es un dinero que cae del cielo justo para pagar deudas. Recuerde que una deuda mal manejada, puede afectarle su historial crediticio y privarlo del acceso al sistema financiero y terminar pagando intereses altos.

Lo positivo del asunto es que después que desapareció el polémico sistema Upac en 1994 y 1995, dejó una lección positiva. Más de una década después, la mayoría de los hogares y personas están cumpliendo mejor con sus obligaciones financieras y en materia de servicios públicos.

Para la muestra un botón. Actualmente, según cifras del Banco de la República, la cartera bancaria regional es hoy de $16,3 billones, y menos del 4% está en algún grado de mora. A mediados de los años 90 la cartera de consumo vencida o mala representaba el 13%.

El sube y baja de las deudas

Por otra parte y según la Superintendencia Financiera, los créditos crecieron 16,4%, al ubicarse en 174,3 billones de pesos, y la cartera vencida cayó 18,4% anual a 5,7 billones de pesos. Lo que más llama la atención es que la caída en el saldo vencido no coincide con que los usuarios se estén endeudando menos. Al contrario: esto se presenta justo en momentos en que la cartera de créditos crece a tasas superiores.

El superintendente financiero, Gerardo Hernández, le dijo a El Tiempo que la mejora en la calidad de la cartera es un reflejo de la recuperación de la economía colombiana. Pero a un entorno de bajas tasas de interés e inflación controlada, se suman otros factores.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Balance de inclusión financiera en Colombia

En medio de la crisis del 2008 y el 2009, hubo quienes optaron por cumplir anticipadamente con las obligaciones contraídas con la banca, en la medida en que existían temores de perder el empleo.

Por el lado del crédito de consumo, que incluye préstamos de libre inversión y tarjetas de crédito, entre otros, la tasa de morosidad cayó 2,4 puntos en un año y ahora está en 5,1%. En microcrédito el índice está en 4,9%, mínimo histórico. Varias entidades bancarias consideran que los clientes ‘mejores pagas’ son los más pobres y los más ricos. Además, la gente cuida su vivienda, pues en crédito hipotecario la morosidad es de 3,4%.

Colombianos no le temen a la bancarización

Actualmente en Colombia, el 62% de la población adulta tiene algún producto financiero, mientras que en 2009 el porcentaje correspondía a 56,8%. Así lo publica La República.

Lo anterior, significa que el crecimiento en bancarización fue de 11,4%, ya que en septiembre de 2010, 18,4 millones de colombianos tenían algún producto bancario, mientras que un año atrás, la cifra era de 16,5 millones.

Las cuentas de ahorro son los productos que más aportan a este proceso, según Daniel Castellanos, vicepresidente Económico. de Asobancaria.

Un dato

Los mayores de 40 años son las personas que registran un mayor nivel de endeudamiento; mientras el mayor porcentaje de saldos en mora lo tienen las tarjetas de crédito, seguidas por los créditos de libre inversión, vehículos y el crédito hipotecario.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 22 junio, 2011
    (hace 11 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace